junio 21, 2021 11:52 AM

La simulación del 50-50 en Sinaloa

ROSA ICELA. Disimulo que discrimina y reprime.
ROSA ICELA. Disimulo que discrimina y reprime.

La participación política de las mujeres, sólo en el discurso
Perteneciente a Escuinapa, el último municipio del sur de Sinaloa, Rosa Icela Medina Eusquiano, quien fue precandidada a diputada federal por el distrito 23 en las pasadas elecciones de 2013, denunció en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, la discriminación y violación de los derechos de las mujeres de Sinaloa en la participación política.
La denuncia por discriminación de género la presentó luego de ser excluida del proceso electoral del año pasado, y al incumplimiento de la legislación federal que establece el mismo porcentaje de participación entre hombres y mujeres. También porque el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE) desechó su caso, a pesar de existir un precedente similar hace dos años, en el que resuelve a favor de las mujeres y procura la igualdad de oportunidades.
Asamblea amañada
Entrevistada por Ríodoce, Medina Eusquiano informó que de acuerdo a la convocatoria emitida por el PRI en abril de 2013, se registró como pre-candidata a diputada local por el distrito 23, perteneciente a Escuinapa, Sinaloa.
Dijo que al igual que ella, también se registró Víctor Díaz Simental como precandidato para el mismo distrito. Ambos contenderían para lograr la candidatura a la diputación por el principio de mayoría relativa y el ganador sería parte de la 61 Legislatura de Sinaloa para el periodo 2013-2016.
Indicó que “de acuerdo a la convocatoria, el lunes 29 de abril se realizarían en todo el Estado las asambleas en donde cada precandidato debe registrar una planilla de simpatizantes con las que se hace campaña interna, para que al final sean ellos los que voten por quien será el candidato del distrito electoral”.
“Pero resulta que un día antes (el domingo 28 de abril), sin que se me notificara, dijo Medina Eusquiano, se realizó por adelantado la asamblea que debía ser el lunes 29. Hacen ese ejercicio descarado ‘en lo oscurito’, para beneficiar al candidato varón. Desde ahí ya no pude participar, pues no se permitió registrar mi planilla de simpatizantes”.
Agregó que “mi registro sólo sirvió para el cómputo final del CEE, en donde el partido político trata de justificar que la elección fue democrática y que a las mujeres se les da oportunidad de votar y ser votada, ello bajo una aparente participación política, cuando en realidad es una estrategia para encubrir la discriminación política hacia las mujeres, el llamado fenómeno de las Juanitas”.
Relató que “cuando me entero que se estaba realizando una reunión política del partido político en mi municipio, acudo al lugar y me cierran la entrada. Pido el uso de la voz y no se me concede, y me dijeron que se cerraba el registro de planillas, me dejaron abierta y arbitrariamente fuera de la oportunidad de votar y ser votada. Y curiosamente el suplente del precandidato hombre fue quien dirigió la asamblea como juez y parte.
Mencionó que “desde ahí se me imposibilita a participar, quedando sin protección a mis derechos políticos y electorales, porque sin planilla, automáticamente quedo fuera de la contienda. Todo esto ocurrió en medio de un ambiente en el que fui humillada, vejada y discriminada públicamente, como si mi persona no tuviera valor alguno y la dignidad humana no existiera”.
Añadió que “también fueron discriminados algunos representantes y líderes de algunos sectores, principalmente campesinos, a quienes ignoraron porque sabían que tenían simpatía con mi participación. Así que la asamblea fue realizada con puros trabajadores de la empresa del precandidato a la presidencia municipal y de los familiares del otro precandidato a la diputación, sin tomar en cuenta a los militantes del partido político”.
“En Escuinapa, como en muchos lugares del país, esas políticas con perspectiva de género que México se compromete a impulsar no han llegado. Aquí, el PRI nunca ha tenido una candidata a diputada, a presidenta municipal o a senadora mujer, porque la cultura machista de las autoridades partidistas está muy arraigada”, dijo.
ELECCIONES DE SINALOA.  Juicio en la Corte Internacional.
ELECCIONES DE SINALOA. Juicio en la Corte Internacional.

De Escuinapa a Washington
Rosa Icela Medina detalló que interpuso el primer recurso de inconformidad ante la Comisión de Procesos Internos del PRI estatal “por la violencia y discriminación de que fui objeto por el registro anticipado de planilla del precandidato oponente; por la falta de oportunidad de acceso a registrar mi planilla para tener la oportunidad de votar y ser votada internamente, ignorando la convocatoria emitida por el partido”.
“Al ser discriminada por las autoridades locales, relató, el 2 de mayo de 2013 presenté una impugnación ante el TRIFE (primera circunscripción plurinominal) para que se me diera la oportunidad de registrar mi planilla”. El caso quedó integrado en el juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano bajo el expediente SG-JDC-69/2013.
“Aquí denuncié el hecho de que estaba siendo excluida de la participación política por el hecho de ser mujer, así como la simulación del proceso electoral en la que el PRI acepta el registro de mujeres como precandidatas, pero solo en apariencia, porque en realidad no les permite competir, al negarles, como en mi caso, el registro de las planillas”.
“Al no obtener respuesta, agregó, el 4 de junio presento un segundo recurso de inconformidad ante el TRIFE (registro SG-JDC-132/2013), en el que reclamo el dictamen emitido por el Consejo Estatal Electoral (CEE). Solicito que se deje sin efecto el registro de candidatos a diputados por principio de mayoría relativa por la Coalición Transformemos Sinaloa, integrada por PRI, PANAL y Verde Ecologista, en los distritos electorales en que se negó la participación femenina, incluida la emisión de constancias”.
El 6 de junio el TRIFE da respuesta a la primera impugnación. Para entonces, el CEE ya había dado la constancia de candidato único a su opositor. “Al tribunal federal no le interesa conocer las violaciones a las leyes y normas de los derechos humanos. Me priva del debido proceso de ser oída y vencida en juicio. No se me da el derecho a ser escuchada ni se me da la oportunidad del acceso a la justicia para votar y ser votada, viola los derechos políticos-electorales en vez de protegerlos”.
El 21 de julio el TRIFE resuelve el segundo recurso, cuando ya se habían realizado las elecciones locales del 7 de julio. “El organismo electoral dice que si bien cumplo con los requisitos para la impugnación, no considera práctico requerir al CEE y al PRI la documentación (actas) con las que se acredita el incumplimiento de la cuota de género y la justificación para incumplirla”.
“Esto lo resolvió, agregó, a pesar de que le hice llegar como medio de prueba el Periódico Oficial el Estado de Sinaloa en el cual se publica la lista de candidatos a las diputaciones locales por mayoría relativa de los 24 distritos electorales y reciben su constancia de registro 17 hombres y 7 mujeres, hecho que por sí mismo revela la violación a las normas jurídicas de equidad de género en los órdenes local, federal e internacional”.
“Promuevo un nuevo recurso de inconformidad, esta vez ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (número SSGA-DPO-VIII-36381/2013), la que finalmente desecha la solicitud al señalar que las resoluciones del TRIFE son inatacables y por lo tanto definitivas.
Esta notificación se dio el 4 de diciembre de 2013, cuando ya se había tomado protesta a los diputados en el Congreso Estatal”.
Aclaró que “este último fallo violenta el principio constitucional y el establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, respecto a que no debe haber en nuestro país resoluciones uni-instanciales (de única instancia), sino que debe existir un recurso que ampare y proteja a un ciudadano cuando le sean violentados o desconocidos sus derechos humanos”.
“En marzo de 2014 acudí en tiempo y forma ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para denunciar la discriminación con base en género. El estado mexicano discrimina por el hecho de ser mujer, viola la garantía de equidad de género, de acceso al derecho de igualdad, la protección de mis derechos civiles y políticos de votar y ser votada, así como para hacer valer las garantías de oportunidad procesal, y del debido proceso”.
Rosa Isela expresó que “en México el régimen de poder está estructurado fuera de todo sistema democrático y de justicia social, pues está confabulado con los partidos políticos” y añadió que es evidente el “disimulo” del estado mexicano, que “por un lado maneja el discurso de impulsar políticas públicas con perspectiva de género, pero que en realidad discrimina y reprime a las mujeres que luchan por un puesto de elección popular”.
Precedente burlado
El precedente que no se tomó en cuenta para la resolución de su caso fue el del expediente SUP-JDC-611/2012, promovido contra los partidos PRD/PT/Movimiento Ciudadano, en donde el TRIFE resuelve que no debía simularse la representación política de las mujeres, que la esencia de la cuota de género es alcanzar la igualdad real entre hombres y mujeres, que la sustitución de candidaturas para darle oportunidad a las mujeres es una medida necesaria y razonable, siempre que sea para cumplir con el principio de igualdad de oportunidades en materia político electoral, en la procuración de equidad de género.
La resolución señala que los “procedimientos de elección democráticos” son “el fraude de ley”, que burlan la cuota de género o voto ciudadano, en el sentido de utilizar a la mujer para llegar al cargo y esta deba pedir licencia para ser sustituida por el varón. Por tal situación también se considero en su momento que el “procedimiento de elección democrático” es una medida de discriminación y va en contra de los principios de reserva de ley y de jerarquía normativa.”
Pese a esto, el TRIFE no quiso esta vez analizar su caso, por lo que tuvo que acudir a la instancia internacional de derechos humanos, con el fin de seguir sentando precedentes “para que el derecho reconocido a favor de las mujeres mexicanas pueda ser una realidad en la vida diaria y sean tomadas en cuenta en igualdad de circunstancias que un hombre”.
Participación de mujeres en la vida política
Poderes Integrantes Núm.Hombres Núm.Mujeres % Mujeres
Gobierno Federal 39 35 4 10%
Secretarios de Estado 22 19 3
Titulares de organismos paraestatales y desconcentrados 5 5 0
Staff de presidencia 12 11 1
Gobierno de Sinaloa 89 81 8 8%
Secretarios de Estado 14 14 0
Subsecretarios y Coordinadores 31 27 4
Titulares de organismos coordinados y descentralizados 44 40 4
Gobiernos Municipales en Sinaloa Alcaldes 18 17 1 5%
Gobiernos Municipales (Síndicos) 83 71 12 14%
Candidatos a diputados locales
Por mayoría relativa 24 17 7 29%
Diputados en Congreso del Estado 40 26 14 35%

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.