junio 24, 2021 10:12 PM

Tres sucesos, un mismo escenario

Raúl Álvarez Garín, uno de los principales líderes estudiantiles del movimiento de 1968, falleció el fin de semana y coincide su muerte con las movilizaciones en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y el asesinato de tres normalistas y desaparición de 58 estudiantes de la Normal de Ayotzinapan del estado de Guerrero.
Los tres sucesos son aislados pero sorprendentemente se vinculan por la relevancia de cada uno de ellos y eso lo pone de manifiesto la prensa nacional e internacional, quizá adelantándose por el significado que han tenido los movimientos estudiantiles en la política mexicana.
Elena Poniatowska describe a Álvarez Garín por su contribución: “Sin él jamás se habría dado el juicio que hizo llevar a Luis Echeverría al banquillo de los acusados; sin él no sabríamos lo que es la continuidad ni la constancia de la lucha; sin él no habría Estela de Tlatelolco; sin él jamás habríamos leído Punto Crítico; sin él no habría una constancia escrita de los infames procesos que sólo él se atrevió en publicar; sin él, el Politécnico sería distinto, porque Raúl está ligado al Poli de por vida…”
Seguramente, de no haber llegado su muerte, él hubiera estado con los estudiantes politécnicos reclamando algo que apunta al origen de esa institución popular que es la combinación de la ciencia con la tecnología, y no como ahora se pretende reducirlo, a técnicos.
Justo, en el pliego petitorio de cuatro puntos, dos de ellos están referidos a la eliminación del reglamento interno y la derogación de los nuevos planes de estudios de las escuelas vocacionales por ir en contra del espíritu que dio luz a esta institución académica en 1936, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas.
Además, exigen un incremento en el presupuesto anual derivado de un aumento de 2 por ciento al PIB en educación y la destitución de Yoloxóchitl Bustamante Diez como directora general del IPN.
Un pliego petitorio que sin decirlo explícitamente, va en contra de la política neoliberal que se ha venido promoviendo en materia de educación y que a decir por los estudiantes, busca reducir al IPN al ramo estrictamente técnico, dejando de lado su componente científico.
Al escribir este texto me entero de último que la mayoría de las facultades y las vocacionales se encuentran tomadas por los estudiantes y las policías empiezan a rondar por las instalaciones con una actitud amenazadora.
Los estudiantes politécnicos en tanto, se organizan en asambleas para elaborar un pliego petitorio definitivo y marchan el 2 de octubre, donde confluyen con estudiantes y profesores de otras instituciones académicas.
Mientras esto ocurría, los estudiantes normalistas de Ayotzinapan realizaban actividades de boteo en Ayutla para financiar su asistencia a la marcha del 2 de octubre en la ciudad de México y para su regreso al plantel, deciden tomar pacíficamente unos camiones de servicio público.
Fue entonces que la policía decide atacar los camiones donde iban decenas de ellos y cayeron muertos dos jóvenes, mientras horas más tarde aparece un tercer cuerpo de un estudiante desollado y sin ojos.
La brutalidad no puede tener como explicación la toma de camiones sino seguramente hay otras causas que en otro momento esperamos conocer. Y con este antecedente corre en riesgo la vida de 58 normalistas que fueron detenidos y están desaparecidos teniendo en vilo a sus familiares y compañeros.
La conmemoración del 46 aniversario de los acontecimientos trágicos de la Plaza de las Tres Culturas se percibe enrarecida con estos antecedentes y cabe la pregunta, si el gobierno del DF y el federal comparten la visión de quienes pudieran estar detrás de los crímenes de Guerrero y las asechanzas que viven hoy los estudiantes politécnicos en sus planteles.
No podemos olvidar que en 1968 gobernaba el PRI con Gustavo Díaz Ordaz, y el pliego petitorio del Consejo Nacional de Huelga donde participaba activamente Álvarez Garín, si bien estaba vinculado a la libertad de los presos políticos, la derogación del delito de disolución social y otros por los excesos policiales, ahora está la defensa de los contenidos en la educación pública, incrementos en el gasto educativo y seguramente el pliego incluirá el castigo para los culpables y la aparición inmediata de los estudiantes desaparecidos.
Algo ronda y no bueno, en la víspera del 2 de octubre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.