jueves, octubre 21, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Se amarga conflicto azucarero

Los Mochis. Manifestación campesina.
Los Mochis. Manifestación campesina.

Trabajadores demandan, campesinos protestan y los industriales ensordecen
Los trabajadores de confianza de Agrícola Ohuira y de la Compañía Azucarera de Los Mochis, sumaron más demandas laborales contra los que consideran patrones desleales, mientras los campesinos salen a las calles para reclamar abonos a sus contratos de aparcería, en tanto que los obreros sindicalizados agachan la cabeza ante los abusos.
Mientras todo esto sucede bajo la tutela del Gobierno, los industriales, dueños de la fábrica, se pasean sin preocupación en giras gubernamentales. La más reciente en esta ciudad, por una colonia precarista en donde se inauguraría un circuito vial secundario. Alejandro Elizondo Macías, presidente del Consejo de Administración descendió de una de las camionetas de la comitiva del gobernador, Mario López Valdez, y luego se perdió entre la multitud.
Una tarde antes de la gira, la abogada laboral, Teresa Guerra Ochoa, representante de casi un centenar de trabajadores de confianza de la factoría y de Agrícola Ohuira, afirmaba a sus clientes que las denuncias laborales por despido injustificado avanzaban pero con retraso, debido a que algunos demandantes se habían desistido y otros mostraban poco interés por continuar.
“El desánimo es natural en estos casos, porque el avance es lento. Hay 95 por ciento de ganar el juicio, porque los patrones han alegado argumentos opuestos en cada juicio. Cuando quieren despedir trabajadores alegan situación financiera difícil, pero cuando quieren arreglar problemas argumentan solvencia económica. No hay una verdad clara, y eso es bueno para los juicios, pues los terrenos, maquinaria, equipo e incluso el azúcar almacenado es garantía de pago de las prestaciones caídas”.
Los trabajadores refrendaron las demandas y pidieron a la abogada ir sobre el embargo precautorio de terrenos, tal y como otros afectados por la insolvencia ya los han obtenido, evitando su venta.
“Lo haremos, porque los embargos precautorios garantizan el pago a los trabajadores antes de abonar a deudas. El problema será para el comprador, que no podrá escriturarlos mientras existan problemas laborales”.
Guerra Ochoa pidió unidad en torno a las demandas, pues, denunció, hay intereses políticos que se anteponen al de los trabajadores.
El día de la gira, Heriberto Armenta, dirigente sindical habló con el gobernador y mendigó apoyo. No sabía, o no quiso ver, que antes el mismo gobernador había hablado con Alejandro Elizondo Macías, pero de ello, Mario López Valdez nada reveló.
Habló de que con los trabajadores lo une una gran amistad y que tiene interés en que la empresa no cierre. Y aceptó que fue criticado por los excesivos apoyos entregados a los industriales, pero que gestionará un incentivo más de dos mil pesos por hectárea para los productores de caña de azúcar.
Al día siguiente, los cañicultores convocaron a manifestación pacífica a las afueras de la industria azucarera. Pocos menos de 200 rentadores asistieron.
Ahí, Carlos Álvarez Barreras, presidente de la Unión Local de Productores de Caña de la CNC, afirmó que la indignación contra los industriales va en aumento, pero ésta no se traduce en demandas de incumplimiento de contrato, porque les temen al poder político almacenado y cuyas muestras de ejercicio de bota y garrote, de horca y cuchillo han llevado a la cárcel a otros campesinos inconformes.
Afirmó que de haber unidad, los campesinos ya hubiesen recuperado sus tierras y algo de los 20 millones de pesos que adeudan desde septiembre del 2013, cuando firmaron y el Procurador General de Justicia, Marco Antonio Higuera Gómez fue testigo de un convenio de pago, que resultó inservible, al igual que promesas de pago anteriores.
En la manifestación, María Espiridiona Palafox Corrales aseguró que la familia Elizondo y De la Vega “pueden irse mucho al cuete. Que no nos paguen, pero que den la liberación inmediata de la tierra. Al cabo que cuando se mueran, nada se van a llevar. Mientras, nosotros pobres, y ellos ricos, tragando lo que quieren. Son morosos, unos completos sinvergüenzas”.
Ella tuvo el respaldo de más mujeres, que dijeron ser viudas y sin más ingreso que la renta de su parcela.
Gilberto Irazoqui Galaviz, presidente del Comité Municipal Campesino Número 5 y regidor de Ahome, afirmó que el caso del ingenio Mochis ya tronó.
“Estuvimos con el gobernador y nos dio que la situación está muy difícil, que no hay futuro, que esto ya tronó. Es lamentable, pero así es. Lo sentimos por las muchas familias que viven del ingenio, pero ya es muy poco lo que se puede salvar”.
Afirmó que recurrirán al Gobierno del Estado para que proporcione asistencia jurídica toda vez que el desespero de los productores podría orillarlos a cometer un delito. “Y agravaría la situación”.
Todos coincidieron que la situación del ingenio productor de azúcar se amarga con el paso del tiempo.
Las demandas
50 demandas laborales enfrentan los industriales
100 demandas de incumplimiento de contrato presentaron campesinos
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 977
17 de octubre del 2021
GALERÍA
Al menos 11 muertos y más de 10 heridos al caer un autobús en Ecuador
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.