mayo 12, 2021 6:30 PM

Defensa del Presidente, ¿distancia con electores?

Peña nieto 2
Hay momentos en que para un político es indispensable la lealtad al Presidente, hay otros momentos en que la lealtad se vuelve un problema que puede costar mucho en términos de percepción.
Y eso lo llevan bien en silencio algunos políticos priistas y otros responden con el ánimo de que se les vea, aquilate y reconozcan méritos en tiempos opacos. Vamos con cálculo político.
Hoy los más son los primeros. Los menos son los que responden a las preguntas de reporteros inoportunos o esperados: ¿Qué opina usted de la Casa Blanca de la esposa del Presidente? ¿Qué opina usted sobre la petición de renuncia del Presidente Peña Nieto? ¿Debería el presidente rendir cuentas claras sobre sus bienes y los de sus familiares? ¿Aclarar su relación con el grupo empresarial Higa? El de Iguala, ¿fue un Crimen de Estado?…
En Sinaloa, en 2016, tendremos elecciones para renovación de todos los cargos de elección popular y Heriberto Galindo y Diva Hadamira aspiran a ser candidatos del PRI, lo que significa que todo lo que hagan y digan les favorecerá o perjudicará en el futuro.
El diputado Heriberto Galindo dirigió una carta pública al periodista Federico Arreola donde le confía: “Ya me harté de tanto cinismo político, de tanta mentira y de tanta manipulación infame que rebasa los límites de la tolerancia y raya en lo criminal porque difama, calumnia y ofende la dignidad de la persona humana”.
Para agregar: “…sucesos tan penosos como los ocurridos en el Estado de Guerrero, que tanto daño le han generado a nuestro país dentro y fuera del territorio nacional (sic), habiendo llegado a niveles ominosos de linchamiento, manipulación, difamación y calumnias que por iniciativa de personas que (sic) han hecho del resentimiento y del rencor su arma favorita para el ataque político (sic) han llegado a la infame irracionalidad de culpar al Estado mexicano y al Presidente de la República, por los lamentables y dolorosos hechos cometidos por personas (sic) que merecen la condena unánime de todas y todos los mexicanos de bien.
Para concluir:
“…el intento demencial de generalizar los enfrentamientos para usarlos como ariete contra el presidente Enrique Peña Nieto, debe pararse ya, rechazarse enfáticamente por las y los mexicanos con presencia y voz pública, para impedir la diseminación del contagio de los métodos violentos, pues la mayor parte del país vive, quiere y defiende la paz”. (http://fredalvarez.blogspot.mx/2014/11/heriberto-galindo-intenta-defender-al.html)
La senadora Diva Hadamira, por su parte, más cautelosa y esquiva, apuntó en dirección de la oposición cuando afirma “…más que buscar culpables, de parte del Ejecutivo Federal ha habido una marcada rectoría de Estado en todas las reformas constitucionales aprobadas y ahora frente al tema de inseguridad, que mayormente se está presentando en aquellos estados que no son gobernados por el partido tricolor… (http://www.noticieroaltavoz.com/?p=209910) Véase el matiz último que incluye seguramente al “gobierno ciudadano” de Malova.
No cabe duda que las justificaciones terminan por ofuscar el pensamiento lúcido. Ellos son personas inteligentes, audaces en los manejos políticos y oportunos en la palabra, pero cuando se trata de defender al Presidente recurren inmediatamente a la verdad oficial, aunque ésta sea cuestionada severamente por la realidad cotidiana.
Aunque cueste a su proyecto personal o partidario, porque va en contra de muchos de sus potenciales electores, y tienen que hacer méritos con quien habrá de decidir, como lo declaró recientemente Labastida Ochoa.
Sin embargo, hoy existe una molestia generalizada por los asesinatos y desaparecidos de Iguala, además, por los excesos de consumo y posible corrupción en la casa presidencial. Lo peor que puede hacer un político frente a sus potenciales electores es hacer una defensa a ultranza de lo indefendible y en todo caso, por sensibilidad y perspicacia, llamar a una respuesta institucional, creíble y trasparente.
Pero no, se va a lo de siempre, a la disciplina y la lealtad, convencidos de que al final las aguas vuelven siempre a su nivel y en esa lógica terminará poniendo a cada quien en su lugar frente al presidente Peña Nieto.
Los sondeos de opinión de esta semana aplicados por los diarios  Reforma y El Universal indican una caída muy pronunciada de Peña Nieto que ahora no se ve por donde pueda repuntar, y menos cuando lleguen los efectos de la reforma fiscal.
Veremos entonces, qué nos dicen estos políticos, aunque desde hoy podemos intuir que estarán del lado del Presidente, no del ánimo de sus potenciales electores.
Al tiempo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.