junio 25, 2021 1:58 AM

Cabalga la impunidad ante la impasibilidad de los tres niveles de Gobierno

aaron irizar
En el sur del estado, la muerte por armas de fuego nunca se detiene. A casi un mes de sendas masacres perpetradas en la sierra del municipio de San Ignacio, que sumaron doce víctimas, la impunidad cabalga en caballo de hacienda y lo mismo brinca en la zona rural que en la urbana, desangrando a los municipios sureños.
Prueba palpable de la impunidad cabalgante es la emboscada perpetrada por un grupo armado contra los ocupantes de la camioneta Ford Ranger, blanca, modelo antiguo, placas TT40985, de la tambora, el martes 25 de junio, en la carretera estatal El Recodo-Veranos, originarios de El Telcoyonqui, La Noria.
En el atentado murieron dos personas identificadas como Luis Alberto Tirado Tiznado y Carlos Tiznado Pérez; y fueron heridos Enrique Arámburo González, Agustín Tiznado Pérez, el primero de éstos últimos con una herida en el abdomen.
Asimismo, resultó herido en la cadera, el adolescente Eduardo, de 11 años de edad.
Inmersos en la filosofía de “inteligencia” del “se están matando entre ellos”, aplicada en los multihomicidios de San Ignacio, elementos de la Policía Ministerial del Estado, Seguridad Pública Municipal, el Ejército y Marina Armada de México, acudieron al escenario del atentado, para verificar los hechos.
El convoy de dichas autoridades fue acompañado al lugar de los hechos por peritos y el agente del Ministerio Público con el objetivo de iniciar las respectivas “investigaciones”, quienes por lo pronto localizaron más de 150 caquillos percutidos calibre 7.62X39, de los utilizados por fusiles AK-47.
Hasta la noche del viernes pasado, las autoridades encargadas de impartir justicia y combatir la impunidad no habían informado qué grupo criminal perpetró el atentado, al margen del conocido esquema “se están matando entre ellos”.
El aspirante
En ese escenario de violencia imparable, el Senador de la República Aarón Irízar López, ofreció a los periodistas del sur del estado, una comida con motivo del siete de junio, pero que fue concretada el jueves 26 de junio.
El exalcalde de Culiacán no escondió sus aspiraciones a la gubernatura del estado, siempre y cuando en el momento preciso tenga la competitividad y la confianza mayoritaria de la ciudadanía y por supuesto del Partido Revolucionario Institucional.
Como ninguno de los comensales le creería lo contrario, el político reconoció que un servidor público hasta un deportista tiene una aspiración superior.
“Sería una falsedad decir que no aspiramos y ahí encuentran la definición”, dijo.
El “humanista”
El cinco de junio, cuando la sierra de San Ignacio estaba ensangrentada por las masacres, el diputado federal Heriberto Galindo Quiñones, ya había venido al sur del estado, concretamente a la comunidad de El Tule, Escuinapa, pero aseguró que su visita no obedecía a fines partidistas, sino “humanísticos”.
“No hay un propósito de orden político, ni electoral, queremos que ustedes tengan agua principalmente, luz y la regularización de su tierra; es un propósito humanístico”, dijo a Noroeste Mazatlán, el político priista de la fundación Para Mover y Transformar Sinaloa.
El libro de Galindo
En 2012, Heriberto Galindo Quiñones, compiló y prologó “Ideas e ideales de Enrique Peña Nieto”, editorial Fontamara, el libro que “reúne las principales ideas y propuestas políticas formuladas por Enrique Peña Nieto en discursos, artículos y conferencias, así como en entrevistas que concedió a medios mexiquenses, nacionales y extranjeros, hasta el 12 de marzo de 2012”.
En la introducción que hizo Galindo Quiñones en el capítulo 8, rubro de Seguridad Pública, del libro que visto a la luz de las masacres del sur del estado de Sinaloa y de todo el país, parece más un catálogo de “buenas intenciones” de su correligionario político, el presidente Enrique Peña Nieto.
Extracto textual:
“El narcotráfico es una variedad relativamente nueva del delito en México, al menos en las dimensiones que ha adquirido en los últimos años. La adicción a las drogas, fenómeno propio de la globalización, genera demanda por estas sustancias prohibidas y disputas entre organizaciones de narcotraficantes por el control del territorio.
Enrique Peña Nieto sostiene que hay que revisar la estrategia del combate al crimen organizado porque ha sido insuficiente e ineficiente. El Estado no ha cumplido plenamente con su obligación de garantizar la protección de la vida y patrimonio de las personas y la violencia ha enlutado a decenas de miles de hogares en el país.
Un nuevo modelo estratégico de seguridad pública debe incluir sistemas avanzados de investigación e inteligencia y una policía profesional, entrenada, bien armada y renumerada, que genere confianza en la sociedad. El problema exige un combate múltiple que cierre los canales financieros al blanqueo del dinero de origen delictivo y cambie las condiciones sociales que propician al crimen organizado a través de la educación vinculada a la generación de empleos en la economía formal para reducir las actividades informales.
En el combate directo a las organizaciones criminales se necesita hacer adoptar un enfoque integral y definir prioridades: primero, concentrar los esfuerzos más afectados por la violencia, luego en las rutas del narcotráfico y finalmente extender la acción al resto del país. Es urgente aumentar la eficacia de las instituciones policiales y de procuración e impartición de justicia y abatir la impunidad. (HMGQ)”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.