junio 14, 2021 8:47 AM

Educar, vigilar, motivar…

niños
La atención en los niños, clave para combatir la pandemia
Melissa Moraila
La obesidad es un problema de salud derivado de diversos factores que pueden ser el estilo de alimentación, pero también el estilo de vida, como ser sedentarios, manejar niveles de estrés altos y exponerse a los medios de comunicación que anuncian cualquier cantidad de alimentos con alto aporte de energía de mala calidad nutricional, comentó la doctora Marcela Vergara Jiménez, en entrevista con Ríodoce
También dijo, influyen factores genéticos y ambientales, como vivir en un ambiente obesogénico, con la idea de consumir más alimentos por menos precio, el tener alacenas en casa integradas con alimentos poco saludables.
“También el tener un ejemplo en casa de malos hábitos alimenticios, el nivel socioeconómico de la familia en que se desarrolla y crece el niño; el tener padres con deficiente o nula educación sobre buena salud y nutrición, fomenta problemas de sobrepeso y obesidad”, apuntó.
Debido a la gravedad de este problema que adolece a México y otros países, se pretende posicionar la prevención de la obesidad como una prioridad, dado a sus efectos en salud y desarrollo económico.
Dentro de esta propuesta de intervención, una de las principales recomendaciones es atacar el problema desde sus fases más tempranas, durante la niñez.
“Existen muchas medidas de prevención que pueden comenzar en casa, como mejorar la educación sobre buena salud y nutrición, desarrollar hábitos saludables que puedan ser emulados por los hijos, hacer buena selección de alimentos a la hora de comprar la despensa familiar, promover la actividad física”, mencionó la especialista en nutrición.

Gulaver
Dra. Marcela Vergara.

También, abundó, “se debe evitar le exposición prolongada a los medios de comunicación, generar ambientes de alimentación saludable en casa y en las escuelas, así como en todos los lugares donde los niños convergen (piñatas, clubes, jardines, etc.)”.
La prevalencia a nivel nacional combinada de sobrepeso y obesidad en niños de cinco a once años de edad reportada por ENSANUT en 2012 fue de un 34.4 por ciento de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS); para las niñas fue del 32 por ciento y en los niños el 36.9 por ciento, esto significa que alrededor de 5 millones 664 mil 870 niños en edad escolar presentan problemas con obesidad o sobrepeso.
Los niños y niñas que presentan sobrepeso y obesidad son propensos a desarrollar enfermedades crónicas no transmisibles a edades más tempranas: diabetes mellitus tipo ll, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cánceres. De la misma forma causa problemas de autoestima y discriminación social.
“Los padres pueden ayudar a sus hijos con el ejemplo… la mejor manera de que un niño aprenda las cosas es a través de la vivencia, si lo vive es mucho más posible que lo repita. Deben entonces ocuparse en mejorar sus niveles de educación sobre buena nutrición, mantener activos a los hijos y vigilar que elijan buenas y saludables opciones alimenticias.” Sugirió Marcela Vergara.
En 2010 se implementaron programas de prevención y combate de sobrepeso y obesidad a nivel nacional. El Acuerdo Nacional de Salud Alimentaria. Estrategia contra el sobrepeso y la obesidad (ANSA) fue un acuerdo que concretó el gobierno federal junto a la participación de la industria, la academia y organismos no gubernamentales.
El ANSA tiene como principal objetivo revertir la epidemia de enfermedades no transmisibles que se derivan del sobrepeso y la obesidad con acciones dirigidas a menores de edad.
En este marco, la Secretaría de Salud de Sinaloa puso en marcha en agosto la estrategia de Lucha para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes.
“El nivel de compromiso del gobierno con la salud de la población ha sido muy importante hasta hoy; sin embargo, se necesitan hacer aun más esfuerzos asociados a la nutrición y bienestar, ya que las estadísticas de salud pública no nos dejan mentir que las enfermedades metabólicas derivadas de la obesidad siguen en aumento y son las principales causas de morbilidad y mortalidad de nuestro país.
“Sin embargo debo mencionar que el esfuerzo debe conjuntar a toda clase de actores, ya que de esa manera se puede generar una estrategia más contundente en materia de reducir la obesidad tanto en niños como en adultos.”
Llamadas de atención
—Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT, 2012) la prevalencia de sobrepeso y obesidad en menores de cinco años ha registrado
un ascenso del 7.8 al 9.7 por ciento en poco más de dos décadas, de 1998 a 2012.
—En Sinaloa, los índices de sobrepeso y obesidad fueron de 17 y 14.7 por ciento, respectivamente (suma de sobrepeso y obesidad, 31.6 por ciento).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.