martes, septiembre 28, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Jazmín azul

jazminWoody Allen no tiene que demostrar nada, pero con Jazmín azul (Blue Jasmine/EU/2013) deja claro por qué puede hacer lo que se le venga en gana, después de una carrera en la que ha habido de todo, pero más éxitos.

El realizador, que también escribió esta historia, ha tenido sus tropiezos, pero no por eso sus películas han carecido de su sello: los diálogos inteligentes, el sarcasmo, los conflictos existenciales y los problemas de pareja han estado en sus filmes, y la que nos ocupa ahora es lo más Allen desde hace muchos años.
Si bien es cierto Medianoche en París (2011) hizo mucho ruido, está muy lejos de los alcances de Jazmín azul;  la que sí está mucho más cerca es La provocación (2005), quizás lo mejor que hizo antes de ésta última.
Luego de descubrir la infidelidad y los fraudes de Hal (Alec Baldwin), su esposo, Jazmín (Cate Blanchett) deja Nueva York, el glamur, la vida social y acomodada y se va a San Francisco a vivir con Ginger (Sally Hawkins), su hermana adoptiva, mientras encuentra un lugar mejor, porque en las condiciones en las que vive su pariente no son a las que está acostumbrada.
La relación entre las hermanas es muy cordial y de apoyo mutuo: Ginger intenta que Jazmín conozca gente, se relacione y consiga un trabajo, y ésta que la otra mejore su contexto de vida, con una pareja con mayores aspiraciones y más dinero, para ella y los dos hijos que tiene de su ex esposo.
Las cosas se complican cuando Jazmín sale con un adinerado y de alguna manera vuelve a tener la vida que gozaba en La gran manzana, y cuando Ginger, deja a su novio por otro, que cumple con las expectativas de su hermana.
A la vez que el presente fluye para todos, con sus altas y bajas, el pasado de Jazmín sale a flote a cada momento, en los recuerdos que tiene de su vida, y que desafortunadamente la conducen a cobrarle las facturas de una manera muy drástica.
La estructura de la cinta es muy interesante al alternar dos tiempos: el presente y el pasado, a través de flashbacks (que entran si previo aviso, y a veces hay que esperar un poco para saber en qué momento de la historia está la trama), que muestran cómo la protagonista llegó a su condición actual.
Jazmín azul no sólo es el trabajo de Woody Allen como director, también sobre sale su elenco: Alec Baldwin, como el esposo infiel y estafador;  Sally Hawkins, como la hermana de Jazmín, pero menos favorecida, y que a la primera oportunidad intenta tener la suerte de ésta, y; Bobby Cannavale, un mecánico perdidamente enamorado del personaje de Hawkins, y al que su cuñada no pasa, por considerarlo poca cosa.
Pero Jazmín azul es lo que es, en gran parte, por la extraordinaria interpretación de Cate Blanchett, quien imprime el matiz necesario y preciso en cada toma, para mostrar una mujer que después de tenerlo todo, se queda sin nada, y a quien las consecuencias psicológicas de sus vivencias la aleja cada vez más de la realidad. Prácticamente, tiene asegurado el Oscar en la próxima edición de los premios, por la que puede ser la mejor actuación de su carrera.
Una película para verse y disfrutarse más de una vez, porque será uno de los clásicos, al menos de la filmografía de Allen. No se la pierda… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 974
26 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.