junio 12, 2021 2:59 PM

El atentado de junio

ZARATE ALEMÁN. Ante los atentados: “estamos expuestos”.
ZARATE ALEMÁN. Ante los atentados: “estamos expuestos”.

En julio de 2013, sujetos en motocicleta ya habían balaceado la fachada de la casa del comandante Felipe Zárate Alemán
“Como servidores públicos estamos expuestos”, dijo el comandante Felipe Zárate Alemán, ex subdirector operativo de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, con aparente calma a Ríodoce, el jueves 19 de junio.
Habían pasado casi 72 horas de que en su camioneta Grand Cherokee, color azul metálico, en la que viajaba en compañía de su esposa e hijo, había sufrido un atentado criminal, casi en el cruce de las avenidas Manuel J. Clouthier y Antonio López Sáenz, en el fraccionamiento Infonavit El Conchi, a dos cuadras de una caseta de policía, en la zona noreste de Mazatlán.
Esa mañana, Zárate Alemán y su esposa que también es elemento activo de la corporación policíaca, habían salido de su casa para llevar a su hijo a la escuela, no habían avanzado ni tres semáforos que separan el fraccionamiento San Joaquín, cuando un hombre camuflado de apacible transeúnte se le abalanzó sorpresivamente con una pistola como prolongación de su mano.
Cuando el ex subdirector operativo de la Policía Preventiva, quien iba al volante, vio al pistolero, su reacción inmediata fue de inmovilizar el brazo de su atacante, pero durante el forcejeo se accionó el arma del adversario.
Una bala hirió de rozón el brazo del comandante, mientras que su cónyuge recibió dos impactos de bala en la espalda, porque mientras su esposo intentaba neutralizar la acción del agresor, la mujer policía se habría apresurado a cobijar con su cuerpo a su hijo de escasos 10 años de edad.
Después de haber perpetrado el atentado, el atacante corrió hacia una motocicleta donde otro individuo lo esperaba para abandonar el lugar de los hechos, a donde llegaron paramédicos y elementos de diversas corporaciones policíacas.
El hijo adolescente resultó ileso, pero a su corta edad había vivido la experiencia de ser llevado por sus padres con destino a la escuela a estudiar y regresar a casa con sus progenitores heridos de bala, lejos del recinto escolar y muy cerca de una clínica privada donde fueron atendidos y dados de alta el miércoles 18.
El otro atentado
Una ola de violencia azotaba al puerto de Mazatlán, que vivía otra situación, diferentes circunstancias, otro contexto, cuando en la madrugada del martes 3 de julio de 2013, sujetos desconocidos montados en motocicleta balacearon la fachada de la vivienda del comandante Felipe Zárate Alemán.
En esa ocasión no hubo reporte de personas heridas que lamentar.
El 28 de julio, este semanario entrevistó a Zárate Alemán, quien entonces despachaba como encargado de la Dirección de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal, respecto al tema del atentado a balazos a la fachada de su casa.
—Ríodoce publicó que su casa fue balaceada, ¿qué dice usted al respecto? —se le preguntó.
—Se manejó bastante eso, yo me sorprendí, eh, pero no hubo nada de eso. Lo que sí quiero manifestar, que me causó molestia porque hemos tratado de hacer el trabajo bien, y para que gente sin escrúpulos que echen a dañar todo esto. A nosotros nos molesta en el sentido de que estamos trabajando.
—¿Pero sí ocurrió el hecho?
—No, no fue tal hecho. No hubo absolutamente nada. Todo el tiempo están las patrullas conmigo. Entonces sería algo que no sé si lo vería yo queriendo ser importante que me están balaceando la casa o hacerme sentir…no, yo soy humilde como cualquier ciudadano. Sí, no le tengo miedo, eh, no le tengo miedo a la responsabilidad. Porque estoy haciendo lo que tengo que hacer y ante nadie me voy a inclinar, yo prefiero morir de pie que vivir de rodillas.
El atentado de julio de 2013 ha salido a colación en los corrillos policíacos debido a que a algunos policías les llama la atención que el “modus operandi” empleado el lunes 16 de junio se parece al utilizado el año pasado.
Los dos atentados
—Madrugada del martes tres de julio de 2013. Pistoleros en motocicleta dispararon contra la fachada de la casa del comandante Felipe Zárate Alemán, en la avenida Jacarandas del fraccionamiento San Joaquín. No se reportó herida a ninguna persona.
—7:30 horas del lunes 16 de junio de 2014. En el semáforo del crucero de las avenidas Manuel J. Clouthier y Antonio López Sáenz, un sicario armado con una pistola atenta contra el comandante Felipe Zárate Alemán, quien viajaba con su esposa e hijo en su camioneta Grand Cheroke, color azul metálico. El exjefe policíaco resulta herido por una bala que rozó su hombro, mientras que su esposa recibe dos impactos en su espalda al cubrir con su cuerpo a su hijo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 958
06 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.