agosto 3, 2020 3:16 AM

Invasiones dirigidas en Ahome

precaristas
Precaristas, disputa de políticos por las parcelas del poder
Un grupo de precaristas denunció que desde la Secretaría General de Gobierno del Estado y con la mediación del Ayuntamiento de Ahome, en complicidad con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), se teje una alianza perversa para politizar grupos de invasores de viviendas y  encaminarlos a disolver asociaciones con años de lucha por una casa digna.
Incluso se ha montado un teatro de operaciones para justificar desalojos, ganar aceptación social y criminalizar a líderes incómodos para el gobierno, afirmó César del Pardo Escalante, representante en la clandestinidad de la Coordinadora Nacional para la Defensa de la Vivienda Popular, y cuyos miembros mantienen la ocupación de más de tres mil casas inconclusas.
El líder de precaristas, vía telefónica y desde un lugar que no quiso revelar, pues asegura que se ha desatado una persecución policial en su contra para detenerlo, puso nombre y apellido a los conspiradores: Gerardo Vargas Landeros, secretario General de Gobierno, Jesús Antonio Marcial Liparoli, subsecretario General de Gobierno, Cutberto Heredia, agente de Gobernación, Álvaro Ruelas Echave, secretario del Ayuntamiento de Ahome y la perredista Nancy Dalila Robles Peñuelas.
“Ellos tienen interés político de control de masa para sus futuras campañas políticas, y ella se alió a ese interés porque fracasó en su intento de apropiarse de la asociación civil para la movilización y protesta social de desestabilización gubernamental”, dijo.
En medio de sus intereses particulares y de grupo quedaron los precaristas, que ahora son el botín porque serán conducidos a invasiones dirigidas, señaló, y agregó que “no tienen el fondo de resolver la necesidad de vivienda barata y a plazo fijo, sino de tener adeptos para su permanencia en el poder público, como botín de unos cuantos”.
Ese intento, afirmó, generará mayor rechazo a la figura de Vargas Landeros, quien al costo que sea pretende ser el próximo Gobernador de Sinaloa o cuando menos Alcalde de Ahome.
La construcción de vivienda ya no es rentable en Sinaloa, y una forma de rescatarla es con dinero público, pero para ello requieren tener interesados, y los precaristas son esa parte del negocio de Vargas Landeros que se llama especulación, con el que pretenden ocultar un megafraude habitacional, denunció.
Pidió al gobierno sacar las manos de la intentona de disolver las asociaciones de precaristas, y abocarse a resolver la demanda de vivienda económica, y eliminar las decenas de fraccionamientos convertidos en focos delictivos.
Juan Francisco Soltero, líder juvenil de la misma agrupación, consideró que desde la intromisión del gobierno en las luchas sociales, la persecución policial contra sus representantes va en aumento.
“Por cualquier cosa nos detienen, la policía te hostiga para reventar reuniones, marchas o mítines, lo que pone las cosas en riesgo de mayores protestas sociales”.
José Ángel Sánchez Pérez, otro de los líderes invasores de vivienda, afirmó que los funcionarios, desde Álvaro Ruelas hacia abajo, no tienen palabra para sostener acuerdos, y lo mismo mienten para ganar tiempo que engañan para no arreglar los conflictos sociales desatados por la política de garrote y bota contra precaristas. “Álvaro Ruelas acuerda reuniones, no asiste, y se hace el olvidadizo. Es mal funcionario”.
Los tres coincidieron en que el Instituto de la Vivienda de Sinaloa agotó su modelo, y se convirtió en un “elefante blanco”, que más que resolver la necesidad de una casa digna gesta problemas por incompetencia.

Gerardo Vargas. Acusado de manipulación.
Gerardo Vargas. Acusado de manipulación.

Bianca Quiñónez, opositora a César del Pardo y sus seguidores, aceptó que desde el gobierno se les hostiga y coincidió con sus detractores en torno a que la Secretaría de Gobierno está atrás de los desalojos por parte de la policía. Y acusó que las posiciones de enfrentar a la autoridad por los seguidores de Del Pardo Escalante son porque defienden su negocio.
“Viven de las cuotas por permitir las invasiones. Dalila, Nancy, Ana Luisa y Paola son sólo algunas de sus operadores para recaudar dinero a costillas de las necesidades de los precaristas”.
Afirmó que las nuevas invasiones se organizan entre los precaristas.
“Una persona se desespera por no tener techo, limpia una casa abandonada, se mete y tras ellas llegan otras, otras y otras y así avanza la invasión. No hay un líder, sino mucha necesidad de una casa, pero también mucha represión. Y eso es malo”.
El 30 de enero pasado, alrededor de 30 familias de precaristas que invadieron un fraccionamiento inconcluso y en ruinas fueron desalojados por una fuerza policial, al oriente de la ciudad.
Los invasores tenían 72 horas ocupando las casas inconclusas del fraccionamiento Las Cerezas, al oriente de Los Mochis.
LAS CIFRAS
Precaristas: 3 mil
Fraccionamientos ocupados:
Las Villas
Las Flores
Virreyes
Las Mañanitas.
Mediterráneo
Villas Centenario
Las Huertas
Las Cañas
Nuevo Horizonte
Las Canteras
Álamos Country
Los Portales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 914
02 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Alerta ámber