junio 22, 2021 2:34 PM

Ni Dioses ni criminales

MARCHA. Rescatar la deteriorada imagen del médico.
MARCHA. Rescatar la deteriorada imagen del médico.

Médicos de Sinaloa, entre el dinero y el miedo
A las ocho y media de la mañana del domingo pasado, alrededor de 400 médicos del sector público y privado marcharon por la avenida Álvaro Obregón, desde el templo de La Lomita a Catedral.
Bajo el lema “Yo soy 17”, protestaron por la emisión de órdenes de aprehensión contra 16 médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social en Guadalajara, acusados de provocar, por negligencia, la muerte de un menor.
La protesta fue parte de las marchas registradas ese mismo día en al menos 13 estados de la República para exigir que el acto médico se despenalice.
En Culiacán, los manifestantes vistieron su bata blanca y un listón negro del lado izquierdo del brazo, como símbolo de luto por la condena de sus colegas, que fue generada dicen, por presión política.
Con consignas como “no somos dioses, no somos criminales, somos médicos“, los galenos también expresaron que muchas veces hacen su trabajo mientras les apuntan con una arma en la cabeza”. Y es por eso que la marcha realizada, dicen, va más allá del apoyo a sus colegas. Es por la dignificación de la profesión médica.
El comienzo
A principios de junio, un juez de distrito de Jalisco dictó órdenes de aprehensión en contra de 16 médicos del Hospital de Pediatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en aquel Estado, por el presunto delito de negligencia médica.
A los acusados —actualmente amparados ante la resolución judicial— se les responsabiliza de la muerte de Roberto Edivaldo Gallardo Rodríguez, un joven de 15 años quien ingresó al Hospital de Pediatría del IMSS en noviembre de 2009 por un diagnóstico de crisis asmática.
Sergio Valente Gallardo Ramos, padre del menor —quien lleva más de cuatro años en un proceso penal contra médicos y directivos del citado hospital— describió que para la colocación de un catéter, a su hijo le perforaron ambos pulmones. Posteriormente en un lapso de 16 días se le sometió a siete cirugías abdominales en las que los médicos tratantes concluyeron que había perforación intestinal y falta de circulación sanguínea intestinal.
Por ese motivo “se le realizaron cortes intestinales en diferentes segmentos, pero ninguno fue analizado por patólogo”, por lo que no se confirmó el verdadero padecimiento que era tuberculosis intestinal, y tampoco se le brindó el tratamiento adecuado, explicó el padre de familia.
El niño falleció en enero de 2010, tras 55 días en el hospital.
El 16 de marzo, el padre del niño presenta denuncia por negligencia médica ante la Procuraduría General de la República (PGR) pero se le niega amparo.
El 31 de marzo, la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) analizó el caso y concluyó que hubo “mala praxis”, pero no responsabilidad médica.
El año pasado, el agraviado vuelve a presentar juicio de garantías y gana amparo. Acredota presunta responsabilidad a 16 médicos por comisión de homicidio culposo.
Ética rebasada
El cirujano oftalmólogo Ricardo Chávez Díaz tiene más de 40 años de ejercer la medicina. Participó, junto con sus hijos y su yerno, que también son médicos, en la marcha del domingo. Pero su solidaridad con el gremio, dice, aparte de expresar el apoyo a los médicos acusados, es que se dignifique la profesión médica.
En Sinaloa nos hemos dejado rebasar por los imbéciles a través del dinero o del temor. Y cuando una sociedad fustiga a sus médicos, se pierde la credibilidad, es una sociedad que pierde valores, que cae, que va a un caos”, señala.
Chávez Díaz, quien se desempeñó como jefe del servicio de oftalmología en el Hospital de Pediatría del Centro Médico de Occidente del IMSS, sabe lo que significa laborar en un ambiente donde, dice, no se tienen los elementos necesarios para poder atender al paciente, situación que desgraciadamente es muy común en nuestro país.
Integrante del grupo de médicos que fundó la Escuela de Medicina de la UAS, de donde fue profesor de cátedra durante muchos años habla de los pros y contras del ejercicio médico: “He tratado mucho con los jóvenes, he visto como la figura del médico se ha venido deteriorando y desmoronando, a tal grado que he vivido la situación de médicos que han asesinado porque quizás no quedó del todo bien algún paciente que intervinieron. Pero un médico no es Dios y no conozco un solo médico que haya hecho las cosas a propósito, con dolo”.
Hay que decirlo, continúa, hay muchos médicos que tienen un interés voraz por el dinero y son criticados por esa actitud mercantilista, un amplio sector joven está programado mentalmente para hacer dinero y eso es un deterioro, pero nunca el trabajo se hace con dolo. Somos humanistas, es nuestra formación, el famoso juramento hipocrático sigue siendo válido”.
El también profesor titular del curso de postgrado en oftalmología de la Coordinación Universitaria en el Hospital Civil de Culiacán expresó que “me parece vergonzoso ver a los médicos jóvenes en farmacias genéricas o similares ganando una miseria, mientras que en las instituciones trabajan por contrato sin derecho a una antigüedad y jubilación. Estas son otras cosas por las cuales los médicos deberíamos salir a las calles.
Sobre el caso de los doctores acusados dice que “se les está atacando por el terreno legal cuando hay instituciones por la vía civil, como la Comisión Nacional de Arbitraje Médico”.
—¿Ha cambiado la situación de los médicos de 40 años a la fecha?
—Ha cambiado en contra porque se ha ido deteriorando la figura…
—¿A qué lo atribuye?
—A las actitudes de los diferentes gobiernos, la situación socio-económica pero más que nada la situación que se vive en México, la actitud mercantilista de la sociedad civil, al deterioro de los valores de la sociedad, y por otro lado, la falta de carácter de muchos médicos, a quienes se les compra o amedrenta muy fácil
—¿Cuáles son hoy las condiciones laborales en las instituciones de salud?
—En la secretaría de salud se está dando desde hace tiempo los contratos por obra determinada, que hace que el médico se vuelva chambista. En el ISSSTE y en el IMSS hace falta personal médico, buena atención y equipamiento.
El especialista dijo que en el IMSS es conocido que es mucha la carga de trabajo, en mi experiencia, porque trabajé ahí, en un horario de 6 horas atendía a 30 personas y llegué a operar al mismo tiempo.
El médico, agrega, necesita levantar la voz y que bueno que ya lo está haciendo.
—¿Y si se levanta la voz, cuáles serían las exigencias del gremio?
—Primeramente que se rescate el valor del médico tanto por la sociedad como por los mismos médicos; mejorar las condiciones de las instituciones de salud en cuanto a condiciones laborales y contar con el equipamiento material.
Discriminación en salud
En lo que va de este año, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha documentado diez casos de inadecuada atención médica por parte de doctores y empleados de servicios públicos de salud, que con su mal desempeño provocaron la muerte de siete personas en Oaxaca, Estado de México, Guanajuato, Yucatán y DF.
Según el informe anual de actividades del organismo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue la institución pública que recibió más quejas (mil 660) en 2013.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.