agosto 3, 2020 3:47 AM

Ratifican a un Consejo Municipal de Seguridad… de empresarios

consejo de SEGURIDAD (2)
Mario García
Todos los miembros del Consejo Municipal de Seguridad Pública de Culiacán (Comsegu), fueron ratificados el pasado miércoles en una ceremonia protocolaria, encabezada por el alcalde Sergio Torres Félix, quien presidirá dicho organismo.
El Consejo Ciudadano, conformado por diez empresarios y cuatro académicos fue ratificado y es el mismo desde 2010, cuando el entonces coordinador general del organismo, Justo Manuel Molina Rodríguez, decidió ceder su estafeta al empresario y actual dirigente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) en Culiacán, José Lauro Meléndrez Parra.
El Consejo Municipal de Seguridad Pública de Culiacán, fue constituido el 1 de octubre de 2008, con la finalidad de coordinar, planear y supervisar el Sistema de Seguridad Pública del municipio, además de formular propuestas para los programas de seguridad, en conjunto con las autoridades municipales y estatales.
 
Aunque el organismo también tiene la función de vigilar y denunciar las faltas administrativas cometidas por las instituciones de seguridad pública, esta medida se ha visto limitada por los obstáculos que muchas veces antepone la Secretaría de Seguridad Pública.
“El Consejo lo que hace es evaluar los indicadores y con base en lo establecido, analizamos y evaluamos la estructura y funcionamiento del Sistema de Seguridad en el municipio. Una vez que tenemos estos indicadores, elaboramos las propuestas necesarias para el Programa Municipal de Seguridad Pública y las sometemos al Ayuntamiento”, aseveró el Coordinador General del Comsegu, José Lauro Meléndrez.
Para Meléndrez es necesaria la implementación de un sistema de seguridad efectivo que prevenga el delito, tal como lo es la metodología del Semáforo Delictivo, un modelo de prevención de la violencia que se implementó el 29 de enero pasado en Sinaloa, y que ya ha tenido resultados favorables en Sonora, Tabasco, San Luis y Nuevo León.
Sin embargo, a unos días de que el Gobierno estatal puso en marcha este modelo, el apoyo de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ha sido limitado, y esto se ve reflejado en la base de datos que le proporcionaron a RRS y Asociados, compañía de consultaría que se encarga de diseñar este programa preventivo.
En el Semáforo Delictivo, que puede consultarse a través de su página oficial www.prominix.com, se observa que la dependencia no proporcionó información acerca de la incidencia de robo de automóviles y secuestro. Tampoco datos de violencia intrafamiliar por mes y municipio. De la misma manera no aparece información sobre los días, horas, y colonias donde ocurrieron los delitos. Por este motivo, la casa consultora ha enviado una solicitud a la PGJE, para solicitar esta información que debe de ser pública para la sociedad.
Estadísticas manipuladas
Durante el desarrollo del acto protocolario, el alcalde Sergio Torres aseguró que los índices de violencia en la capital bajaron en los últimos dos años, pasando del lugar 10 al 20, en un registro que incluye 216 municipios en el país con población superior a los 100 mil habitantes. La información es del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, organismo consolidado en este renglón a nivel Latinoamérica.
Lo que no concuerda con las cuentas del alcalde es que en el informe más reciente publicado por la referida dependencia no gubernamental, el municipio de Culiacán ocupa el lugar 16 entre las ciudades más violentas, no de México, sino del mundo.
Según el Consejo Ciudadano, en un grupo de 50 ciudades, el puerto de Acapulco mantiene el primer lugar de las ciudades mexicanas con mayores índices de violencia, con una tasa de homicidios del 112.80 por cada cien mil habitantes. Culiacán es la segunda ciudad más insegura, con un porcentaje del 54.57 por cada cien mil, donde también figuran Torreón, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Ciudad Victoria, Cuernavaca y Tijuana.
También en el portal del Secretariado Ejecutivo de Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), se puede constatar que aunque Sinaloa y en particular Culiacán han disminuido limitadamente los índices delictivos, aún se mantienen estándares elevados. Los homicidios dolosos pasaron de mil 474 a mil 108, de 2012 a 2013; el secuestro se incrementó de 28 a 32 casos denunciados; el registro de extorsiones denunciadas bajó de 117 a 113; y se redujo el robo denunciado de vehículo, de 8 mil 816 en 2012, a 6 mil 943 en 2013.
En esa escala, Culiacán encabeza la lista de ciudades sinaloenses más violentas, con un 39.7 por ciento del total de homicidios perpetrados en la entidad, seguido de Los Mochis con un 14.1 por ciento y Mazatlán con 7.6.
En cuanto a extorsión, Mazatlán, Culiacán y Ahome encabezan la lista de los 18 municipios de la entidad, con 31.5, 29.6 y 14.8 por ciento de extorsiones denunciadas, respectivamente.
El mayor índice de secuestro lo tiene Ahome con 35.7 por ciento, seguido de Culiacán y Mazatlán, con 32.1 y 21.4 por ciento.
En violaciones denunciadas, Culiacán supera con un 43.4 por ciento a Mazatlán y Ahome, que tiene 15.4 y 8.4 por ciento.
Finalmente, en lo que respecta al robo de vehículos que son denunciados ante las autoridades, Culiacán tiene un 63 por ciento de incidencia, mientras que Mazatlán y Ahome presentan un 11.16 y 8.37 por ciento, respectivamente.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 914
02 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Alerta ámber