junio 21, 2021 11:28 PM

Escuela Patrón de Rueda

TENSIÓN. AMBIENTE hostil, represivo y antiacadémico en escuela de música.
TENSIÓN. AMBIENTE hostil, represivo y antiacadémico en escuela de música.

Las “musas” de la inconformidad llegaron a una de las instituciones más reconocidas en Mazatlán: la Escuela de Música “Enrique Patrón de Rueda”.
Un cuarteto de jóvenes estudiantes entrevistados que prefieren no decir sus nombres para evitar represalias, decidieron romper el silencio, pero no para arrancar a las musas un “himno” de la alegría, sino de denuncia y desesperanza.
Un estudiante inconforme, en tono de frustración, dice: “Cuando inicia un proyecto educativo se espera que éste vaya tomando el camino adecuado para su crecimiento y su desarrollo en términos de pertinencia y hasta de excelencia”.
—¿Esta escuela no marcha “en términos de pertinencia y excelencia”? —se le pregunta al aspirante a músico.
—Durante las últimas administraciones las cosas no han caminado de forma ordenada y pulcra, como se debiera en términos de funciones y objetivos académicos. Pareciera que el objetivo central que tienen es que la escuela funcione al son de ser sólo un pingüe negocio.
—¿Negocio en una escuela de música?
—Sí, los directivos no atienden sus obligaciones, por ejemplo de dar mantenimiento regular a las instalaciones y los equipos. Los alumnos que pasamos algunos años duros y de férrea disciplina en nuestros espacios de práctica, ensayo y aprendizaje, casi nunca vemos tales servicios de revisión, atención, reparación o mantenimiento. Y es que a los burócratas no les cabe en la cabeza que hasta lo sagrado como el arte requiere tratamientos en sus espacios, instrumentos y bienes simbólicos.
—En ese escenario, ¿cómo perciben a sus maestros de música?
—Tampoco se ha procurado atender y retener a los trabajadores y maestros de música más íntegros y capaces que han llegado a laborar en la escuela y que se han dado cuenta de la desatención y hasta de la inercia con que funciona la institución, así como de los manejos poco claros o lógicos en la administración.
—¿Hay conflictos dentro de la institución?
—Los conflictos son frecuentes. Hay un trato injusto y despótico hacia ese tipo de maestros, que llegan a inconformarse ante las arbitrariedades de tipo laboral que se dan de manera recurrente.
—Pero al final los maestros aguantan calladitos para llevar la fiesta en paz…
—Algunos maestros soportan los malos tratos y se vuelven sumisos ante el temor de perder el trabajo. Pero otros han sido despedidos sin mayor trámite. Han despedido a músicos de buen nivel y hasta excepcionales que han sido defraudados, engañándolos o no cumpliéndoles por ejemplo con los salarios y las prestaciones a que tienen derecho por ley.
—¿Hay desarmonía en la escuela de música?
—Sí, quizá sea un privilegio enseñar arte musical, pero quienes enseñan también son trabajadores. Al final, todo esto ha terminado por afectar de manera insana al ambiente de supuesta enseñanza que se vive de manera cotidiana.
—¿Está viciado el ambiente educativo musical?
—En realidad, el ambiente de formación musical es hostil, represivo y antiacadémico, privan los tonos de recelo, la tensión y la desconfianza, entre los alumnos, profesores y directivos, como si fuera un centro musical donde predomina una especie de tesitura y ley del silencio.
—¿Las autoridades municipales no saben lo que pasa en la escuela de música?
Estos problemas son conocidos desde hace tiempo por propios y extraños a la escuela. Desde muy arriba y hasta abajo. Por estos manejos donde la ética está ausente, el fortalecimiento académico se quedó sólo como partitura demagógica y las injusticias laborales muy presentes. El proyecto de una escuela musical de altura, se está yendo por la borda.
—¿Ustedes creen que “se está yendo por la borda”?
—Claro ¿Cómo puede trascenderse desde el arte en un ambiente de indolencia y burocracia? ¿Hasta dónde va a llegar esta situación que afecta a la educación artística, cuando se supone que las artes debería ser un modelo social y cultural?
Señalan que “alguien interesado o entusiasmado por el arte de aprehender a tocar un instrumento puede optar por un aprendizaje autodidáctico o bien ingresar, pensando en una formación académica, a una institución especializada con enfoques, métodos y técnicas más complejos”.
—Y ustedes se fueron por la “institución especializada”.
—Es triste voltear a ver momentos distintos del pasado donde se nos veía a un grupo de jóvenes estudiantes ilusionados, añorando conocer el sueño de una de las posibles creaciones más hermosas. La enseñanza de un arte magnífico, pero al llegar a ese día final, acaso de graduación, darse cuenta que los ideales y valores sublimados junto a los sones del arte que cada uno se imaginó y planeó, han quedado frustrados, bajo la pobreza de visión de quienes dirigen las instituciones.
—Suena a reclamo y frustración.
—Sí. Y las cosas están y siguen así, a pesar de que existen, aquí, allá, quejas y protestas de estudiantes afectados y que la población conoce, pero que ciertos sujetos llegan a ignorarlas con cinismo, altanería y soberbia, amparados en la idea de que los centros de arte son también sagrados. Son los tipos que se sienten dueños eternos de los cargos y que no hacen arte, ni interpretan. Pero ni siquiera escuchan y tampoco ven.
Escuela cuestionada
Los alumnos inconformes afirman que la Escuela de Música, capitaneada por el maestro Pércibal Álvarez, fue formada en 1989 para impartir educación musical, y durante el paso de los años ha obtenido avales, reconocimientos, apoyos y fondos económicos de parte de los gobiernos municipal, estatal y federal, para infraestructura, planes de estudio, programas, personal docente, llegando a ofrecer una licenciatura y la carrera con nivel de Técnico de Música.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.