junio 14, 2021 12:26 PM

EU y el 'Chapo': doble discurso

Universidad porra. Lástima de historia.
Universidad porra. Lástima de historia.

A Ernesto Hernández y Lorena Schobert
Ahora resulta que el gobierno norteamericano —principal promotor de guerras para apuntalar su industria armamentista, entre otras razones— está muy preocupado “por las muertes en el mundo”. En una audiencia del Comité Judicial de la Cámara de Senadores realizada el pasado miércoles, la administradora de la DEA, Michele Leonhart, responsabilizó al narcotraficante Joaquín Guzmán Loera de la muerte de millones de personas en todo el mundo por el consumo de drogas y la violencia que genera este negocio.
Es verdad que los narcotraficantes son responsables de muchos de los males que producen las drogas, pero también los gobiernos corruptos que los protegen. El Chapo Guzmán es moralmente indefendible y lo hacen aquellos que han obtenido algún beneficio directo o indirecto, o pago de por medio o por mera enajenación, éstos dos últimos casos plenamente documentados en las denominadas chapomarchas que se realizaron a partir de su recaptura en Mazatlán.
Pero lo que dice Leonhart no es más que parte del histórico doble discurso gringo sobre las drogas. Albergan al mercado de estupefacientes más grande del mundo y se admiran de quienes producen —en el exterior— y trafican lo que ellos van a consumir.
Y digo en el exterior porque en la Unión Americana crece cada vez más la producción de todo tipo de drogas, ya no solo de la mariguana, y no se sabe de campañas en ese país para combatir esta expansión que cada vez más gana espacios no solo en la opinión pública sino en las propias leyes. Ahora hay al menos 17 estados que han legalizado la producción, venta y consumo de la mariguana, ya no solo para usos médicos sino, en algunos casos, también recreativos.
Este es apenas un elemento del doble discurso de los norteamericanos respecto al narcotráfico. Otro de ellos es el rol que la propia DEA ha jugado en su llamada war on drugs, cuestionado desde hace décadas, sobre todo a partir del asesinato del agente Enrique Camarena en 1985, cuyo papel en México no ha quedado del todo claro después de casi tres décadas. El papel de la DEA, así como de otras agencias norteamericanas respecto a las organizaciones criminales, como la CIA y ahora también el ICE, se evidenció en aquellos años al descubrirse que usaban a los cárteles mexicanos para armar a la contra nicaraguense. Permitían el libre tráfico de drogas hacia los Estados Unidos a cambio de que los narcos mexicanos, casi todos de Sinaloa y Durango, llevaran armas y dinero a los mercenarios que combatían al gobierno sandinista.
Esa doble cara quedó expuesta también en las revelaciones del narcotraficante colombiano Andrés López López en su libro El cártel de los sapos, donde evidencia las facilidades que la DEA les otorga a muchos de los líderes de la mafia colombiana a cambio de información, pero siempre con beneficios de por medio para jueces y agentes de la propia DEA, todo con el aval Washington.
Esto mismo quedó demostrado con el juicio conjurado del narcotraficante Vicente Zambada Niebla, en Chicago, cuando éste, al alegar aquello que los juristas norteamericanos llaman “autoridad pública”, obliga al gobierno de los Estados Unidos a firmar un acuerdo para lograr la pena mínima, so pena de revelar los pormenores del pacto que el cártel de Sinaloa y la DEA tenían para traficar libremente con drogas a cambio de información para golpear a las organizaciones enemigas.
Esto no es todo ¿qué dice Michele Leonhart sobre la operación Rápido y Furioso? No tiene una opinión sobre ello? ¿Cuántos de esos crímenes que le achaca ahora al Chapo Guzmán fueron cometidos con las armas que ellos mismos le facilitaron al cártel de Sinaloa? ¿Uno de ellos es el del agente Brian Terry? ¿Quiénes, junto con Guzmán Loera son también responsables de estos asesinatos? ¿Dónde están ahora los que autorizaron esta operación? ¿Tenía ella conocimiento del asunto?
Bola y cadena
APENAS UN DÍA ANTES de esta declaración de Michele Leonhart, los jefes del Comando Sur, el general John Kelly, y de la Guardia Costera, Robert Papp, afirmaron que se está perdiendo la guerra contra las drogas y reconocieron que, por el contrario, “la situación está empeorando”. Claro, porque no hay tal guerra contra el narcotráfico, sino, desde las altas esferas gringas, solo una especie de “administración” del problema… con su respectivo reparto de beneficios.
Sentido contrario
DESPUÉS DE SESUDAS deliberaciones y sacrificios partidarios y gubernamentales, de la mesa de “Compromisos por Sinaloa” han surgido propuestas que transformarán Sinaloa, una de ellas es que bajarán el costo de las fotocopias cuando alguien solicite información a través de la Ley de Acceso. Y seguramente quien propuso esto se ha de sentir un héroe de la democracia y la transparencia.
Humo negro
SIGUE LA UNIVERSIDAD SIENDO utilizada con fines facciosos. Ahí está la agresión porril de que fueron víctimas cientos de trabajadores de la UAS que marcharon el 1 de mayo, por parte de jóvenes alojados en casas del estudiante, comandados por personal de vigilancia de la UAS. Incapaz de sostener un diálogo franco con la disidencia, las autoridades universitarias acuden a la agresión física, lo cual es doblemente agravante cuando se trata de la máxima institución educativa del estado.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
En constante monitoreo manada de elefantes que comenzó su viaje hacia el norte de China hace más de un año
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.