No pidas menos que el cielo

Carlos Slim.

 

Todos los humanos tenemos necesidades básicas muy diversas. Las hay estrictamente biológicas y las hay de las que suelen denominarse radicales (la libertad, por ejemplo). Existen necesidades secundarias y las que deben considerarse fundamentales. Su rango y su urgencia las va definiendo la misma gente. No hay sociólogo que pueda hacerlo por ella.

 

Pero los pueblos suelen equivocarse a la hora de demandar las soluciones: mezclan, en un insensato revoltijo, lo fundamental y lo secundario. Y ahí, en ese colage, se halla uno de los infortunios de las resistencias populares. Los pliegos petitorios, lugar de las demandas de la gente, suelen ser verdaderos chorizos de pedidos. Recuerdo bien que en una maratónica asamblea estudiantil en la Universidad  Chapingo los oradores se desgañitaban discutiendo si el jabón que pedirían debía ser Palmolive o Camay.

 

Los avances que se observan en los nuevos movimientos sociales incluyen la certeza de que tal deficiencia debe superarse. La articulación  de las diferentes resistencias sociales, por la que se pugna en muchas latitudes del territorio nacional, tiene entre sus cinco componentes centrales enarbolar plataformas de demandas que sólo recojan lo fundamental de las carencias humanas.

 

Para el caso de México, se coincide en que cuatro son los problemas básicos de nuestro pueblo.

 

Uno de esos problemas fundamentales se recoge en el slogan “justicia social”, esto es, distribución de la riqueza nacional de manera que todos disfrutemos de ella sin distingos ni exclusiones. Ha sido ampliamente documentado que México es una eficiente fábrica de ricos y una inagotable fuente de pobreza y de miserias de larga, muy larga data. Más de 63 millones de mexicanos viven en la pobreza, mientras alrededor de 16 multibillonarios ilustran las páginas de Forbes; al lado de cerca de 400 multimillonarios que desde México acompañan al capital transnacional que impone al mundo políticas de imperio. Son algunos de los que se desayunan en París, toman un cafecito en Río, almuerzan comida indonesia en Amsterdam y cenan en las Islas Fidji. Para gloria del capital mexicano, Carlos Slim Helú gana 2 millones 200 mil dólares por hora mientras Germán Larrea Mota, sólo en la minería se despacha la friolera de 4 millones 400 mil dólares diarios. ¡Ni preguntar por nuestro salario mínimo!

 

He aquí a algunos de ellos, los Amos de México, con su dinerito:

Carlos Slim Helú                                      50,000

Germán Larrea Mota                                9,200

Alberto Bailleres                                        6,900

Eva Gonda de Rivera                                6,100

Marisún Aramburuzabala                        5,500

Jerónimo Arango                                       4,400

Ricardo Salinas Pliego                              4,300

Antonio del Valle Ruiz                              2,600

Emilio Azcárraga Jean                              2,100

Carlos Hank Rhon                                      2,100

(Las fortunas son en millones de dólares)

 

¿Para qué damandar jabón Palmolive, el servicio público, crédito para cultivar alguna parcela o levantar una vivienda?

 

Hay carencias de cuya solución depende que todas sean solventadas. O, a la inversa, ninguna demanda será resuelta de manera verdadera, de raíz y de forma irreversible, si no se resuelven las carencias fundamentales.

Un comentario en “No pidas menos que el cielo

  1. Y sin embargp, la cantidad de dinero no necesariamente proporciona la felicidad del ser humano. Menos aún cuando proviene de conductas moralmente cuestionables como salarios injustos, prerrogativas legales, corrupción, etc., etc.

    Lo irónico de nuestro país es que teniendo recursos naturales suficientes para toda la población, por una mala gestión principalmente gubernamental, existe una grave crisis de pobreza en casi la mitad de su población. Dios quiera que mueva el corazón de quienes tienen las riendas del gobierno y busquen verdaderamente el bien de todos los mexicanos, empezando con los más necesitados. El compromiso es de todos, pero principalmente de los dirigentes públicos.

» Riodoce tv

En helicópteros llevan víveres a zonas afectadas en el norte del estado

» Impreso

El zurdo Amílcar Gaxiola buscará un lugar con los Tomateros

El zurdo Amílcar Gaxiola admite que en esta campaña habrá mayor competencia El lanzador zurdo Amílcar Gaxiola fue una de las incorporaciones a la pretemporada guinda, mostrándose entusiasta por hacerse de un lugar, ya que reconoce que para la venidera campaña, la competencia estará más intensa tanto por el talento que existe entre sus compañeros, […]

Christian Bragarnik, el misterioso argentino que trajo a Maradona

La ola

 Ecos del M68 Parte (4)

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Óliver no es un Pérez cualquiera

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com