abril 4, 2020 5:31 am

La muerte de Zacarías en Mazatlán

En menos de un mes, dos reos colgados y uno muerto a golpes en el Cecjude.
En menos de un mes, dos reos colgados y uno muerto a golpes en el Cecjude.

Zacarías Castillo Osuna, presunto líder de una banda de robacarros, entró con vida el lunes 30 de diciembre de 20013, pero el jueves 2 de enero murió a consecuencia de una golpiza que le propinaron en el penal de la muerte.
En el Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito (Cecjude) para ningún custodio es un secreto que fue sometido a una tremenda golpiza con miras a sacarle información sobre sus presuntas actividades delictivas, pese a que el artículo 3º de la Ley Federal para prevenir y sancionar la tortura establece que ningún servidor público puede golpear o amenazar al interno para que le dé información o para que confiese algo.
“El suministro de información en todo caso debe hacerse ante las autoridades correspondientes, de acuerdo con los procedimientos que señalan las leyes y sin que medie ningún tipo de amenaza”, afirma la ley.
Según el Manual de Derechos Humanos del Interno en el sistema penitenciario mexicano, comete el delito de tortura no sólo el agente de autoridad que inflija dolores y sufrimientos graves, sean físicos o físicos a un interno, sino también el custodio de cualquier rango o los miembros del personal técnico o directivos que toleren o no realicen las acciones a su alcance y a las que jurídicamente están obligados para impedir que, por ejemplo, se viole o golpee a otro interno.
El texto editado en 1995, por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, con base en artículos de la Carta Magna, Declaración Universal, Convención Americana, Pacto Internacional y Convención contra la tortura, entre otras leyes y reglamentos, son letra muerta dentro del penal de Mazatlán.
Zacarías Castillo Osuna, de 56 años, detenido en la colonia Salvador Allende, acusado de comandar una banda de robacarros, fue encerrado junto con sus presuntos cómplices en el Cecjude el lunes 30 de diciembre de 2013.
Las autoridades policíacas sólo informaron que lo encontraron golpeado en el módulo 15, carraca 6, en el penal de Mazatlán, lo demás es silencio y hermetismo, como ocurrió con el interno Óscar Adrián Osuna García, quien apareció colgado en su carraca 3 del módulo 11, el 17 de diciembre de 2013.
A consecuencia de la golpiza que le propinaron sus victimarios, el reo Zacarías Castillo Osuna murió al ser atendido en el módulo hospitalario del penal.
El lunes 30 de diciembre de 2013, la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, informó de la captura de una banda que se dedicaba al robo de vehículos, que desmantelaban en el interior de la casa número 624 de la calle Alfonso Genaro Calderón, en la colonia Salvador Allende.
La SSPyTM relató que todo ocurrió a las 10:00 horas, cuando una patrulla hacía su recorrido por la calle mencionada donde un ciudadano pidió auxilio, pues el 24 de diciembre, a las 20:16 horas, en la avenida Ejército Mexicano, le habían robado su vehículo Nissan, modelo 89, con placas de circulación UC-35209 del estado de Sinaloa.
La escena que la víctima de los robacarros observaba era que su camioneta estaba siendo desmantelada mediante una rigurosa división del trabajo en la que Daniel Zacarías Castillo Ramírez, quitaba el radiador, su padre Zacarías Castillo Osuna, la puerta derecha (del lado del conductor), Mori Luis Sámano Vera y/o Mori Luis Ramírez Vera, quitaba la llanta del lado izquierdo, y José Antonio Castillo López quitaba la llanta del lado derecho.
La información policíaca afirma que en la finca encontraron más de 20 carros de diversos modelos desmantelados como evidencia de las actividades delictivas de los detenidos.
Asimismo, fueron detenidas tres personas que realizaban distintas labores dentro del local, que se identificaron como Norberto Moreno Rodríguez, de 56 años; Félix Ibarra Alcalá, de 42 años y José Félix Torres, de 46 años, y que según la policía, traían 20, 16 y 32 bolsitas de mariguana, respectivamente.
Con la muerte de Zacarías Castillo Osuna, el penal de Mazatlán recibió enero 2014, que auguraba un siniestro año nuevo, para algunos internos.
El 5 de enero, a las 18:00, horas, el reo Miguel Ángel Martínez, originario de Culiacán, Sinaloa, apareció colgado en su carraca del módulo 22, y por una carta que todavía no se sabe si fue sembrada junto a su cuerpo, las autoridades penitenciarias e investigadoras presumen que fue suicidio.
Cadena de muertes
-Sábado 7 de diciembre de 2013, fue detenido Óscar Adrían Osuna García, luego de protagonizar una balacera junto con sus cómplices, desde una casa de seguridad en el fraccionamiento Sábalo Country. El 17 de diciembre fue encontrado colgado en su carraca. Se encontró una carta donde
-Lunes 30 de diciembre de 2013, detienen a Zacarías Castillo Osuna, en una finca de la colonia Salvador Allende. El 2 de enero de 2014, fue encontrado severamente golpeado en su carraca y muere al ser atendido en el módulo hospitalario del penal.
-Domingo 5 de enero de 2014, encuentran colgado en su carraca al reo Miguel Ángel Martínez. Las autoridades penitenciarias y encargadas de investigar los homicidios, por una carta póstuma hallada junto al cadáver, no descartan el suicidio.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 896
29 de marzo del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral