junio 12, 2021 3:33 PM

¿Sólo amigos?

amigos
Por fin la cartelera comienza a verse un poco diferente, aunque no necesariamente interesante, salvo por dos películas: la nueva versión de Más negro que la noche, basada en el clásico de suspenso mexicano de Carlos Enrique Taboada; y ¿Sólo amigos? (What if/Canadá/2013), de Michael Dowse, que nos ocupa ahora.
La cinta no es imperdible, pero intriga ver qué tanto se despoja Daniel Radcliffe del mago que lo hizo famoso en todo el mundo, ahora en una comedia romántica, en donde su vocabulario y algunas acciones no tienen nada que ver con el niño superdotado para la magia.
Wallace (Daniel Radcliffe) y Chantry (Zoe Kazan) se conocen en una fiesta, y desde un inicio hay buena química entre ellos, por lo que no es extraño que él le pida a la chica acompañarla a su casa, a solo unas cuadras, a pesar de que tiene novio.
Al despedirse, ella le da su número de teléfono, pero él lo pierde, aunque el destino les permite que se encuentren de nuevo, y comenzar con una amistad en la que compartirán muchos momentos importantes.
Por cuestiones de trabajo, el novio de Chantry debe ir a vivir a Dublín, por lo que los amigos tendrán más tiempo para convivir y afianzar su relación, hasta que ella considera que extraña a su chico y quiere visitarlo. Para entonces, Wallace ya no la ve como su amiga, precisamente.
Aunque los dos amigos saben que ya no se ven como tal, nunca dicen nada al respecto, sólo son actitudes lo que delata sus verdaderos sentimientos e intenciones.
En el trabajo de Chantry le ofrecen que se vaya a Asia a trabajar por un año, y Wallace se plantea terminar la carrera de medicina, así que se ven en el riesgo de que esa separación los aleje para siempre.
Creo que una de las mayores preocupaciones de Daniel Radcliffe era que al interpretar un personaje distinto a Harry Potter, su público no lo relacionara con el famoso mago, después de ocho películas, y aunque por momentos me venía a la mente ese papel que lo inmortalizó, su esfuerzo tiene éxito y logra una actuación muy lejana del joven de la cicatriz en la frente: con groserías y un interés por el sexo opuesto que no había mostrado en la saga de los libros de J.K. Rowling.
A pesar de que cada uno sobresale por separado, ese trabajo de Radcliffe se ve mucho mejor al lado de Zoe Kazan, ya que con la chica, que interpreta excelentemente a su personaje, tiene una química impresionante, y se ven muy bien como los amigos que poco a poco van dejando de serlo para expresar sus sentimientos como una pareja que lo que menos quiere es separarse, a pesar de que haya muchos elementos para ello. Funcionan tan bien juntos, que el público desea que siempre sigan así.
Lo mejor de la cinta está en su primera parte, en donde tanto los diálogos como las situaciones son muy interesantes, creativas y creíbles, desafortunadamente no sucede lo mismo de la mitad hacia el final, donde la película se vuelve demasiado predecible.
Además de entretenida, la película de alguna manera plantea que es complicado que un hombre y una mujer puedan ser solamente amigos, tal vez al principio, por un tiempo, pero la verdadera intención sale a flote cuando menos se espere. Vaya a verla… bajo su propia responsabilidad, como siempre.
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 958
06 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.