junio 25, 2021 12:47 AM

Las sombras del discurso: ni excelencia ni legalidad en la UAS

CUEN LOCHO
La Universidad es de todos, cabemos todos, estemos de acuerdo o no, dice el rector en su primer informe de labores, al tiempo que les cierra las puertas a los disidentes
Entre manifestaciones de trabajadores, un fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en su contra y una evaluación internacional que posiciona a la universidad sinaloense en los últimos lugares, el rector de la máxima casa de estudios Juan Eulogio Guerra Liera, llegó a su primer informe de labores.
Con varias decenas de trabajadores y jubilados protestando afuera de Ciudad Universitaria, a puertas cerradas y ante filtros minuciosos para ingresar a la Torre Académica, el auditorio de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) se llenó de funcionarios de gobierno, diputados, alcaldes y ex rectores que aplaudieron la larga lista de logros destacados en el informe.
Acompañado por el gobernador del Estado Mario López Valdez, Guerra Liera enfatizó un trabajo colectivo que ha elevado la calidad académica, mejorado la labor docente e impulsado a la universidad hacia la internacionalización.
“Hoy, a un año de distancia, podemos afirmar que la calidad académica se sostiene, la presencia social continúa y se profundiza, la proyección nacional e internacional crece y se hace más fuerte; podemos afirmar que los universitarios, todos, hemos dado pasos firmes hacia la consolidación de nuestra Alma Mater”, destacó el rector.
Durante el informe, un primer lugar nacional en el nivel medio superior y un tercer lugar en nivel superior, en cuanto a cobertura educativa, fueron presumidos por el rector de la UAS.
Guerra Liera señaló que el 82 por ciento de la matrícula de bachillerato y el 96.5 de los matriculados en licenciatura, de un total de 140 mil 254 estudiantes, cursan en programas de calidad.
“El compromiso con la calidad académica está más firme que nunca, evaluando permanentemente escuelas preparatorias, programas de licenciatura y posgrados, con el propósito de brindar formación a la altura de las actuales y futuras generaciones”, indicó.

Juan Eulogio Guerra.
Juan Eulogio Guerra.

Medición internacional
Una semana antes de la ceremonia, la consultora británica Quacquarelli Symonds presentó el Latin American University Ranking 2014, una evaluación anual que califica a 300 universidades de Latinoamérica en base a siete indicadores.
La misma consultora elabora el Ranking Mundial de Universidades y realiza mediciones entre las universidades de Asia y Europa, así como la clasificación de las mejores ciudades para estudiar.
De acuerdo a los resultados del Latin American University Ranking 2014, la UAS se ubica en los últimos escalones de la pirámide de universidades latinoamericanas, posicionándose en el rango que va del lugar 201 al 250, sin una calificación promedio.
Además, en los resultados de cada uno de los indicadores, la universidad queda fuera del listado de las mejores instituciones, ya que en el ranking por tema sólo se incluyen a 200 universidades.
Prestigio académico, reputación de los directivos, menciones en artículos de investigación, artículos publicados por facultad, relación del estudiante con el docente, número de docentes con doctorado y el impacto de la universidad en internet, son indicadores en los que la UAS no logra el promedio requerido.
Según se especifica en el informe de la consultora, el prestigio académico de una universidad es calculado con base en una encuesta realizada a reconocidos catedráticos. Los encuestados nombran a las universidades que a su parecer producen los mejores trabajos en el campo de su especialidad académica. Este indicador tiene un valor de un 30 por ciento en la evaluación.
En prestigio académico a nivel internacional, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ocupa el primer lugar, también destaca el Instituto Tecnológico de Monterrey, en el lugar 14 y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), en los lugares 32 y 33 respectivamente.
Otro indicador considerado es el número de menciones por artículos de investigación; aquí se refleja el impacto de la investigación de una institución y es elaborado a través de la Base de Datos Scopus, la cual concentra más de 18 mil títulos de resúmenes y referencias bibliográficas de literatura científica.
En este indicador, la Universidad Iberoamericana ocupa el séptimo lugar a nivel internacional; también destaca la Universidad de San Luis Potosí (UASLP) en el octavo lugar y la UNAM en el lugar 26.
En el número de artículos de investigación por facultad, evaluación que también se sustenta en la base de datos Scopus, la presencia de las universidades mexicanas baja hasta el lugar 40, donde destaca la Universidad Autónoma del Estado de Morelos y la UASLP en la posición 43.
El número de docentes con doctorado es considerado por la consultora como un punto de referencia especialmente significativo para el ranking; en esta categoría, el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) logró el 24 lugar, seguido por la UAM en el lugar 38 y el Tecnológico de Monterrey en el sitio 46, de entre 300 universidades latinoamericanas.
Al clasificar los resultados únicamente por universidades mexicanas, de entre 46 instituciones públicas y privadas, la Autónoma de Sinaloa se encuentra en el lugar 35, muy por debajo de los primeros lugares que los ocupan instituciones como el Tec de Monterrey, la UNAM, el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad de Guadalajara, entre otras.
En el comparativo de las universidades mexicanas, la Universidad de Colima, ubicada en el lugar 22, es la última en lograr una calificación, con 39.2 por ciento de un 100 por ciento evaluado, mientras que la UAS se ubica 13 puestos abajo y no registra calificación.
Desde el 2012, la UAS ha permanecido en el bloque de universidades clasificadas en los lugares 201 al 250 del ranking internacional.
En el World University Rankings que incluye a 800 universidades de todo el mundo, elaborado por la misma consultora, la Autónoma de Sinaloa no aparece.
Héctor Cuen y Antonio Corrales. El continuismo.
Héctor Cuen y Antonio Corrales. El continuismo.

Las sombras del informe
Gritos que exigen un “fuera Cuén”, pancartas con caricaturas que denuncian el poder del ex rector Héctor Melesio Cuén Ojeda detrás de Guerra Liera y acusan el uso de los recursos universitarios para el Partido Sinaloense, son expresados por trabajadores y jubilados universitarios a quienes en esta ocasión no se les ha permitido el ingreso al campus.
Los manifestantes, bañados en el sudor que provocan los potentes rayos del sol, contrastan con la elegante ceremonia que se lleva a cabo al interior de la casa rosalina, donde el rector enfatiza la transparencia y rendición de cuentas como valores fundamentales de su gestión.
Guerra Liera enlistó entre los logros de su primer año de labores, el informe emitido por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en el cual no se incluyeron dictámenes negativos.
“Nuestra universidad fue una de las cinco instituciones en todo el país en obtener un dictamen limpio emitido por la ASF, en señal del cumplimiento cabal y oportuno de nuestras responsabilidades en el manejo de los recursos públicos que recibimos”, aseguró.
En este capítulo, el rector realizó un reconocimiento al gobernador Mario López Valdez y al Congreso del Estado, por autorizar un incremento del 14 por ciento al presupuesto estatal para el 2014.
Guerra Liera explicó que actualmente, la Universidad está en espera de la respuesta a gestiones financieras realizadas ante el presidente Enrique Peña Nieto y, en conjunto con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, se trabaja en la creación de un nuevo modelo de asignación de recursos, basado en indicadores más justos.
“Hemos venido realizando gestiones intensas y al más alto nivel que resuelvan las condiciones financieras de este año para que el déficit y la falta de recursos para cumplir con las prestaciones laborales puedan ser cosa del pasado”, dijo.
Marco Antonio Medrano. La Universidad al precipicio.
Marco Antonio Medrano. La Universidad al precipicio.

La misma línea
Cuatro años después de la lucha por la dirigencia del Suntuas Administrativo, la cual le fuera arrebatada ilegalmente, Marco Antonio Medrano Palazuelos asegura que la UAS continúa postrada a los intereses del mismo personaje, el ex rector y hoy presidente del Partido Sinaloense Héctor Melesio Cuén.
El ex líder sindical, quien aún continúa en una batalla legal para recuperar su puesto en la máxima casa de estudios, de donde fue rescindido por manifestarse, señala un desvío de recursos y de la infraestructura universitaria para en su momento, crear y actualmente, fortalecer al Partido Sinaloense.
“La universidad se mantiene secuestrada en sus recursos tanto económicos y humanos para el uso de un partido. La universidad no ha querido sacudirse, sino al contrario cada día se hunde más”, enfatizó.
Contrario al discurso de Guerra Liera, Medrano Palazuelos considera que debe exigirse una verdadera auditoría que investigue supuestos desvíos de recursos para pagar a brigadistas del partido político, así como el uso de estudiantes que prestan servicio social en las jornadas médicas que ofrece el partido.
“Una verdadera auditoría que exhiba todo lo que existe porque son recursos del pueblo, necesitamos una auditoria real, efectiva, pública, que se pueda ver cómo está la situación de la universidad porque es un derroche tremendo”, destacó.
Primer informe. La disidencia ignorada.
Primer informe. La disidencia ignorada.

Amenazas contra jubilados
Con la noticia reciente del fallo de la SCJN a su favor, Jorge Delgado Cortez, presidente de la Asociación de Jubilados de la UAS, quien representa a 380 demandantes que desde abril del 2008 exigen el cese de los descuentos para el Fideicomiso Pro Jubilación, considera que Guerra Liera ha mostrado una continuidad del autoritarismo que ha venido ejerciendo el ex rector, Cuen Ojeda.
Delgado Cortez denunció constantes amenazas y hostigamiento contra trabajadores académicos para obligarlos a desistirse de las demandas para la no aplicación del fideicomiso pro jubilación.
Señala que al inicio de este periodo se buscó el acercamiento con Guerra Liera, pero no se logró el diálogo.
“Es la continuación al autoritarismo que se instauró desde hace nueve años, donde impera una alabanza a la mentira, esconder los problemas y en su lugar dar la apariencia de que todo está bien. Nosotros hicimos una propuesta al inicio al ciudadano rector y lo que nos dijo fue que si queríamos platicar que lo platicáramos en los tribunales; hasta ahora no ha tenido ningún acercamiento, ninguna llamada, ningún oficio, nos ignora, pensando que con ignorarnos nos desaparece”, criticó el líder de los jubilados.
Minutos antes de concluir su primer informe al frente de la UAS, Juan Eulogio Guerra Liera defiende la consolidación de la casa de estudios a través de la suma de esfuerzos, la unidad, el diálogo y la libertad intelectual.
“La universidad de todos, que es tan noble y tan grande, en la que todos cabemos, estemos de acuerdo o no, dialoguemos sin temor a disentir, ya que esta casa de estudios ha dejado de ser un sitio donde se camina de puntitas por temor a despertar el intelecto, pues en un marco de pluralidad aquí se ejerce la principal de las libertades que es la de la mente”, destacó el rector de la UAS.
La Suprema Corte a favor de los jubilados
Al agotarse la última instancia, con un fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la UAS aceptó regresar los descuentos realizados, desde hace seis años, a los trabajadores jubilados de la máxima casa de estudios.
Pero los jubilados vencedores, quienes se han topado con una traba tras otra desde el inicio de su lucha, dudan del compromiso asumido por el rector Juan Eulogio Guerra Liera.
“Conocemos a las autoridades”, exclama Jorge Delgado Cortez, presidente de la Asociación de Jubilados de la UAS, quien un día después de anunciar ante los medios el fallo de la Suprema Corte, recibe una infinidad de visitas en la oficina de la asociación; jubilados igual que él irradian alegría, lo felicitan, lo abrazan, lo alientan.
Delgado Cortez se muestra incrédulo, explica que el fallo de la SCJN contra el recurso de revisión interpuesto por la UAS fue emitido desde el pasado 23 de mayo, pero hasta el 4 de junio pasado, la Universidad no había fijado su postura, sino hasta que el tema se volvió de interés mediático.
El representante de los 380 jubilados demandantes interpreta la declaración de Guerra Liera como un manejo mediático, previo a su primer informe de labores, esto para evitar, según considera Delgado Cortez, “que le hagan ruido”.
“Lo vemos con incredulidad porque conocemos a las autoridades que dicen una cosa y hacen otra, debieron haber resuelto esto antes de irse a la Suprema Corte, sin embargo lo dejaron ir, porque les interesa hacer más tiempo”, señala el jubilado.
Asegura que un 15 por ciento de los demandantes están falleciendo por motivos de edad, por lo que considera que hay interés de parte de la universidad para dejar pasar el tiempo y no cumplir con la obligación legal.
Pero el pasado viernes 6 de junio, el tema fue medular en el informe de Guerra Liera. Ahí, ante una infinidad de autoridades académicas y de gobierno, refrendó su compromiso de detener el descuento y regresarles lo correspondiente por seis años de deducciones.
“Siempre hemos sido respetuosos de la ley y el estado de derecho, por lo cual habemos de acatar sin cortapisas las disposiciones que han emitido las autoridades competentes”, dijo.
Sin embargo, Guerra Liera también aprovechó su discurso para asumir otro compromiso, la defensa férrea del fideicomiso.
El rector exhortó a la comunidad rosalina a cerrar filas para defender el fideicomiso creado en abril de 2008 durante el mandato del ex rector Héctor Melesio Cuen Ojeda.
Esto, a pesar de que además de las 380 demandas de los jubilados existe otro paquete de demandas de trabajadores que buscan la no aplicación del fideicomiso, el cual ha pasado de descuentos del 3 al 15 por ciento.
“La jubilación dinámica será defendida no sólo por el rector sino por las máximas instancias institucionales y desde hoy convoco a la comunidad rosalina a que cerremos filas y defendamos el futuro de quienes han decidido abrazar un derecho que está en nuestra constitución, retirarse dignamente”, enfatizó Guerra Liera, durante su discurso.
Para que el fideicomiso continúe es necesario que se transparente su manejo, se renueve el comité técnico y se informé de su destino, señaló Delgado Cortez.
“Si están dispuestos a analizar la viabilidad del fideicomiso nosotros también estaríamos dispuestos, pero queremos que el comité técnico del fideicomiso sea nombrado bajo la transparencia, ahorita no sabemos quién lo conforma, no sabemos dónde está, no hay claridad, no hay certeza de lo que se informa”, concluyó el presidente de la asociación de jubilados.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.