lunes, junio 27, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Chicago: El "Chapo" cercado por sus propios cómplices

chapos
Otro socio del cártel de Sinaloa se declara culpable en Chicago
Apenas una semana después de que Vicente Zambada Niebla se declarara culpable y accediera a testificar contra la cúpula del Cártel de Sinaloa, el Distrito Norte de Illinois presentó nuevas acusaciones contra Ismael Zambada García, Joaquín el Chapo Guzmán, Jesús Alfredo Guzmán Salazar, Heriberto Zazueta Godoy y Edgar Manuel Valencia Ortega.
Estos nuevas señalamientos están fundamentados en información y declaraciones que recientemente hiciera el Vicentillo ante fiscales del Departamento de Justicia (USDOJ), con quienes incluso está dispuesto a carearse para testificar contra todos ellos, según un acuerdo hecho con autoridades estadunidenses.
Estas acusaciones, anexadas al expediente 1-09-CR-00383, reforzarían el argumento del USDOJ para solicitar la pronta extradición del Chapo Guzmán, pero también fortalecería la caza en contra del Mayo Zambada y Guzmán Salazar, hijo del Chapo.
“Pero no sólo se utilizarían detalles y testimonios otorgados por Zambada Niebla para encarar y castigar a esas personas con todo el peso de la ley, también se utilizarán testimonios de los hermanos Pedro y Margarito Flores, de Manuel Fernández, Germán Olivares, y otros, y así reforzar el expediente contra esos individuos”, se lee en el documento.
Estas observaciones serán reforzadas por la reciente aceptación de culpa que hiciera Alfredo Vázquez Hernández, quien era considerado hasta antes de su arresto, como el principal puente entre el Cártel de Sinaloa y sus distribuidores en Estados Unidos.
Apenas en marzo, Vázquez Hernández se habría declarado inocente, pero tras llegar a un acuerdo con fiscales estadounidenses, decidió cambiar su declaración a cambio de una sentencia menor, además de testificar en contra de la cúpula de Cártel de Sinaloa, tanto con quienes se encuentran libres, como los que ya están presos.

Joaquín Guzmán Loera. Proceso en EU.
Joaquín Guzmán Loera. Proceso en EU.

Cooperar: la nueva moda
Primero fue Héctor el Güero Palma. Luego el JT. El mismo Vicentillo, que tras declararse inocente por tráfico de drogas, y declarar la guerra al sistema judicial estadunidense, decidió mejor retractarse y declararse culpable, aunque ello significara testificar contra su propio padre, en caso de ser necesario.
A mediados de marzo, apenas un mes después del arresto del Chapo Guzmán, Vázquez Hernández accedió a cooperar con fiscales estadunidenses y entonces se declaró culpable, pero ese mismo día cambió su declaración.
Paul Brayman, abogado de Vázquez Hernández, dijo entonces al juez Rubén Castillo que su defendido temía por su vida y la de sus familiares en México, aclarando que nunca testificaría en contra del Chapo.
“Los aceptación de culpabilidad de Vázquez Hernández vendrá a robustecer los cargos que hay en contra de varios integrantes del Cártel de Sinaloa”, dijeron fuentes del Departamento de Justicia de Estados Unidos.
Y no obstante, lo que realmente parece pesará más en caso de un careo en cárceles estadounidenses, será el acuerdo hecho por el Vicentillo y la fiscalía del Distrito Norte de Illinois, que según consta en el expediente 1-09-CR-00383, afirma que Ismael Zambada García y Joaquín el Chapo Guzmán serían los principales importadores de droga a Estados Unidos, de países como Colombia, Perú, Bolivia, Panamá, Venezuela, Costa Rica, Honduras y México.
Vicente Zambada. Testigo de oro.
Vicente Zambada. Testigo de oro.

Ambos acusados, observa el expediente, son líderes del Cártel de Sinaloa, y no sólo coordinaban el trasiego de droga a Estados Unidos, sino que también garantizaban el pago de dinero por la venta de la droga, mismo que era regresado a México, particularmente a Culiacán, Sinaloa, pero también a otros estados del país.
Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo del Chapo Guzmán, era el coordinador de logística para el trasiego de droga y trabajaba para su padre, pero también para el Mayo Zambada, garantizando que grandes cantidades de cocaína y heroína llegaran a su destino.
El encargado de negociar precios era Heriberto Zazueta Godoy, alias el Capi Beto, quien además era quien “cobraba” la entrega de la droga. Edgar Manuel Valencia Ortega, otro de los acusados, era el encargado de “lavar” el dinero que provenía de Estados Unidos.
La forma en que movían la droga esos “coordinadores”, era mediante barcos, trailers, aviones, submarinos, lanchas, trenes, autos, túneles, etcétera, y eran llevadas a casas de seguridad y almacenes localizados en Culiacán, Tijuana y Mexicali, principalmente.
“Estas personas tenían una red de comunicación muy efectiva vía satelital, telefonía celular, mensajes de texto, correos electrónicos, y hasta por redes sociales, esto para monitorear por donde iba pasando la droga”, se lee en el documento.
“Resultaba más difícil aún descifrar algunos mensajes entre la cúpula del cártel de Sinaloa porque sus líderes se comunicaban en códigos, y era algo que cambiaban constantemente para evitar ser interpretados, ya sea por la justicia o por sus enemigos”, explica el expediente.
Y agrega: Una vez que la droga era cruzada a Estados Unidos por ciudades fronterizas como Tijuana y Mexicali, era entonces llevada en trailers a Los Ángeles, Detroit, Cincinnati, Filadelfia, Washington, Chicago, Milwaukee, Vancouver Canadá, así como a otros lugares de Estados Unidos y Canadá.
“Para cobrar el dinero, el Cártel de Sinaloa se valía de varios medios, entre ellos transferencias bancarias, depósitos, casas de cambio, pero además regresan el dinero a Sinaloa en helicópteros, carros, aviones, incluso, en los mismos trailers en que transportaban la droga”.
vicentillo proceso-1
Intimidación: el arma letal del cártel
Debido a que las cantidades de dinero que manejaba el Cártel de Sinaloa del Chapo Guzmán y del Mayo Zambada eran de hasta decenas de millones de dólares, la organización protegía su mercancía, y para ello era necesario repartir millones de dólares a funcionarios y jefes policiacos. Pero también debían protegerse de sus enemigos, principalmente de la organización de los hermanos Beltrán Leyva.
El Cártel de Sinaloa tiene varios niveles dentro de su organigrama, y en el referido a la seguridad no sólo significa proteger a sus líderes y a la mercancía, también garantizar los pagos en tiempo y que sus integrantes no se involucren con sus enemigos, y para ello ejercían la violencia y la intimidación; esta es una fracción muy activa dentro de la organización.
Para ello constantemente se estaban armando, incluso, se llegó a discutir el ataque contra edificios mexicanos y de Estados Unidos, todo en respuesta al arresto del Rey Zambada, hermano del Mayo Zambada, todo esto con el objeto de que las autoridades responsabilizaran a Arturo Beltrán Leyva, ex socio de la organización.
La batalla que inicia
Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, una vez que el Chapo sea extraditado, primero será llevado al Distrito Norte de Illinois, donde le caería “todo el peso de la ley”, principalmente por sus acusaciones en Chicago, donde es considerado “Enemigo Público número 1”.
Pero el mismo destino le espera al Mayo Zambada, que de ser arrestado y extraditado sería careado con su propio hijo, debido al compromiso que tiene con el gobierno de Estados Unidos.
En la cacería del Mayo y el hijo del Chapo participan actualmente agentes de la DEA, de ICE, US Marshalls, y del ATF. El Chapo Guzmán actualmente se encuentra recluido en la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, en el estado de México, luego de ser arrestado el pasado 22 de febrero en Mazatlán.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1013
26 de junio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.