mayo 18, 2021 10:50 AM

CORAZÓN

plato corazon
No solo tiene que ver con las pasiones, también con el colesterol
GULA/Redacción
El pasado lunes, en más de cien países se celebró el Día Mundial del Corazón. Este evento se realiza desde 2000, a partir de una iniciativa de la Federación Mundial del Corazón con el apoyo de la OMS y de la UNESCO, como una estrategia para dar a conocer masivamente las enfermedades cardiovasculares, su prevención control y tratamiento.
Aunque los datos más cercanos de la OMS datan de 2008, se calcula que más de 17 millones de personas mueren anualmente en el mundo por causa de las enfermedades cardiovasculares.
En México, según la agencia Notimex, en 2012 murieron 284 mil mexicanos debido a padecimientos cardiovasculares. Estas enfermedades tienen mayor incidencia en los estados al norte del país, seguido por los del centro.
Generalmente, estos padecimientos están ligados al sobrepeso, el tabaquismo, la diabetes y el alcoholismo. Esta última enfermedad afecta a más de 4 millones de habitantes, de acuerdo con la Comisión Nacional Contra las Adicciones (Conadic).
De acuerdo a Enrique Gómez Álvarez, jefe de la división de Cardiocirugía del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, se calcula que para el año 2020 la mitad de las muertes en nuestro territorio estén derivadas de una cardiopatía.
Por su parte, el presidente de la Fundación Mexicana del Corazón, Jesús Antonio González-Hermosillo, afirmó que México trabaja en alcanzar la meta de la Organización Mundial de Salud (OMS) de disminuir en 25 por ciento para el año 2025, la mortalidad por males cardiovasculares, principal causa de muerte en México y el mundo.
En entrevista con Notimex, en el marco del Día Mundial del Corazón, precisó que en los últimos años ha cambiado el enfoque médico respecto a las enfermedades cardiovasculares y se promueve un ambiente y estilo de vida saludable, así como practicar ejercicio físico, para reducir los riesgos.
Según el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud, las ECV son la principal causa de muerte en México y si bien la mayoría son adultos mayores, también es uno de los diez principales motivos de defunción de jóvenes de entre 15 y 29 años de edad.

Trombosis venosa.
Trombosis venosa.

Principales enfermedades cardiovasculares
Según la OMS, los trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos pueden producir:
Cardiopatía coronaria:
Son alteraciones cardíacas secundarias a trastornos de la circulación coronaria. Otra consecuencia son las enfermedades cerebrovasculares, que atacan los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
Arteriopatías periféricas:
Es una enfermedad que afecta sobre todo a las arterias de las extremidades inferiores y está producida por la dificultad de la circulación de la sangre a través de estas arterias.
Cardiopatías reumáticas:
Son lesiones del miocardio y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos.
Cardiopatías congénitas:
Son malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento.
Las trombosis venosas profundas y embolias pulmonares:
Son coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.
Ataques al corazón y los accidentes vasculares cerebrales:
Suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro.
cardiopatía
Formas de prevenirlas
Salvo los padecimientos heredados, las enfermedades cardiovasculares son prevenibles y pueden evitarse con ajustes en el estilo de vida, pues están relacionadas con la obesidad, la mala alimentación en general, la inactividad física, además del tabaquismo y consumo nocivo de alcohol.
De acuerdo con la rama de las Naciones Unidas dedicada a la salud, está demostrado que el cese del consumo de tabaco, la reducción de la sal de la dieta, el consumo de frutas y hortalizas, la actividad física regular y la reducción del consumo de alcohol, así como checarse regularmente la presión arterial, los niveles de azúcar y lípidos en la sangre, bajan el riesgo de estos padecimientos.
También se recomienda hacer ejercicio, por lo menos media hora al día.
donas
Colesterol, esa amenaza
Para la secretaría de Salud de Sinaloa, uno de los agentes más frecuentes en los cuadros de enfermedades cardiovasculares son los niveles de colesterol sanguíneo y éstos están determinados tanto por las características genéticas del individuo, como por factores adquiridos (dieta, balance calórico, actividad física).
Dice un informe de la dependencia que el colesterol transportado en lipoproteínas de baja densidad (C-LDL) está directamente correlacionado con el riesgo de enfermedad coronaria.
Para el tratamiento específico de la dislipidemia —concentración de lípidos en las vías sanguíneas—, la secretaría de Salud recomienda controlar, reducir o eliminar otros factores de riesgo presentes, así como eliminar cualquier otra causa secundaria o bien haber encontrado alguna causa primaria o genética.
El esquema general para el tratamiento nutricional y farmacológico de pacientes con dislipidemias, advierte, se basará en el valor de lípidos del suero, en función del cálculo del nivel de riesgo.
Los cambios terapéuticos en el estilo de vida del paciente (alimentación correcta, actividad física, control de peso, dejar de fumar) son considerados tratamiento de primera línea para todos los pacientes con dislipidemia.
En la mayoría de los pacientes esto mejorará las concentraciones de lípidos sólo modestamente (reducción del colesterol total).
La farmacoterapia debe iniciarse de preferencia en la primera visita, en conjunto con los cambios en el estilo de vida en personas de riesgo alto y en aquéllas en quienes los cambios en el estilo de vida no sean efectivos y no alcancen la meta de colesterol LDL.
hambu
Metas de tratamiento
• Tabaquismo: abandono total del hábito, reducción al máximo la exposición pasiva del paciente al humo del tabaco.
• Hipertensión arterial: la cifra por alcanzar y sostener permanentemente debe ser menor a 140/90 mmHg (milímetros de mercurio). En caso de pacientes con enfermedad cardiovascular o renal, la meta de presión debe ser mantener cifras menores a 130/80 mmHg.
• Dislipidemia: tratándose del CT y el C-LDL, la premisa “cuanto más bajo mejor”. La meta mínima es alcanzar concentraciones de C-LDL por debajo de 160 mg/dL en pacientes de riesgo bajo, 130 mg/dL en pacientes con riesgo intermedio y 100 mg/dL en caso de existir alguna condición de riesgo que lo reclasifique como de alto riesgo.
• Sedentarismo: al menos un periodo de 30 minutos por 5 días de la semana de actividad física moderada (150 min/semana).
• Diabetes mellitus: glicemia en ayuno entre 70 a 130 mg/dL, Hemoglobina A1c menor a 7 por ciento, en diabéticos jóvenes, 7.5 en diabéticos frágiles.
• Sobrepeso: mantener un índice de masa corporal entre 18.5 y 24.9 kg/m2, y un perímetro abdominal menor a 90 cm en caso de los hombres y 80 cm en las mujeres. Como meta inicial pérdida de 5-10 kilos o 10 por ciento del peso inicial.
DATOS ESTATALES SOBRE DISLIPIDEMIA
Dislipidemia
SINALOA 2010 2011 2012 2013 2014
Tratamiento 3,461 6,534 9,017 10,447 12,833
Control 1,195 1,758 2,516 3,046 3,978
Control 34.5% 26.9% 27.9% 29.2% 31.0%*

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 955
16 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.