junio 24, 2021 8:55 PM

Nuestro video prohibido

cine video prohibido2
La idea que sugiere Nuestro video prohibido (Sex Tape/EU/2014), cinta
dirigida por Jake Kasdan, suena muy interesante: el que se filtren videos de personas teniendo sexo, más aún cuando se trata de famosos, es algo que circula mucho por la red y despierta demasiado el interés de las personas.
Para algunos es interesante hacer este tipo de videos, incluso es un aliciente para mejorar las relaciones de pareja, por desgracia, la cinta se queda corta en el humor que, según, debe mostrar al espectador, al tratarse de una comedia.
Desde novios, Annie (Cameron Díaz) y Jay (Jason Segel) disfrutaban tanto del sexo, que tenían relaciones en cualquier lugar y en todo momento: en el parque, el carro, el sofá, la cama, la biblioteca, y practicaban todas las posiciones.
La atracción entre ellos era tal, que el sólo hecho de pensar en el otro, o escucharse, ya los excitaba, así que al no querer separarse, decidieron casarse.
Todo ese entendimiento en lo sexual se fue acabando con el paso de los años, más por la llegada de los hijos, a quienes ponían más atención, por lo que su vida de pareja estaba en riesgo.
Para recuperar lo que disfrutaban de solteros y de recién casados, Annie y Jay mandan a dormir a los niños con los abuelos e intentan de muchas formas tener relaciones sexuales, pero nada funciona, hasta que ella tiene la idea de grabarse con un Ipad, y hacer una película, y entonces sí logran tres horas de sexo.
Al día siguiente todo parece estar muy bien, hasta que Jay recibe un mensaje de texto en el que alguien le hace ver que su video está muy bien, y como él regaló algunas Ipads que ya no usaba, ahora tendrá que buscar en cuál de ellas se compartió ese material que no quiere que nadie vea, y quién trata de extorsionarlo.
Es indudable que uno de los atractivos de la cinta es Cameron Díaz. Además de su belleza, a pesar de su edad, desarrolla un papel muy ameno y fresco, y su mejor momento es, a parte de los desnudos, esa escena donde visita a quien está a punto de aprobarle un proyecto, mientras su esposo busca una de las Ipads, y ella se entretiene muy feliz.
Lo contrario pasa con Jason Segel, quien se ve más forzado en su interpretación, y a quien no le queda y llega a cansar esa actitud de siempre positivo, accesible y decir a todo que sí: no es posible que siempre esté de acuerdo en todo.
Nuestro video prohibido tiene la ventaja de que, aún cuando se basa mucho en las relaciones sexuales, explora de una manera interesante el aburrimiento al que pueden llegar las parejas en el matrimonio, así como los riesgos que se corren al grabarse en estas prácticas, más cuando se hace con un dispositivo en el cual se debe tener mucho cuidado al compartir la información.
La cinta, como es de esperarse, es demasiado obvia, de esas que se adivinan desde el principio, pero claro que tiene sus buenos momentos, como cuando los protagonistas tienen sexo en cada lugar que se les ocurre y de todas las formas posibles.
El filme es de esos que no quedarán en la memoria del espectador por mucho tiempo, o tal vez sí, pero en el aspecto de tomar las precauciones al usar Icloud. Vaya a verla… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.