junio 21, 2021 9:54 PM

El pasado, que es el presente

agricultores marcha6
(Vuelven, como las aguas) A Renato Vega le estacionaron centenares de tractores en la explanada de Palacio de gobierno, era 1995 en los inicio del Tratado de Libre Comercio y la política de apoyos agrícolas era incipiente aun. A Juan S. Millán le bloquearon carreteras y plantas de PEMEX, detuvieron a líderes a garrote limpio y otros proyectaron sus carreras políticas. Ya con Jesús Aguilar, aun cuando siguieron presentándose las protestas, bajaron considerablemente de intensidad y además le tocaron al final algunos de los ciclos del alza en los precios de los alimentos.
Ahora, con Mario López Valdez los sucesos de la semana son apenas una probadita deslactosada y ligth de la larga lucha de productores por la rentabilidad en las cosechas.
En el campo de Sinaloa se han hecho fortunas y al mismo tiempo prevalecen condiciones de pobreza extrema. Mario López Valdez, pese a las condiciones del clima por la helada que tanto cita y la falta de agua después, justamente por su empecinamiento en resembrar, había controlado a los dirigentes de las diversas organizaciones. Pero con lo sucedido el pasado martes ya merece que le dé cinco minutos y lo revise no solo para contenerlo sino para resolverlo.
El argumento que les dio a los productores de que se comportaran porque el diálogo está abierto con la federación podría caerse esta semana. Lo menos que se ocupa son pláticas.
No hay, como no hubo antes, una política estatal agrícola. Se trata de reacciones a los mandamientos federales. Se trata solo de operar lo que desde allá se diga. Un planteamiento local o regional no existe, con todo y los discursos que se quedaron guardados el día de San Juan.
MARGEN DE ERROR
(Alto, peligro) Son ya dos ocasiones que desde los mandos de seguridad en Sinaloa se niega la posibilidad de retorno a los desplazados por la violencia en la zona de los municipios de Badiraguato, Mocorito y Sinaloa. Tan solo de visita, ni siquiera a repoblar lo abandonado. La primera cuando amenazaron diciendo que si los acompañaba la prensa, ellos —los policías y ejército— no garantizarían la integridad de nadie. Y la segunda esta semana cuando miembros de la Comisión Nacional de Derechos Humanos se regresaron asustados cuando el comandante les dijo que era de alta peligrosidad intentar un retorno a San José de los Hornos, Ocurahui… o a cualquier otra comunidad intermedia.
Aun cuando los propios pobladores siguen teniendo noticias de que grupos armados se mantienen apoderados de esa zona de la sierra, la certeza ahora es que el gobierno estatal mejor cedió esos territorios a cambio de evitar seguir peleándose por la México 15 entre Guasave y Ahome —sitio de los atentados múltiples a grupos de policías—.
MIRILLA
(Miren arriba) Aunque el alcalde de San Ignacio Amado Loaiza no dijo nada nuevo sobre la operación de al menos cinco gavillas diferentes en la sierra de ese municipio y que incursionan desde Durango otras más, lo cierto es que con lo débil de los ayuntamientos y sus fuerzas de seguridad es todo un atrevimiento. La situación en San Ignacio, como en otras zonas de Concordia y Mazatlán, deberían tratarse en una lógica diferente de lo que viene sucediendo por ejemplo en Sinaloa municipio o en Badiraguato.
Algo debería revisar Moisés Melo, coordinador de Seguridad en Sinaloa e interlocutor con las fuerzas armadas, en las operaciones del Ejército en la sierra. Empezar quizás preguntando por la rotación de mandos y seguir con los encargados de la supervisión de quienes incursionan desde Badiraguato y desde San Ignacio.
PRIMERA CITA
(Hashtag) La campaña contra el bullying #elbullyingnoesunjuego está como aquel desempleado que sale a buscar trabajo en viernes y rogándole a Dios no encontrarlo. El lanzamiento se arma el último día de clases. Los niños y niñas se van, se fueron.
Más para cumplir el requisito que con tener un programa estructurado de vigilancia y protocolos. Hoy se piensa que con solo anteceder el signo de gato a cualquier cosa ya se convertirá en tema de moda en las redes sociales, o también se asegura que una campaña de medios y comerciales, aun cuando participen la actriz Yolanda Andrade y el boxeador Julio César Chávez, es suficiente para enfrentar la gravedad de un tema de violencia en escuelas.
Padres y madres deberíamos exigir claros protocolos de reacción en las escuelas ante una situación. Métodos para detectar cualquier conducta que después será de gravedad. Que de eso sirva al menos el hashtag.
DEATRASALANTE
(La marcha blanca) Fue hace 10 años, pero bien pudo haber sido el pasado viernes. El domingo 27 de julio de 2004 se realizó la Marcha por la paz, la marcha blanca y silenciosa, la movilización sin partidos ni gobierno más grande de la historia. Una exigencia contra la delincuencia y la inseguridad. Cálculos de aquel domingo señalaban la participación de medio millón de personas en el zócalo del Distrito Federal y alrededores. Era el inicio de una participación ciudadana en materia de seguridad, pero era ya desde entonces y antes, un clamor generalizado por la falta de resultados de la autoridad. Nadie pensaba en aquel lejano 2004 que podría ponerse peor, como se puso en los últimos seis años panistas, y en lo que va del retorno del PRI (PUNTO)
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.