junio 25, 2021 7:53 AM

Martino dirigirá a Argentina tras fracaso en Barcelona

tino
Gerardo Martino, amante del buen toque y del ataque, es el nuevo técnico de la selección de Argentina, a la que su antecesor Alejandro Sabella condujo hasta la final de la reciente Copa del Mundo.
Martino era el preferido del mandamás del balompié nacional Julio Grondona para ocupar el cargo. Grondona falleció el 30 de julio, antes de que la AFA anunciara la decisión sobre el nuevo técnico.
Otro de los argumentos a favor del nombramiento de Martino es que mantiene muy buenas relaciones con Lionel Messi y Javier Mascherano, los máximos referentes del seleccionado y a los que dirigió en su último paso por el Barcelona.
“Era el indicado”, declaró brevemente el tesorero de la AFA, José Lemme, antes de entrar a una reunión del comité ejecutivo de esa entidad que durante 35 años presidió Grondona.
La primera actividad oficial del “Tata” Martino sería anunciar la semana próxima la lista de jugadores para un amistoso ante Alemania el 3 de setiembre en Dusseldorf, un duelo que estaba previsto antes del triunfo 1-0 de los teutones sobre los albicelestes en la final de Brasil 2014.
Tras la decisión de Sabella de no renovar su contrato por causas que nunca aclaró, Martino será el técnico argentino hasta el final de las próximas eliminatorias, con renovación automática en caso de clasificarse al Mundial de Rusia 2018, el primer objetivo del nuevo ciclo.
Martino, quien no hizo declaraciones, comenzó su carrera como técnico hace 16 años en Brown de Arrecifes en el ascenso y tras dirigir a otros equipos argentinos llegó al fútbol paraguayo en 2002 para dirigir a Libertad y Cerro Porteño.
Regresó en 2005 a la Argentina para asumir en Colón; volvió a Libertad ese mismo año y, entonces, le llegó la primera gran oportunidad de su carrera: la selección de Paraguay, a la que llevó a los cuartos de final de Sudáfrica 2010, instancia en la que puso contra las cuerdas a España, a la postre campeón del mundo. También con Paraguay fue finalista de la Copa América de 2011 cuando perdió la final con el local Uruguay.
En 2012, tomó las riendas de Newell*s, el club de sus amores que sufría por el promedio. Lo sacó del pozo, lo llevó al título y a semifinales de la Libertadores, lo cual lo catapultó a Barcelona.
Su desempeño con el Barsa no fue exitoso. Conquistó el título de la Supercopa de España apenas en el primer mes de su gestión, pero se fue con las manos vacías en el resto de la campaña.
Tomado de Eje Central.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.