mayo 6, 2021 12:48 AM

Los penales en disputa: Luchan por su control las corporaciones policiacas

CECJUDE. Instalaciones de Mazatlán.
CECJUDE. Instalaciones de Mazatlán.

Cayetano Osuna/Mazatlán/Luis Fernando Nájera/ Los Mochis

“Le armaron un ‘cuatro’ a la Martina”, fue el reporte que desde el interior del penal de Los Mochis llegó a Ríodoce, luego de que destituyeron a la directora Martina Guadalupe López Flores, a causa del motín del Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito (CECJUDE), donde fueron heridos cinco reos.

“Fue una treta que le armaron para pegarle un duro golpe a Chuytoño, para destituir a su protegida”, afirma el reporte.

Una fuente extraoficial del penal de Los Mochis sostiene que el motín habría sido planeado por los internos y el comandante de custodios por presuntas órdenes del encargado de la dirección de la Policía Estatal Preventiva, José Jaime Valdez Avitia, el Jimy, y por Héctor Manuel Castillo Medina, subsecretario de Seguridad Pública, Prevención y Reinserción Social del Estado.

Según dicha información, Castillo Medina le habría ordenado a Valdez Avitia que operara el “cuatro”, para poner a su amigo José Joel Lugo Sepúlveda en la dirección del penal de Los Mochis, en donde ya habría estado antes, para ser relevado del cargo justamente por Martina Guadalupe, en febrero del 2014. Este había estrenado el cargo en marzo del 2013.

“Ya que a José Joel Lugo Sepúlveda lo sacaron de Mazatlán, por la presión que metió esta directora Martina López Flores… y el subsecretario agarró personal el problema de su protegido, quien dicen que controla (ba) los ingresos ilegales de las cuotas en los penales (de Sinaloa)”, detalla.

“José Joel Lugo Sepúlveda, asegura el reporte, tiene como compinche al comandante Roberto Merinos Portillo y éste salió mal de Los Mochis y controlaba los ingresos de cuotas y cobros del penal”.

“El subsecretario (Castillo Medina), abunda, protege al Jimy y lo deja de encargado de la Policía Estatal Preventiva (PEP), y a José Joel lo protege cuando sale del penal de Mazatlán y lo mantiene en Culiacán”.

“(Todo lo anterior), enfatiza, esperando golpear a la directora Martina y lo planea junto con el comandante Roberto Merinos Portillo, ya que este tenía el control del penal de Los Mochis”.

“(Roberto Merinos) estaba, añade, en el penal de Mazatlán (donde) por presiones que tenía de tantos problemas con abogados, visitas (de familias de los internos), y el mes de diciembre pasado comete tantos errores que denuncias anónimas llegaron a la prensa, cuando estuvo en Mazatlán”.

“Y (ahora) el subsecretario Héctor Manuel Castillo lo manda a Los Mochis, para que siga el negocio jugoso que maneja el comandante Merinos y el director José Joel”, critica.

“En Mazatlán, señala, Roberto Merinos tenía amedrentado al director Rafael Báez Sidar y éste le tenía miedo por el control de los internos del comandante
Merino tenía a su lado a un equipo de custodios que les dio mando por la fuerza que tenían en las extorsiones con las visitas y con los módulos del penal de Mazatlán”.

“Estos son (los custodios) Arnulfo Morales Pérez, el Vaquero; José de Jesús Morales Ovando, el M4 y Roberto Merinos Portillo, el Cromo”.

Sostiene que también se tiene conocimiento de que  cuando de la ciudad de México, ordenaron dar de baja a los elementos que reprobaron el examen de Control y Confianza, el subsecretario Héctor Manuel Castillo Medina ordenó que no dieran de baja a sus elementos de confianza.

“Los elementos son Jaime Valdez Avitia, (encargado de la PEP); José Joel Lugo Sepúlveda (actual director de Los Mochis); Roberto Merinos Portillo, Arnulfo Morales Pérez y José de Jesús Morales Ovando.

“Y una cantidad mayor, indica, que otros jefes protegieron y que no informaron a los secretarios, ya que ellos están a cargo de operaciones especiales”.

“La información, contenida en las listas, dice, se puede corroborar con Víctor Hugo Angulo, funcionario de Control y Confianza, con sede en Culiacán” .

“Se puede constatar, insiste, que dichas listas se entregaron en la ciudad de México, y a los alcaldes de todos los municipios del estado, y éstos las entregaron a los secretarios de Seguridad Pública de los municipios respectivos”.

“Es inconcebible que Genaro García Castro, secretario de Seguridad Pública, que presume de honesto, no se dé cuenta de las irregularidades cometidas por sus subordinados”, considera.

“Por eso es importante que se desenmascare esta mentira y que la lista de los reprobados de Control y Confianza salga a la luz pública y que se publiquen las listas y ver la verdad porque el pueblo merece conocerla”, exige.

RAFAEL BÁEZ. Amedrentado.
RAFAEL BÁEZ. Amedrentado.

 

Cese político
Fue el 3 de marzo de 2012, cuando Martina Guadalupe López Flores asumió la dirección del penal de Mazatlán, presidida de la fama de venir apoyada por  el director de la Policía Ministerial del Estado, Jesús Antonio Aguilar Iñiguez, Chuytoño, y del entonces secretario de Seguridad Pública, Francisco Manuel Córdova Celaya.

La llegada de López Flores se había dado en el contexto de que el 26 de febrero de 2012, en una presunta sorpresiva revisión realizada por elementos de la Policía Ministerial del Estado, Estatal Acreditable, Armada y Ejército, encontraron 26 charolas de cerveza, con 24 latas cada una, armas punzocortantes, mariguana y bolsitas para “engrapar” y papel para forjar cigarrillos.

Joaquín Melquíades Cervantes Gutiérrez, entonces director del Centro de Ejecución Jurídicas del Delito de Mazatlán, dijo en aquella ocasión que su cese había sido político y no porque habían encontrado las 26 charolas de cerveza.

“No fue por el aseguramiento de cerveza y puntas, no era motivo, no puede ser por ello, yo solicité la revisión ante los rumores de que se había introducido cerveza al penal, no puede ser la lógico; son cambios políticos que se dan, nosotros estamos muy tranquilos”, argumentó entonces Cervantes Gutiérrez.

En ese escenario llegó al penal de Mazatlán Martina Guadalupe López Flores, para después, en 2014, dejar discretamente el CECJUDE del puerto y reaparecer como directora del penal de Los Mochis, donde la semana pasada fue cesada.

El motín
La riña entre dos grupos de internos por defender el honor de la mujer de uno de ellos ocurrió, según las autoridades, en cuestión de minutos, y luego dio paso a un motín en el área de Máxima Uno, el módulo de sentenciados del fuero común en el CECJUDE en el ejido Felipe Ángeles, al poniente de Los Mochis.

A punta de bala, el grupo Elite de la Policía Estatal Preventiva controló el borlote, con saldo de cinco reos lesionados. Según un comentario médico, las lesiones eran desde golpes contusos, cortantes por arma blanca y punzocortantes, hasta de esquirlas de bala.

Los reos heridos ingresaron al Hospital General, y tras una valoración rápida y las debidas curaciones, los abandonaron. Estos son Martín Armenta Cannobio, Jesús Ramiro Castro Acosta, José Francisco Castro Valenzuela, Sabdiel García Jaramillo y Alberto Abdiel Ávila Herrera.

En la misma tarde de ese lunes aciago, Jaime Valdez Avitia reveló que fueron los reos los que dispararon entre sí. Y para reforzar su dicho, reveló el hallazgo de dos pistolas reglamentarias. Sin embargo, no mostró casquillo percutidos, en tanto que desde el interior de la cárcel fueron mostrados cascajos calibre 2.23 milímetros vacíos.

No dijo en dónde y a quién le encontraron las pistolas.

La trifulca de internos ocurre cinco días después de que el preso sentenciado por homicidio, Francisco Roz Torres, tratara de fugarse vestido de mujer.

Al ser atrapado en una de las aduanas, el convicto tomó de rehén a una visitante y armado con una pistola buscó abrirse paso hasta la calle.

Los celadores evitaron la fuga y controlaron la situación.

Todos los presos involucrados en los dos casos de insubordinación carcelaria fueron trasladados al penal de Culiacán.

Para el abogado Martín López Félix, ex presidente de la Asociación de Abogados Roberto Pérez Jacobo, los casos de escándalo en la cárcel de Felipe Ángeles fueron burdos teatros armados por la autoridad penitenciaria para justificar un cese, el de la alcaide.

Cambios políticos
2012. Martina Guadalupe López Flores, llega a dirigir el penal de Mazatlán, presidida de la fama de que tenía el apoyo de Chuytoño.
2014. Reaparece como directora del CECJUDE de Los Mochis, donde fue cesada a causa del motín de 5 de enero de 2015. Aseguran que fue un “golpe” a Chuytoño.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 953
02 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.