junio 21, 2021 7:38 PM

Cantinflas

cultura cantinflas
Después de una serie de controversias relacionadas, principalmente, con el actor que representaría al cómico más importante que ha dado México (y el mejor del mundo, según el mismo Charles Chaplin), llega a las salas Cantinflas (México/2014), dirigida por Sebastián del Amo, que narra cómo Mario Moreno llegó, desde las carpas, a crear un personaje que es un ícono en la cinematografía nacional.
Primero como encargado de la limpieza, Mario (Óscar Jaenada) inicia su recorrido por las carpas, aunque su verdadera intención era el boxeo y más tarde las corridas de toros.
Al participar en un baile pintado como afroamericano, al que nadie le gustó, por lo que comienzan a atacarlo, su jefe le pide arreglar ese asunto como pueda y lo manda a escena de nuevo. Lo que dice, que nadie entiende, será el inicio de una carrera, un estilo y un personaje que más tarde se llamará Cantinflas.
Desafortunadamente, el cómico se mete con la hija del jefe y se queda sin empleo, pero en ese momento lo rescata Estanislao Shilinsky (Luis Gerardo Méndez), y lo invita a trabajar en el Distrito Federal, en la carpa de su suegro.
Ese nuevo espacio le hará pulir sus interpretaciones, conocerá a Valentina (Ilse Salas), que será su esposa, y saltará al cine, en donde el personaje conseguirá la internacionalización.
Ya como un actor reconocido, en 1955, por una crisis personal, se verá en la disyuntiva de aceptar o no una filmación en Estados Unidos.
El que si un actor extranjero venga a apoderase de la personalidad de una figura emblemática, muy querida y respetada de México, es realmente una tontería. El mismo Óscar Jaenada, que finalmente se quedó con el papel, argumenta muy bien que, incluso, histriones de este país han hecho lo mismo con personalidades de otros lugares: Gael García como el Che Guevara y Demián Bichir de Fidel Castro.
Lo anterior tendría razón si la actuación del español no hubiera dado el ancho, pero la realidad es que, si bien hay momentos en los que se ve forzado (como la primera vez que hace el personaje en esa carpa de Veracruz) en otros se puede dudar de quién es el que está en la pantalla, si el Cantinflas de Moreno o el de Jaenada: tanto en la forma de hablar, moverse, bailar y el parecido físico, es impresionante.
La cinta es interesante también en mostrar esas dos historias paralelamente: la vida de Mario Moreno desde sus inicios hasta ser el cómico que lo inmortalizó; y lo que conllevó a que se concretará la filmación de La vuelta al mundo en 80 días (1956) y que Cantinflas apareciera en ella (lo que finalmente le valió un Globo de Oro, como mejor actor).
Sería imposible mencionar a todos lo que participaron en el filme, pero está plagado de actores de primer nivel, muy constantes en las producciones mexicanas actuales, que tuvieron la responsabilidad de interpretar a figuras de la talla de Liz Taylor (Bárbara Mori), María Félix (Ximena González-Rubio), Frank Sinatra (Rafael Amaya), e Indio Fernández (Joaquín Cosío), entre otros.
Una cinta a la que de seguro le irá muy bien en taquilla y en la que se divertirá y tendrá la oportunidad de conocer las diferentes facetas del gran Cantinflas. No se la pierda… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.