junio 14, 2021 11:48 AM

Erotismo deforme

obe
El erotismo es el placer sexual. Todos los humanos poseen en mayor o menor grado la potencialidad placentera, sin embargo, el desarrollo erótico se da en la mente y no en el cuerpo. Una mujer puede tener un cuerpo excepcional, escultural, atractivo a los ojos del hombre, promotor de la respuesta sexual masculina, en fin, puede ser la chispa que encienda cualquier pasión masculina por más mojada que se encuentre, pero de poco sirve si está ausente de los significados gratificantes y placenteros de su propio erotismo.
El placer sexual parte de la autoimagen, de los significados placenteros, de las construcciones mentales relativas a los juicios morales, de los prototipos construidos por la sociedad, de los permisos que la propia persona se da para vivenciar las experiencias subjetivas de un erotismo complaciente. La primera puerta que debe pasar el erotismo sano es la aceptación de la estructura física que proyecta, la segunda, la concordancia sexual, es decir, la correspondencia entre la respuesta fisiológica genital y la experiencia subjetiva de sentirse excitado.
Cuando la persona inhibe su respuesta sexual por un cuerpo deforme, por una estructura corporal que se sale de los estándares sociales, por una silueta que proyecta un atractivo disminuido ante los ojos exigentes de la propia persona y su pareja, aparece la frustración, el sentimiento de culpa, la auto devaluación, y la incapacidad para experimentar la máxima expresión del erotismo que se llama orgasmo.
De poco sirve que la pareja exprese aprobación si la persona vive un mundo de desprecio a su figura. Además de la salud física, la salud mental se ve lesionada con el sobrepeso y la obesidad. No se debe confundir autoestima con autoengaño. Autoestima sana no es aplaudir la deformidad propia de la obesidad, ni vivir en el auto engaño, autoestima implica congruencia entre lo que se dice, se piensa y se hace. Vivir en al engaño y asumir discursos como el de “gordibuena” es huir de la cura y el tratamiento. Entre más se resiste la persona en asumir su realidad, más se aleja de su curación.
El erotismo deforme es tener una potencialidad limitada, es negarse la oportunidad de compartir la virtud propia de un cuerpo diseñado para el desempeño sexual satisfactorio. El cuerpo solo representa el estuche de la vida, es el cerebro el que construye representaciones cuyo espectro va desde la frustración transformada en obesidad hasta el miedo al placer sexual, o bien, desde un desempeño sexual satisfactorio hasta una obsesión ninfómana o una satiriasis que solo representa el extremo del placer sexual convertido en enfermedad.
Erotismo deforme es el desequilibrio entre la figura y la representación, entre los excesos y la limitación, entre el castigo y la recompensa, entre dar y recibir, entre exponerse y esconderse, entre ser objeto de satisfacción y objeto burla, entre estar sano y estar enfermo.
Dr. David Uriarte Gastélum
Médico Sexólogo certificado, maestría en psicología clínica y doctorado en psicoterapia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.