mayo 16, 2021 12:44 AM

¡Defenderé el archivo como perro, aunque muera de rabia!: García Cortés

adrián 2

Emma Leyva

“Siguiendo una frase inolvidable del presidente López Portillo…”

“Me dije: ¡Defenderé el archivo como perro, aunque muera de rabia! Todavía no me ha llegado la rabia; así que todavía hay perro que ladre…”
Así finalizó su discurso el cronista, historiador y periodista Adrián García Cortés, durante el Cuarto Foro Regional de Zona noroeste en septiembre de 2014.

Adrián García Cortés, apasionado defensor del archivo y patrimonio histórico, entregó gran parte de su vida a la preservación del archivo en
Sinaloa. Su tenacidad lo llevó a lograr avances inimaginables en una entidad donde la destrucción de los archivos y su poca valoración eran muy común.

Su labor como cronista oficial de la ciudad lo colocó como un personaje icónico. Su hambre y deseo por la conservación de la historia, su espíritu incansable y su compromiso con el pasado demostraron su gran entrega a la magnífica tarea de ser cronista.

El pasado 27 de diciembre, a la edad de 90 años, falleció Adrián García Cortés, el mayor representante de la crónica en Culiacán e impulsor de la protección de los archivos históricos. Aunque su partida pesa y duele, dejó un legado que no termina.

Logró formar a gran cantidad de archivistas e inculcó su amor por el rescate del archivo. Abrió una brecha hacia la abolición de la ignorancia y apatía por la conservación de los archivos históricos municipales y estatales.

Proveniente de una familia humilde de pescadores y nacido en Guamúchil el 8 de septiembre de 1924, Adrián García Cortés, desde muy chico tuvo que trabajar y estudiar para salir adelante, desde vender dulces hasta laborar como repartidor de periódico.

Logró terminar la primaria y empezar sus estudios de secundaria en Los Mochis, ciudad donde rescató una imprenta abandonada y empezó un proyecto periodístico, para ese tiempo ya se había empapado de la vocación del periodismo.

Estudió en la Facultad de Filosofía y Letras del Centro Cultural Universitario (hoy Universidad Iberoamericana) para posteriormente, en Madrid, España, cursar una especialidad en la Escuela Oficial de Periodismo y Relaciones Públicas.

adrian 1

En una entrevista otorgada a un diario local, Adrián García mencionó: “Nací con la crónica ya metida en el alma, desde que yo recuerde, desde los 10 años yo ya quería aprender a escribir”.

Como periodista escribió en algunos diarios de la entidad, y en periódicos nacionales como La Nación, El Universal, Revista de América y El universal Grafico, entre otros.

También publicó diversos libros: Los huicholes, Presa Netzahualcóyotl, México Tenochtitlán, Historia de la Plaza de la Constitución, López Portillo: Raíces en Sinaloa, El quehacer del periodista y uno más sobre el Polyforum Siqueiros.

Después de años de radicar en la capital del país, en 1996 regresa a Culiacán, donde por azares del destino comienza su trabajo en el rescate de los archivos históricos.

Para 1997 se crea el instituto La Crónica de Culiacán y el 21 de abril de 1998, Adrián García Cortés es declarado Cronista Oficial de la ciudad de Culiacán.

A partir de este suceso, García Cortés se dio a la tarea de impulsar la creación del Archivo General Municipal y el Palacio de la Memoria, edificio que orgullosamente lleva su nombre.

A pesar de su avanzada edad, su labor como cronista no claudicaba. Trabajaba en un segundo tomo del trabajo de investigación sobre Nuño de Guzmán, en los archivos de las Indias en la ciudad de México y estaba por publicar su libro del Cerro de la Memoria de Los Mochis.

A su partida, compañeros y amigos comentaron sobre su fallecimiento; Gilberto López Alanís, director del Archivo Histórico de Culiacán, dijo que “su legado es importante, demostró una gran responsabilidad, claro, a su estilo y luchó por la creación de la de ley general de archivos, creo que al final su saldo fue positivo y es digno de admirar su auténtica lucha por el rescate del archivo”.

Nicolás Vidales Soto, cronista, comentó que “el ejemplo que él puso, construir una organización a partir de la nada, donde unió la experiencia de los historiadores de las comunidades, de los pueblos y de los ranchos, con la juventud estudiosa egresada de la facultad de historia, esa conjunción es una demostración que la experiencia y la juventud sí pueden marchar juntas”.

Todavía en septiembre pasado, cuando seguía con su férrea lucha para la promulgación de la Ley General de Archivos, García Cortés decía que “en Sinaloa, para bien o para mal, el archivo histórico ha sido el paradigma cultural de los pueblos, por aquello de que “pueblo sin historia tiende a desaparecer”, y los escasos apoyos que le han dado han sido sólo para el registro de su existencia”.

Descanse en paz don Adrián García Cortés.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.