julio 29, 2021 4:40 PM

Si decido quedarme

cine 1
Tal parece que los filmes de adolescentes están de moda. Últimamente han llegado algunos con temáticas interesantes (¿Sólo amigos?, 2013; Odio el amor, 2013; Ladrona de libros, 2013), aunque en el tratamiento que se le da al asunto en cuestión, muchas veces se quedan cortos.
Es el caso de Si decido quedarme (If I stay/EU/2014), de R.J. Cutler, que en su afán de contar el tránsito de una joven en sus relaciones familiares (no quiere ser como sus padres), de pareja (desea vivir con su novio, pero antepone su carrera) y profesionales (está en la disyuntiva de ir o no a la mejor escuela de música), no va mucho al fondo.
Mia (Chloë Grace Moretz) es una chica que sueña con convertirse en la mejor chelista, instrumento que toca desde que, de muy niña, encontró uno y fue como un amor a primera vista con él, por lo que no es casualidad que luego de mandar una carta a la famosa escuela Juilliard, consiga una audición.
El gusto por la música no es ajeno a su familia: en su juventud, su padre formó parte de una banda, pero tuvo que dejarla como un sacrificio para dedicarse a sus hijos, cuando él y su esposa eran unos hippies, que algunos consideraron irresponsables.
En la preparatoria en la que estudia, Mia conoce a Adam (Jamie Blackley), un chico muy popular, por el grupo en el que canta y toca la guitarra, y con quien inicia un sólido noviazgo.
Un día en el que todas las actividades se suspenden por el exceso de nieve, la chica y su familia salen de paseo, y tienen un accidente, por lo que ahora Mia tendrá que luchar entre la vida y la muerte en medio de toda las escenas que sus amigos, su novio y sus familiares viven, a quienes ve y los sigue a todas partes en el hospital, pero ellos no la perciben a ella.
De acuerdo a lo que escucha y observa, la joven determinará si decide quedarse en esta vida o morir, si realmente vale la pena permanecer en la tierra y cumplir sus sueños, a pesar de todo lo complicado que vea el panorama.
Un atractivo de la película es esa forma de presentar la historia: está una Chloë Grace Moretz que, desde el principio, narra la trama, donde comienza con el día del accidente, acompañado de flashbacks que llevan a cuando ella conoce a quien más tarde será su pareja, cómo se interesó en la música y la relación con su familia, y una vez que se debate entre este mundo y el otro, cómo era su noviazgo con Adam, por lo que el dinamismo entre el pasado y el presente es interesante.
Si decido quedarme es llamativa en la forma en que lleva a sus personajes, y principalmente a Mia, a tomar decisiones realmente importantes, en la vida: audicionar o no para una escuela, ponerse o no de novia, continuar con una relación, ser ella misma y vivir o morir.
Las actuaciones no son malas, pero ninguna trasciende para los requerimientos de una película en la que era necesario más dramatismo. Es más sobresaliente la música, sobre todo cuando se trata de la clásica y las intervenciones con el violonchelo.
El problema es que la idea de que una persona deje su espíritu y pueda ver su propio cuerpo y a las demás personas y nadie a ella, no se muestra de una manera convincente. Vaya a verla… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.