junio 19, 2021 9:23 AM

Saúl Rubio, el primer alcalde denunciado

demanda saul
Lo acusan de haber pagado obras millonarias que no se concluyeron
Semestre tras semestre, tanto al padre como al hijo mientras fueron alcaldes, se les señalaba en la cuenta pública revisada por el Congreso, la auto-compra de combustible y lubricantes. Le seguían los extrañamientos y la suspensión de la cuenta, para luego pasar el procedimiento.
Pero la denuncia penal no le llegó a Saúl Rubio Valenzuela por la compra de más de 4 millones por semestre de gasolina en un negocio de su propiedad, sino por dos obras que según el Alcalde Aarón Verduzco no se concluyeron: una unidad deportiva en la comunidad de Baburía, con recursos federales, y la pavimentación de una calle en la localidad de Máripa.
La administración de Verduzco acusa a Rubio Valenzuela y a tres funcionarios de su administración —el tesorero Miguel Gálvez, el director de Obras, José Pedro Araujo, y el director de SEDESOL, Rafael Gaona— junto con el regidor Javier Peña Vea, de fraude, desempeño irregular de la función pública, peculado y enriquecimiento ilícito. Además, a Jesús Gilberto Félix Quiroz, Misael Meléndrez López y Jesús Alejandro Valenzuela Navarro, representantes de la constructora AESAM, S de RL de CV, empresa que ganó ambas obras en licitación, que cobró y no las concluyó, según la acusación por el delito de fraude.
La denuncia interpuesta ante el Ministerio Público el lunes 7 de julio —Ríodoce tiene una copia— señala un quebranto de 6 millones 467 mil 801 pesos, “al no ejecutarse los recursos financieros, destinados para la obra, deduciendo con esto que fueron desviados para enriquecerse personalmente, por parte de los hoy denunciados.”
Y es que según la denuncia presentada por el síndico procurador, Gustavo Sepúlveda, la obra de rehabilitación y equipamiento de la unidad deportiva de Baburía quedó al 56 por ciento, según coinciden un informe interno de Obras Públicas, y otro realizado por personal autorizado de la Auditoría Superior del Estado, consistente en inspección física. Sin embargo, se pagó por completo: 3 millones 472 mil 783 pesos, con dos cheques de Banorte, el 13333968 y 13333969.
En cuanto a la pavimentación en la “calle principal en la localidad de Maripa…con un despalme de mil 821.62 metros lineales con un ancho de 10 metros”, solo se ejecutó un 10.60 por ciento de la obra de acuerdo al informe interno de Obras públicas, y que igualmente se cubrió en su totalidad: primero con un anticipo del 50 por ciento, es decir 2 millones 475 mil 5 pesos con 88 centavos, y otro pago por 2 millones 359 mil 790 pesos. En este caso se hizo una transferencia electrónica a través de Banamex.
Saúl Rubio: mediático y político
Saúl Rubio Valenzuela, el exalcalde, dice vía telefónica que en ambos casos no es posible acreditar las acusaciones. De la unidad deportiva de Baburía asegura que “la obra se concluyó”, aunque admite que se hicieron unas modificaciones “en el catálogo de conceptos en lo que se refiere a la cerca perimetral”.
Y sobre la pavimentación de la calle de Máripa dice que fue necesario firmar un convenio, porque previo a la pavimentación era necesario en esa ruta introducir el servicio de agua potable y drenaje, obra que no realizó el Ayuntamiento. La constructora aceptó posponer la pavimentación en tanto se concluyeran esos trabajos. Los pagos se hicieron porque el presupuesto debía ejercerse en el 2013, pero había el respaldo del convenio firmado por el actual Alcalde Aarón Verduzco para que realizaran la obra.
Ambos expedientes, completos, dice Saúl Rubio Valenzuela, quedaron en los archivos del municipio y formaron parte del proceso legal de entrega-recepción. Lo que según la denuncia penal elaborada el uno de julio pero presentada seis días después, niega.
Heredero político de su padre, el líder agrícola Saúl Rubio Ayala asesinado en mayo de 2005 mientras era diputado local en funciones, Saúl Rubio hijo asumió la Alcaldía de Sinaloa 10 años después que su padre, en una coalición de los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y del Trabajo, pero un par de elecciones antes lo intentó sin resultados.
Al recuperar la Alcaldía el PRI, que perdió en el trienio de su padre (2002-2004) y mantuvo tres años después con Wilfredo Veliz, la denuncia penal es interpretada por Saúl Rubio Valenzuela como un asunto mediático primero y político después.
Asegura que ni siquiera se le notificó sobre las supuestas irregularidades detectadas en las auditorías, pese a que envió oficios donde ofrecía la colaboración para cualquier aclaración sobre su administración. Además, dice, la Ley de entrega-recepción obliga al síndico procurador a solicitar aclaraciones en caso de detectarse cualquier asunto.
Casi una semana después, Saúl Rubio Valenzuela asegura que no conoce detalles de la denuncia porque el Ministerio Público no le ha notificado nada, pero que abogados suyos estarán revisándola en su momento.
Respecto a la constructora AESAM, Rubio Valenzuela niega tener alguna relación. Se trata, asegura, de la empresa que ganó la licitación. AESAM, con domicilio fiscal en la ciudad de Culiacán, en el fraccionamiento Villas del Río Élite, no está afiliada a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, CMIC. Igualmente, no forma parte de manera generalizada en otras licitaciones del estado de Sinaloa.

La denuncia textual ante el Ministerio Público.
La denuncia textual ante el Ministerio Público.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.