mayo 11, 2021 9:07 PM

Mintió la CIA en informe de interrogatorios con tortura

Mohamed, antes y después de la tortura
Mohamed, antes y después de la tortura

Cuando los interrogadores de la CIA torturaban a Jalid Sheikh Mohamed —acusado de haber ideado los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en territorio estadounidense— en una prisión secreta en Polonia en marzo de 2003, una analista de alto rango de la CIA les pidió que le mostraran una fotografía de un presunto terrorista llamado Majid Khan.
Los interrogadores abofetearon a Mohamed, le impidieron dormir, lo rehidrataron a través del recto, amenazaron con matar a sus hijos y lo torturaron con procedimiento de casi ahogamiento en agua en 183 ocasiones. Entonces él ofreció detalles sobre Khan.
La analista dijo posteriormente al inspector general de la CIA que la información de Mohamed ayudó a conducir al arresto de Khan, según los registros de la agencia. La CIA incluyó eso como una historia exitosa en un reporte de 2004 que se hizo público y que por muchos años permaneció como el relato más detallado sobre el programa.
Sin embargo, la analista, entonces subdirectora de la unidad Osama bin Laden de la CIA, sabía que Khan ya había sido capturado en Pakistán cuando se interrogó a Mohamed respecto a él, reveló el reporte de 520 páginas de la Comisión de Inteligencia del Senado sobre los interrogatorios de la CIA que fue publicado la semana pasada.
En otras palabras, lo que dijo ella al inspector general no era verdad.
El reporte de la cámara alta ha expuesto años de tales declaraciones falsas por parte de la CIA que parecen tratar de reforzar la supuesta efectividad de los brutales interrogatorios. La CIA admite inexactitud respecto al arresto de Khan, mientras que rebate la mayor parte del reporte y subestima otros aspectos.
Sin embargo, la investigación del Senado se apoyó en registros propios de la CIA para documentar un patrón de una agencia que consistentemente resta importancia a la brutalidad de las técnicas empleadas con detenidos y exagera el valor de la información que produjeron.
“La CIA mintió”, dijo en la cámara alta hace unos días el senador demócrata Mark Udall, uno de los más duros críticos a la agencia.
En su respuesta por escrito al reporte, la CIA dijo que estaba “desalentada” por haber “fracasado en lograr sus propios estándares de precisión de lenguaje y admitimos que esto fue inaceptable”. Pero, agregó la agencia, “incluso en esos casos, fundamentamos que l impacto real de la información adquirida de los interrogatorios fue significativo y aún está sustentada”.
Funcionarios de la CIA insisten en que el tratamiento a Mohamed y otros detenidos produjo información de inteligencia valiosa, algo que el reporte del Senado contradice. La CIA defiende 18 de los 20 casos en que la cámara alta dice que la agencia fracasó en obtener información de inteligencia excepcionalmente valiosa de detenidos a través de interrogatorios brutales.
El reporte del Senado ha expuesto mentiras mucho más allá de sus páginas.
El ex administrador de la CIA José Rodríguez escribió en sus memorias de 2011, “Hard Measures” (Medidas difíciles) que durante las simulaciones de ahogamiento, “nuestros agentes utilizaron mucho menos agua durante períodos de tiempo mucho más cortos de los que estaban autorizados”.
Registros de la CIA citados en el reporte muestran que Rodríguez, quien destruyó videograbaciones de algunas de las sesiones, no estaba diciendo la verdad. (AP)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.