junio 19, 2021 12:20 AM

Discriminación en el Stase

DENUNCIA ANÓNIMA. Condicionamiento y engaño para otorgar préstamos en el STASE.
DENUNCIA ANÓNIMA. Condicionamiento y engaño para otorgar préstamos en el STASE.

Escamotean préstamos a trabajadores, los operadores de Armando Heráldez
“La remesa de aproximadamente 400 mil pesos que Juan Gabriel Chinchillas, director de la Jafe, mandaba mensualmente para préstamos a los que los trabajadores tenemos derecho, hace mes y medio que no llega”, afirman empleados perjudicados del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado (STASE).
“Nosotros vemos que hay hostigamiento desde el dos de mayo para acá, pues nos han estado negando los préstamos a todos los compañeros que tenemos derechos, como los tienen los de Culiacán, aunque nosotros seamos foráneos”, aseguran los trabajadores afectados que no dicen sus nombres por miedo a la represión.
Los inconformes denunciaron que Juan Gabriel Chinchillas, director de la Junta Administradora de Fondos Especiales (Jafe) del STASE, está escamoteando los préstamos a sus compañeros de gremio de sur del estado de Sinaloa que lo pusieron en el puesto que ocupa.
Y afirman que Salvador Osuna, abandonó sus funciones de secretario de relaciones públicas para convertirse en el escamoteador número uno de los derechos sindicales de los agremiados en la Delegación del Stase en Mazatlán.
“La delegación sindical hace los trámites, los lleva a Culiacán y el director de la Jafe argumenta que él va a venir personalmente a traer la remesa; ha venido dos veces a Mazatlán, pero se los ha entregado a Salvador Osuna”, acusan.
“Salvador Osuna está para otro tipo de actividades, más no para agarrar una cartera de cheques y lucrar con ella, ya que para ello hay un delegado sindical”, argumentan.
El escamoteo de los préstamos a los agremiados tiene a éstos sumidos en el estrés de la penuria económica, pues algunos trabajadores del Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito (Cecjude) van con sus cheques a los bancos y se encuentran con la sorpresa de que no tienen fondos.
“Tenemos como tres meses con los cheques y no hemos podido cobrarlos”, dijeron a Ríodoce los afectados.
“Ahorita va para dos meses que no mandan préstamos, agregan, que no hay fondos; entonces sentimos que si damos una cuota a nivel estado y todos los agremiados damos la misma cuota, por ello debe haber equidad y justicia”.
“¿Por qué a los foráneos nos discriminan, reprimen o nos restringen?”, cuestionan.
Los trabajadores no saben a ciencia cierta si los préstamos a los trabajadores se están escamoteando por instrucciones expresas de Armando Heráldez, secretario general del Stase, pero sí están seguros de que los mismos líderes sindicales que pusieron para defenderlos están violando los estatutos.
“Que nos se les olvide que ellos están para servirnos a nosotros, porque por nosotros están ahí, y el día que terminen en sus cargos de ese comité van a volver a trabajar igual que nosotros, como soldados rasos”, critican.
El miércoles dos de julio, la Unidad Administrativa del Gobierno del Estado parecía una olla de presión ejercida por la indignación de algunos trabajadores inconformes por las que llamaron conductas represoras de los operadores de Armando Heráldez.
“Nosotros como trabajadores estamos viendo la problemática ya muy profunda, pues hace más de un mes que no hay remesa, que no hay cheques, y pues sí nos afecta, porque nos vemos violados en nuestros derechos”, comenta un inconforme.
Lamentan que en el sindicato brille por su ausencia la democracia, la justicia y la equidad, porque viven la contradicción de que a los agremiados foráneos los tratan como trabajadores de segunda categoría y de primera a los de Culiacán.
“Nosotros no tenemos la economía como para estar costeando las idas a Culiacán y vengan a ver la problemática, por eso tenemos a nuestra delegada, y el otro compañero, el director del Jafe, pues la condiciona”, enfatizan.
En Mazatlán se da la paradoja de que los trabajadores al servicio del Estado, le tienen más miedo a los líderes sindicales “titireteros” de Armando Heráldez que al propio patrón, pues con la venia de éste, aquellos se creen intocables.
El argumento que esgrimen los trabajadores del por qué prefieren mantenerse en el anonimato es el miedo a la represión y quedarse sin trabajo.
“Lo que pasas es que muchos de nosotros no podemos hablar por las represalias, todos tenemos temor de que nos condicionan, y vienen y te intimidan; todos sufren la misma problemática pero nadie se quiere animar a hablar, porque tienen miedo a quedarse sin trabajo”, opinan.
La táctica dilatoria
La revancha que practica contra los disidentes fue llevada por Armando Heráldez y sus escamoteadores de oficio hasta el Juzgado Duodécimo.
Resulta que fue diferida la audiencia Constitucional que estaba programada este siete de julio, en Culiacán, para resolver el conflicto del Stase. Porque los operadores del líder sindical no contestaron el informe justificado dentro del plazo marcado por la Ley. Expediente del Juicio de Amparo 420/2014, radicada en dicho Juzgado.
Los líderes sindicales al servicio de Armando Heráldez, prefirieron pagar la multa a contestar el informe justificado, con miras a alargar el conflicto.
“Nosotros confiamos en ese amparo que es por la vía federal, toda la base trabajadora estamos esperando esa resolución”, manifestaron los trabajadores inconformes, quienes esperaban que el siete de julio fuera un día histórico para ellos.
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.