martes, octubre 26, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Ejecutan al ´Bravo´, brazo derecho del ´Chapo´ Guzmán

Cruz de Elota. El fin de un gatillero.
Cruz de Elota. El fin de un gatillero.

Aunque ninguno ha sido identificado oficialmente, fuentes de Ríodoce aseguran que el jefe de seguridad de Joaquín Guzmán Loera —hasta que fue detenido en Mazatlán— es uno de los tres hombres que fueron encontrados esta mañana en una fábrica de bloques.
El hallazgo de los cuerpos tuvo lugar la mañana de este miércoles, alrededor de las 11 horas. Fuentes de la Policía Ministerial dijeron que los cuerpos sin vida fueron descubiertos por trabajadores del lugar conocido como “La Palapa”, hacia donde fueron arrastrados cerca de 25 metros.
Junto a un cerco de malla ciclónica fueron dejados los cadáveres. Uno de ellos es de aspecto joven, de tez blanca, de estatura alta, el cual vestía pantalón de mezclilla, playera de color azul, y calzaba tenis, a quien se le apreciaban huellas de golpes en todo el cuerpo, además de impactos de bala en la cabeza.
Otro de los “ejecutados” estaba envuelto en una cobija, tenía sujetados los pies con cinta industrial y también estaba encintado del cuello. Se dijo que es de estatura mediana y de tez morena.
El tercero también es joven, moreno, de complexión robusta, estatura media, llevaba puesta una playera negra con estampados al frente y pantalón de mezclilla azul.
En el sitio del hallazgo se detectaron rastros de haber sido arrojados al parecer desde un carro, y arrastrados hacia la cerca de la fábrica de bloques.
 
Perfil del Bravo
 
Manuel Alejandro Aponte Gómez ha sido ubicado por el Gobierno federal como jefe de seguridad de Joaquín Guzmán Loera desde hace diez años. Exmilitar de Elite, es egresado del Colegio Militar, de la generación 1993-1996.
Se le atribuye el complot para ejecutar a Rodolfo Carrillo Fuentes, El Niño de Oro, la tarde del 11 de septiembre de 2004 en la Plaza Cinépolis, de Culiacán.
El rostro del Bravo se conoció a principios de marzo del 2005, cuando en Monterrey y en Culiacán fue pegado por elementos del Ejéricto un cartel con tres fotografías del Chapo e imágenes de 35 de sus pistoleros. El primero de ellos, de izquierda a derecha, es Aponte Gómez.
De acuerdo a información proporcionada por la Sedena ante una solicitud vía ley de acceso a la información, el Bravo es oriundo de Chilpancingo, Guerrero, Aponte Gómez es de la antigüedad 1993 del Colegio Militar.
La misma información, publicada por Juan Veledíaz en El Universal, señala que cuando se graduó como subteniente en 1996, quedó encuadrado en una de las unidades de infantería destacadas en labores de combate al narcotráfico. En los siguientes cinco años estuvo de servicio en filas hasta que en 2001 hizo un paréntesis que, a decir de quienes lo conocieron, cambió su vida, ya que tomó sus primeros cursos especiales como oficial en servicio.
A partir del 2001 y hasta abril de 2003, estuvo adscrito a la Séptima Compañía de Infantería no Encuadrada (grupos conocidos en el medio castrense por su abreviatura como CINE), un tipo de unidades de no más 200 efectivos que se mueven de poblado en poblado en zonas rurales del país.
De acuerdo con documentos de la dependencia, la séptima compañía estuvo por esos años de campaña en el poblado serrano de Badiraguato, Sinaloa, en una de cuyas comunidades nació ‘El Chapo’.
En su contestación, la dependencia no precisa las causas por las que el oficial fue procesado a partir de esa fecha y, debido a que estuvo en el llamado “grupo de sueltos”, como se conoce a los militares procesados pero que permanecen en libertad, pudo ser una falta no tan grave la que ameritara su juicio.
En agosto del 2003 concluyó su litigio y fue a dar a “la banca” en la Dirección de Infantería, como se le llama en el medio militar al no tener comisión y “estar a disposición” del arma a la que se pertenece.
Fue catalogado como desertor en mayo del 2004 y, meses más tarde, reapareció al frente del comando que actuó contra el clan de los Carrillo Fuentes.
En su declaración ministerial, Carlos Manuel Hoo Ramírez, el hombre que fue detenido junto a Joaquín Guzmán Loera, el 22 de febrero en Mazatlán, dijo que la detención del Chapo podría desencadenar una guerra entre Dámaso López Núñez y Manuel Aponte el Bravo, si éste y los hijos de Guzmán Loera llegan a creer que fueron traicionados por Dámaso.
Con información del portal www.alinstantenoticias.com
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 978
24 de octubre del 2021
GALERÍA
Afectaciones del Huracán 'Rick' a su paso por Guerrero
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.