junio 24, 2021 12:28 AM

Amado Yáñez: Suárez Coppel rechazó firmar contrato por 2 mmdd

amado
Para Amado Yáñez Osuna el contrato que le otorgó Pemex en vísperas del cambio de gobierno, no sólo beneficiaba a Oceanografía, sino también a petrolera que necesitaba un buque de esa capacidad para distintas operaciones de cabotaje, porque la segunda opción era contratar el OSA Goliath en otro país.  “Estábamos cabildeando para que nos dieran el contrato. Yo presionaba a Pemex, (les decía) ‘me van a dar el contrato o me lo llevo’. El barco era clave para la producción si el barco no continuaba trabajando se le caía la producción a Pemex (en la sonda de Campeche)”, asevera el empresario.
Identifica a Morales Gil como la persona que le pidió que no se llevara el OSA Goliath, sobre la base de todos los trabajos que habían tenido con Pemex. Con él tenía una relación de trabajo vieja, pero con Ávila, reconoce haber cimentado una amistad. Los dos vivían en Ciudad del Carmen, y ambos tenían como común denominador su amistad con la familia Mouriño. Pero eso no le daba beneficio alguno, afirma. Al contrario, dice, Ávila fijaba precios de referencia a los barcos, lo que limitaba sus ganancias.
Yáñez Osuna recuerda que estaba ahorcado porque durante meses buscaron el contrato multianual con Pemex por unos 2 mil millones de dólares que, asegura, fue aprobado por todas las áreas de PEP, pero en las oficinas centrales de Pemex se rechazó. “No lo quiso firmar Suárez Coppel, los directores firman los requerimientos jurídicos, pero como el CAOS de Pemex lo rechazó ya no lo firmó (Suárez Coppel)”, detalla.
Con ese contrato, dice, hubiera reestructurado el crédito del buque, para pagarlo a cinco años, “pero todo se me iba, estaba ahorcado en mi liquidez”. En las últimas semanas de 2012, confirma, obtuvo el contrato más pequeño para el OSA Goliath. “En diciembre de 2012 salió el contrato, era para ejecutar de enero a diciembre de 2013, pero hubo una ampliación y se terminaba en abril o marzo (de este año)”, abunda.
En esta adjudicación directa por menos de 200 millones de pesos, explicó, el barco seguiría trabajando. Pero el OSA Goliath no terminó su trabajo de cambiar paquetes de producción y perforación, y colocar válvulas y equipo de una plataforma a una nueva. El 28 de febrero “huyó” de aguas mexicanas y atracó en Aruba, con todo y material que pertenece a Pemex por unos 40 millones de pesos, dice Yáñez Osuna, por lo cual, anticipó, demandará.
Tomado de Eje Central.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.