mayo 11, 2021 8:14 AM

El caso 43 “destapa” tráfico de armas alemanas a México

RESPONSABLES. Los estudiantes fueron atacados por la policía municipal y entregados a narcos.
RESPONSABLES. Los estudiantes fueron atacados por la policía municipal y entregados a narcos.

La Procuraduría General de la República (PGR) no tiene conocimiento que armas utilizadas en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa el pasado 26 de septiembre, hayan sido parte del operativo Rápido y Furioso que, según expertos, benefició principalmente al Cártel de Sinaloa; todo lo contrario, las armas usadas son de manufacturación alemana y llegaron mediante una nueva ruta de trafico a territorio mexicano, observa un medio alemán.
El diario Tages Zeitung TAZ habría accedido a expedientes clasificados de la PGR la semana pasada, indicando que los archivos judiciales a los que tuvieron acceso precisan que al menos 36 armas decomisadas a elementos de la policía de Iguala son G-36, producidas por la empresa Heckler & Koch, y que desconocen cómo entraron esas armas a México.
Este hecho encendió las luces rojas de organismos como Desarma México, que el 23 de septiembre presentó una demanda contra el gobierno de México, exigiéndole que finque responsabilidades contra los funcionarios mexicanos que resulten responsables por permitir la entrada de miles de armas a territorio nacional.
“No es posible que no sea suficiente con las armas que entraron a México mediante el operativo Rápido y Furioso, sino que ahora también entra armamento desde Europa”, dijo Desarma México mediante un comunicado.
Además de las armas alemanas, los policías de Iguala utilizaron fusiles de asalto italianos Beretta tipo SCP 70/90 y fusiles AR-15 producidos por la empresa estadounidense Colt. En el documento se precisa que el gobierno de México “desconoce cómo llegaron esas armas a una fuerza policial oficial, cuando su exportación está estrictamente prohibida en Alemania”.
Esta sería una nueva ruta de tráfico de armas a México, luego del escándalo de Rápido y Furioso, ocurrido desde finales de 2010 y hasta la fecha, cuando el agente del ATF, John Dodson, destapó toda una cloaca que involucraba a decenas de agentes de esa dependencia estadounidense y del Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDOJ).
POLICÍA DE IGUALA. Con armamento alemán prohibido en México.
POLICÍA DE IGUALA. Con armamento alemán prohibido en México.

Sin embargo, según documentación sobre los sitios dónde se han encontrado armas que formaron parte del fallido operativo, a la cual Ríodoce tuvo acceso, el mapa redunda en lugares de Sinaloa, Sonora y Chihuahua, pero en ningún momento se precisan sitios al sur del país, y ello han señalado expertos y expedientes del USDOJ, se debe a que Rápido y Furioso estaba diseñado para beneficiar al Cártel de Sinaloa, particularmente a la fracción comandada por Joaquín el Chapo Guzmán, quien durante ese tiempo sostenía una cruenta guerra con el Cártel de Juárez.
En el caso de Guerrero, la zona era controlada por dos grupos rivales que en su momento pertenecieron al Cártel de los Beltrán Leyva; uno de ellos eran los Rojos y los otros Guerreros Unidos, los principales sospechosos de levantar y desaparecer a los 43 estudiantes de Ayotzinapa.
Fueron precisamente las autoridades de Guerrero, quienes confirmaron el pasado 1 de octubre, que los estudiantes normalistas fueron atacados con armas largas, según dijo en su momento el Procurador General de Guerrero, Iñaky Blanco Cabrera, y que las 30 armas de fuego pertenecían a la policía municipal de Iguala, luego de un estudio de balística realizado a los casquillos encontrados durante la persecución de los estudiantes.
“La policía del estado abrió fuego contra los estudiantes durante el desalojo. Dos jóvenes murieron: Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús”, reveló entonces Blanco Cabrera en conferencia de prensa.
En las fotos mostradas aparecían policías de Iguala portando rifles de asalto alemanes G36, de la fábrica Heckler & Koch, lo que supone una ruta ilegal de armas alemanas en México, particularmente beneficiando al Cártel de los Beltrán Leyva, los Rojos y Guerreros Unidos, señalan fuentes de la PGR.
Asimismo, precisa el diario alemán, desde 2005 el gobierno de ese país europeo vetó a los estados mexicanos de Guerrero, Chiapas, Chihuahua y Jalisco para recibir armas de exportación alemanas por ser regiones violentas donde se violan los derechos humanos.
g-36
No obstante, ese veto no se ha cumplido y reiteradamente ha salido a la luz la presencia de los fusiles G-36 en Guerrero: la primera vez en marzo del 2012 durante un enfrentamiento en la Autopista del Sol, a la altura de Chilpancingo, entre la policía y estudiantes de la Normal de Ayotzinapa.
El USDOJ no respondió porque hasta el momento no ha hecho lo mismo, es decir, vetar la venta de armas de asalto en su territorio, aunque funcionarios de ese país han reiterado que desde Rápido y Furioso se han implementado fuertes medidas de seguridad para evitar el tráfico de armas a México, y para ellos trabajan coordinadamente con la PGR.
No se pudo precisar si armas alemanas han llegado a manos del Cártel de Sinaloa, aunque sí ha trascendido que estas armas han sido decomisadas a elementos del crimen organizado en el estado de Chihuahua.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.