junio 21, 2021 8:01 PM

Hamburgo y Escuinapa

bici
Hamburgo es una ciudad de Alemania y Escuinapa es un municipio de Sinaloa, México, cuya cabecera municipal también se llama Escuinapa.
Hamburgo es la segunda ciudad más poblada de Alemania y la séptima de la Unión Europea (UE), con sus 4.7 millones de habitantes, de los cuales más de 1.7 millones viven en el núcleo urbano. Escuinapa es un municipio pequeño, con 49 mil 655 habitantes, según datos del INEGI. Pero en algo se parecen ambas ciudades: el uso de la bicicleta.
Al igual que el Dr. Arturo Santamaría, desconozco la razón por la cual hay muchas bicicletas en Escuinapa, en comparación con el resto de municipios de Sinaloa.
En Sinaloa hablamos en forma despectiva cuando nos referimos a la bicicleta. A los habitantes de Escuinapa, normalmente les decimos que son originarios de un pueblo bicicletero. Es una forma de decirles que están atrasados.
Pero creo que no están atrasados. Los atrasados somos nosotros, los que vivimos en ciudades con muchos carros.
En Hamburgo, Alemania, sus autoridades han elaborado el proyecto Green Network, con el cual pretenden expulsar a los coches de la ciudad en 2034. Trabajan para tener un mejor transporte público, peatonalizando las calles y motivando a los ciudadanos a trasladarse en bicicleta.
Hamburgo es ya una de las ciudades más verdes de Europa. Pero pese a ello, sus ciudadanos saben que todo corre peligro: la ciudad tiene un concurrido puerto (el segundo más grande de Europa), y el cambio climático ha hecho que las aguas hayan subido 20 centímetros durante las últimas décadas, y podrían incrementarse hasta 1.1 metros más en 2100, lo que tendría efectos devastadores (Información de la BBC de Londres).
Evidentemente, reducir el tráfico en una ciudad no bastará para frenar el cambio. Pero cambiar la fisonomía urbana sí: aumentar las zonas ajardinadas, crear parques y desarrollar nuevos canales facilitará evacuar el agua en caso de inundaciones o tormentas.
El objetivo es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Según explicaba la portavoz del ayuntamiento, Angelika Fritsch, el proyecto “ofrecerá a la gente muchas más facilidades para nadar o escalar, practicar deportes acuáticos, hacer meriendas o ver las maravillosas que ofrece la naturaleza en la ciudad”. En declaraciones al diario inglés The Guardian, Fritsch añadió que el proyecto “conectará parques, áreas recreativas, parques y jardines a través de pasillos verdes. En 15 ó 20 años, podrás cruzar toda la ciudad sólo a pie o en bicicleta”.
En total, unos 70 nuevos kilómetros cuadrados de zonas verdes dominarían la ciudad (la extensión total de Madrid, por ejemplo, es de 605), lo que supondría un 40 por ciento de la misma. El río Elba, el Alster y el Bille alimentarían sus jardines y bosques y permitirían que, también, distintos medios de transporte permitan a sus ciudadanos prescindir de sus coches.
En cambio, Escuinapa puede perder su identidad como pueblo que hace uso de la bicicleta. La nueva carretera Mazatlán-Durango, la Autopista Mazatlán-Tepic, el conjunto llamado Centro Integralmente Planeada (CIP), la nueva visión del puerto pesquero de Teacapán, harán que Escuinapa pierda su fisonomía y que la bicicleta quede relegada. Una nueva plaga ya está invadiendo a Escuinapa: la motocicleta.
Escuinapa, como pueblo que hace uso de la bicicleta , no tiene calles por donde puedan circular sin riesgos, ni andadarores peatonales. Las bicicletas tienen que ir toreando a los carros. Y no hay proyectos en puerta que incentiven el uso de la bicicleta.
La llegada de lo que entienden nuestros gobernantes por modernidad en Escuinapa, en lugar de multiplicar las bicicletas, lo más seguro es que las disminuya, pues los carros en el proyecto modernizador son prioritarios. El Proyecto de CIP no contempla la bicicleta, ni tampoco la conservación de nuestros ecosistemas, como lo han señalado Jaime Renán Ramírez, Aimée Cervantes y Francisco Javier Tapia, en el libro Marismas Nacionales Sinaloa; Futuro y Conservación.
La bicicleta, ese vehículo de dos ruedas inventado en el año 1817 por el barón alemán Karl Drais, llamada “Máquina Andante” puede ir desapareciendo en Escuinapa, mientras que en Hamburgo se irá multiplicando. La modernidad en Alemania sus gobernantes la entienden de una manera distinta a como la entienden los gobernantes en México.
E-mail. [email protected]
Twitter: @riosrojo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.