diciembre 15, 2019 8:17 am

Terminan las obras en la Plazuela Obregón

Sótano en el quiosco. Biblioteca pública.
Sótano en el quiosco. Biblioteca pública.

Baños y biblioteca esperan ser abiertos al público a partir de un rediseño del proyecto 
Mario García Madrid
La construcción de la Biblioteca Virtual y los sanitarios públicos instalados en la Plazuela Álvaro Obregón, finalmente fue concluida y sólo se espera una fecha para que ambos inmuebles entren en funcionamiento y sean inaugurados por las autoridades municipales.
Luego de 72 días de construcción, los trabajos culminaron durante la primera quincena de enero, y sólo faltaban algunos detalles para que la constructora responsable entregara la obra —el pasado miércoles 22 de enero— al Ayuntamiento de Culiacán.
No obstante, el Ayuntamiento aún no tiene una fecha definida para oficializar el uso de ambos inmuebles. Tanto la Biblioteca Virtual instalada bajo el quiosco y los citados sanitarios que se encuentran a un costado de éste, aún se mantienen en espera de ser habilitados para la sociedad, comentó el Director de Obras Públicas Municipal, Ramiro Cruz León:
“No podemos abrir la Biblioteca y los servicios sanitarios hasta que se concreten los detalles jurídicos y administrativos que les corresponden. Aún no definimos quién estará al frente de la Biblioteca, y tampoco si los servicios sanitarios van a ser gratuitos o no”.
El proyecto que tuvo una inversión total de dos millones 365 mil pesos bajo el modelo de adjudicación directa, fue contemplado en un principio para que se instalaran un total de 36 sanitarios públicos usufructuados por un particular, luego de que el entonces Alcalde Municipal, Aarón Rivas Loaiza aprobara en coordinación con Cabildo la concesión por 25 años para la empresa ISAKA Construcciones S.A. de C.V., que recién había sido fundada.
Baños públicos. Rediseño del proyecto
Baños públicos. Rediseño del proyecto

Una vez aprobada la solicitud, —a sólo 17 días de constituirse como empresa y sin contar con un historial de obras—, los trabajos de construcción bajo el quiosco Obregón comenzaron el pasado 31 de octubre de 2013, toda vez que la constructora ISAKA solicitó los servicios de la constructora Taller de Arquitectura S.A. de C.V., que dirige el Arquitecto Carlos Inzunza Valenzuela, ante la imposibilidad de contratar personal capacitado en tiempo récord.
Las manifestaciones ciudadanas en protesta de dicha construcción se vieron reflejadas los días posteriores al comienzo de la construcción, y finalmente Rivas Loaiza decidió revocar la concesión al particular –el Ingeniero Industrial Raúl Villegas Astorga–, cuando sólo faltaba un mes para concluir su gestión. El anuncio se hizo oficial el 28 de noviembre de ese año, donde también se acordó remunerar a ambas constructoras por la inversión que ya habían realizado en la obra.
Posteriormente, al hacerse una consulta ciudadana, se tomó la decisión de construir la primera Biblioteca monotemática sobre la historia de Culiacán (que sería virtual), en lugar de los sanitarios. Sin embargo estos no fueron del todo excluidos, ya que también se decretó apartar un espacio —a un costado del quiosco— para la construcción de nueve de ellos por cada cubículo que se instale. Para ello el Ayuntamiento comenzó una nueva licitación: al estar los trabajos en un estado avanzado de construcción se determinó que las constructoras que comenzaron la obra continuaran con el proyecto ahora encaminado hacia otras dimensiones.
El otrora Alcalde Municipal, no ahondó en más detalles y, a pesar de que tanto ISAKA Construcciones como Taller de Arquitectura no se encuentran en la relación de  contratistas inscritos en el padrón, —donde aparecen 1059 constructoras formalmente registradas—, decidió otorgarle el permiso de construcción a ambas empresas bajo el modelo de adjudicación directa, tal y como lo concretó durante el primer semestre de su mandato donde adjudicó el 93 por ciento de la obra pública a solo un 9.8 por ciento a los contratistas inscritos en el padrón.
Noviembre de 2013. Protesta ciudadana.
Noviembre de 2013. Protesta ciudadana.

En relación a la nueva Biblioteca Virtual instalada bajo el quiosco, miembros de la organización Sin fines de lucro, nos dicen que solo están a la espera que el Ayuntamiento y el Instituto Municipal de Cultura Culiacán, —que ahora preside el ex Alcalde de Mocorito y miembro fundador de La Crónica de Sinaloa, Juan Salvador Avilés Ochoa—, se coordinen para establecer quién estará administrando dicho espacio y bajo qué políticas entrará en funcionamiento.
Lo mismo ocurre con los sanitarios ubicados a un costado. Aunque la administración anterior acordó cobrar una cuota de dos o tres pesos para los usuarios que deseen utilizar el servicio, el actual Ayuntamiento no tiene un acuerdo oficial sobre el tema.
Ahora, una vez finiquitados los últimos detalles, ambos espacios públicos se encuentran en espera de que el nuevo Alcalde de Culiacán, Sergio Torres Félix, realice la ceremonia protocolaria correspondiente donde oficialice la entrada para la sociedad sobre dichos inmuebles.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 881
15 de diciembre del 2019
GALERÍA
Cientos de feligreses acuden a La Lomita a celebrar a la Virgen de Guadalupe
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

Crees que el expresidente Felipe Calderón tenía conocimiento de los sobornos que el Cártel de Sinaloa le daba a su exsecretario de Seguridad, Genaro García Luna, como señala EU?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral