miércoles, mayo 25, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

La hora del diálogo en la UAS

Los días  9, 10 y 11 del presente mes se celebró en Mazatlán el XIII Congreso sindical del SUNTUAS-Académico.
Leí con atención el discurso de inauguración de la secretaria general del SUNTUAS-Académico,  Elba Rosa Sánchez Gómez, ante la presencia del rector de la UAS, doctor Juan Eulogio Guerra Liera —invitado especial—, quien dijo que hoy les toca a los trabajadores defender las conquistas sindicales:
“Uno de los más preciados logros es la jubilación dinámica, hoy amenazada por oscuros intereses externos a nuestra Universidad e intereses particulares de unos pocos que pretenden desestabilizar nuestra Universidad y fortaleza como gremio, intentando llevarnos a perder dicha prestación”.
Un grupo de sindicalistas, entre ellos algunos dirigentes de lo que en el pasado se llamó  Sindicato de Profesores e Investigadores de la Universidad Autónoma de Sinaloa (SPIUAS), hicieron  llegar algunos planteamientos a los delegados  de dicho  congreso,   en la idea de que las prestaciones sociales se mantengan, entre ellas la  jubilación dinámica de sus trabajadores.
Los trabajadores y las autoridades universitarias, éstas últimas sustentadas en las facultades que la autonomía de la institución otorga, pactaron la jubilación dinámica, la cual quedó contemplada en la cláusula 86,  punto 8, del Contrato Colectivo de Trabajo firmado en 1975.
Los  maestros, trabajadores y la organización sindical han sido fundamentales para la estabilidad y el desarrollo académico de la UAS, jamás han atentado contra la viabilidad de la máxima casa de estudios de la juventud sinaloense. Los problemas financieros actuales de la institución provienen de las políticas públicas erróneas de los gobiernos federal y estatal, que han puesto en serio predicamento a la educación pública.
La lucha de los jubilados y pensionados por preservar la jubilación dinámica es también de los trabajadores activos, la prestación es de todos. Las restricciones financieras que el gobierno federal pretende imponer no solo lesiona al personal jubilado, sino también a los trabajadores activos. Acatar la orientación oficial de aumentar la edad de jubilación a los 65 años y eliminar la prima de jubilación, es continuar con los mismos errores que llevaron a la frágil situación financiera del fideicomiso, instituido apresuradamente y sin viabilidad técnica. No se conoce ningún estudio actuarial que diga que esas medidas se tienen que tomar para garantizar la sustentabilidad del fideicomiso. De imponerse tales ajustes, el problema de fondo seguirá intocado.
Carlos Calderón Viedas, en un artículo publicado  sobre el tema de las jubilaciones ha dicho que el desmantelamiento del Estado benefactor ha corrido junto con la creciente pobreza material y social de la gran mayoría de las familias mexicanas, cuya fuente principal de ingresos proviene de los salarios. Algunas cifras lo demuestran: de los años 80 para acá, la distribución funcional del ingreso se ha vuelto más sesgada a favor del capital. La masa salarial pasó de 36 a 30 por ciento del ingreso nacional entre 1980 y 2004. En las últimas seis décadas se ha mantenido alrededor del 33 por ciento. Como punto de comparación, baste decir que los ingresos salariales en los países desarrollados llegan a alcanzar el 50 por ciento. El efecto de los bajos salarios en el ingreso de los hogares es igualmente dramático: para el año 2010, los siete grupos de familias con niveles de ingreso más bajos sumaron el 35.7 por ciento del ingreso nacional, todavía por debajo de lo que concentra el grupo más alto, de 37 por ciento.
Por lo tanto,  el llamado de los sindicalistas es pertinente,  a que todos los sectores que integran la institución  sumen  esfuerzos para lograr un subsidio digno y justo,  proporcional a la gran tarea educativa que realiza para la juventud de Sinaloa y de otras entidades del país. Solamente unidos se tendrá  la  capacidad suficiente para enfrentar esta nueva agresión en contra de la universidad pública. Esta es la lección principal que nos han legado las luchas en defensa de la universidad.
E-mail: [email protected]
Twitter: @riosrojo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1008
22 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.