mayo 18, 2021 11:30 AM

Con marchas recuerdan a dos normalistas asesinados hace dos años

Autopista del Sol. Segundo aniversario luctuoso.
Autopista del Sol. Segundo aniversario luctuoso.

Francisco Sarabia/ Enviado
Chilpancingo, diciembre 12.- La advertencia vitoreada en las marchas callejeras en solidaridad con normalistas de Ayotzinapa que dice ¡Cuidado, cuidado, cuidado con Guerrero, Estado, Estado, Estado guerrillero! está cobrando fuerza. Padres de familia y estudiantes desafían al gobierno y le sentencian que si no entregan a sus hijos y compañeros desaparecidos, harán justicia por su cuenta.
Al conmemorar tres años de la muerte de dos estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, ejecutados al parecer por policías federales durante un desalojo en la autopista del Sol México-Acapulco, los estudiantes tomaron de nuevo esta carretera, protestaron, se plantaron y paralizaron por más de cinco horas el tráfico a la salida de Chilpancingo y, al final, en un acto de abierta rebeldía contra la autoridad, tomaron por espacio de una hora la caseta de cobro a la altura del Parador del Marqués y en presencia del Ejército.
Eran cientos de jóvenes normalistas procedentes de Chiapas, Oaxaca, Puebla y Michoacán que fueron convocados por los alumnos de la Normal de Ayotzinapa y los padres de familia de los 43 desaparecidos, que junto con organizaciones de Guerrero, demandaron al Gobierno Federal abrir los cuarteles militares para continuar la búsqueda de los estudiantes desaparecidos, dado que existe la sospecha de que sus hijos pudieran estar recluidos en instalaciones militares.
Así mismo, exigieron la desaparición de poderes en el Estado e invalidar el proceso electoral del 2015, por no haber condiciones para que los guerrerenses puedan elegir con libertad a sus representantes.
Ahora, indicaron, en Guerrero se están impulsando Consejos Populares para elegir a sus candidatos con la idea de que los cargos de elección popular los ocupen gentes honestas y honradas y no narcos o políticos al servicio de los cárteles de las drogas.
El vocero de los padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos, dijo durante la manifestación que en Guerrero ya están cansados de ser comparsa de partidos políticos y dirigentes corruptos empeñados en sostener gobiernos controlados por el narcopoder.
“En Guerrero queremos paz y ya la estamos construyendo con estos consejos populares. No desperdiciaremos un voto más por esos partidos mediocres”, espetó el vocero de los padres de los jóvenes desaparecidos.
policías armados 3
La manifestación, extendida por la autopista del Sol en el Tramo cercano al Parador del Marqués, reunió alrededor de mil 500 manifestantes y después de caminar por casi tres kilómetros desde las céntricas calles hasta la salida rumbo a Acapulco, se plantaron por espacio de cuatro horas frente a los epitafios de los dos estudiantes asesinados hace tres años. Ahí, normalistas de los distintos Estados reclamaron parar la violencia contra las normales rurales del país.
Mencionaron que tan solo en cuatro años, la Escuela Normal de Ayotzinapa ha perdido a ocho de sus estudiantes que han sido brutalmente asesinados por cuerpos policiacos al servicio del gobierno federal y estatal. Estos, y otros asesinatos cometidos contra la población civil de Guerrero, quedan en su mayoría impunes por la protección que brinda el Gobierno a policías y militares.
Por ello, indicaron que si el Gobierno no les hace justicia en el caso Ayotzinapa, por su cuenta corre que no será un caso más de impunidad.
Al finalizar la protesta, los estudiantes quemaron las figuras de Enrique Peña Nieto, Jesús Murillo Karam y el ex-Gobernador Ángel Aguirre, en repudio por los atropellos del 26 de septiembre pasado.
Apenas abandonaron el bloqueo, se dirigieron a la caseta de cobro de la misma autopista, donde tomaron el control y empezaron a cobrar el peaje para mantener su movimiento de lucha y apoyar a la familia de Alexander Mora, estudiante desaparecido declarado formalmente asesinado.
Mientras cobraban el peaje, había usuarios que donaban 50 pesos más para apoyar su movimiento. Otros, sobre todo mujeres, les daban bendiciones pidiendo a los jóvenes tener cuidado frente a las posibles agresiones de la autoridad.
Durante la toma de la caseta de cobro, la cuota de 50 pesos se aumentó a 200 a un auto conducido por policías federales de caminos, quienes gustosamente pagaron aduciendo que no era problema porque enseguida los recuperarán.
A escasos 50 metros de la caseta de cobro, un convoy integrado por tres camionetas de militares observaba tranquilamente el incidente. Los jóvenes estudiantes retornaron a sus lugares de origen quedando la caseta bajo la custodia del personal de Caminos y Puentes Federales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 955
16 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.