mayo 13, 2021 7:06 AM

Obligan a Solalinde a no hablar por 43 normalistas

JORNADA DE PROMOCIÓN Y PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS
El sacerdote mexicano Alejandro Solalinde se deslindó hoy del movimiento de lucha de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, por petición de un grupo de familiares de los jóvenes.
El religioso acudió a dar una misa de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa en el estado de Guerrero, a la que pertenecen los jóvenes, cuando se cumple un mes de su desaparición.
Según explicó había acordado esto con un grupo de padres con los que se había reunido esta semana en el Distrito Federal, pero al llegar aquí otro grupo de padres lo rechazó.
Hace una semana el religioso afirmó que según testimonios de testigos de la agresión, los estudiantes habían sido quemado vivos y que “lo más seguro es que sus cuerpos se encuentren en los alrededores de Iguala”.
Explicó que tras los ataques a tiros el 26 de septiembre, los policías se llevaron a 43 estudiantes, “algunos iban heridos”, los hicieron caminar hasta un lugar donde había varias fosas y allí los “colocaron, algunos inclusive vivos”.
Agregó en esa ocasión sobre los estudiantes colocaron algunas tablas de madera y “después les pusieron diesel y los quemaron” y añadió que “desgraciadamente” todos, “los 43″, fueron quemados.
Tras mantener una reunión de unas dos horas con los familiares de los jóvenes el sacerdote se marchó, aclarando a los medios que ya no hará declaraciones sobre este caso.
“Soy respetuoso, yo voy a estar en suspenso, hasta que me pidan ayuda”, dijo el religioso, quien explicó que son ellos son los que tienen procesar la información.
“Yo no voy a encabezar nada, no soy líder ni nada, no soy vocero suyo, ni voy a usurpar liderazgos. Solo quiero decirles que si en algo puedo servirles, ustedes me lo dirán”, señaló.
Solalinde ha sido un activista y defensor de los derechos de los migrantes, principalmente centroamericanos, y ha sido presionado y amenazado por grupos del crimen organizado y autoridades en el sureste de México.
Esta semana, y después de una reunión desairada en la Fiscalía federal, entregó por escrito las declaraciones que había dado a conocer en diversos medios sobre el destino de los estudiantes.
En esta ocasión volvió a insistir en que una persona le había explicado que “las 43 víctimas fueron asesinadas y sus cuerpos fueron calcinados con diesel y sepultados en fosas clandestinas en las inmediaciones de Iguala”, en una zona colindante con el Estado de México.
Hace un mes, el 26 de septiembre, policías municipales tirotearon, por orden del entonces alcalde de Iguala José Luis Abarca, a los estudiantes de la Escuela Normal (dedicada a la formación de maestros) de Ayotzinapa, ataques que dejaron seis muertos, 25 heridos y 43 estudiantes detenidos, cuyo paradero se desconoce.
En estos hechos violentos participaron también policías del vecino municipio de Cocula, quienes entregaron los estudiantes al grupo criminal Guerreros Unidos, según las investigaciones de la Fiscalía. (EFE)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.