El Gasolinazo, un balance necesario

 

 

marcha-gasolinazo 

El primero de enero del presente año, los mexicanos recibimos una dura y cruenta noticia: el incremento a los precios de las gasolinas y  diésel, en orden del 20 por ciento, que representó un grave atentado a la economía familiar. Además el gobierno federal amenazaba con dos incrementos más,  programados para antes del 18 de febrero.

 

El llamado gasolinazo estuvo precedido por el bochornoso caso de los bonos autoasignados por los diputados, que fueron, por cierto, los responsables de autorizar el incremento a los combustibles, al aprobar las medidas planteadas, para tal efecto, en la Ley de Ingresos del Ejecutivo Federal.

 

La indignación fue tal, que la ciudadanía salió a las calles en forma masiva, como no lo había hecho en muchos años, su grito de batalla retumbó  en varias entidades del país: ¡NO AL GASOLINAZO!

 

El presidente Enrique Peña Nieto y su secretario de Hacienda José Antonio Meade  trataron de justificar  lo injustificable, argumentando que el incremento a los combustibles se debía a los altos precios de los petrolíferos en el mercado internacional.

Sus pueriles argumentos lo que hicieron fue indignar más a la ciudadanía y las manifestaciones fueron creciendo en su magnitud y combatividad de sus asistentes.

La movilización ciudadana alcanzo su máximo esplendor  en la marcha en Culiacán,  de la Lomita a Catedral,  el 7 de enero, en la que se  movilizaron  alrededor de siete mil personas.  En eso  días se hicieron grandes movilizaciones en algunas  ciudades del norte como del país como fue  Monterrey, Tijuana, Mexicali,  y en la ciudad de Guadalajara, a las que se sumaron acciones de muy diversos tipos. Las movilizaciones en el centro  del país no estuvieron a la altura.

En el caso particular de nuestra entidad, las movilizaciones ciudadanas contra el gasolinazo se realizaron en Los Mochis, Guasave, Guamúchil, Mocorito, Mazatlán y Culiacán, siendo en esta última donde la participación de la ciudadanía fue más importante (alrededor de siete mil el día 7 de enero).  El Frente Amplio Ciudadano de Sinaloa  organizó cinco marchas en Culiacán; además, tuvo  participación importante en Los Mochis, Guasave y Mazatlán.

La movilización ciudadana, sin duda, tuvo sus logros, el primero fue el vencer el miedo a manifestarse, a pesar de las acciones del gobierno realizadas para sembrar el terror, vía los saqueos en el Estado de México, en el sureste del país y de un centro comercial en nuestra ciudad capital; el segundo fue el parar los incrementos programados para el mes de febrero.

Para el caso particular de las movilizaciones realizadas en nuestra entidad, hay que dejar asentado que aparte de los logros antes señalados, nuestra movilizaciones obligaron a que el H. Congreso del Estado  discutiera el asunto del gasolinazo y con base en nuestra petición, emitiera un punto de acuerdo, por medio del cual se exhortaba al H. Congreso de la Unión, a analizar la problemática derivada del incremento a los precios de los combustibles y sus repercusiones en la economía familiar.

La llamarada ciudadana provocada por el gasolinazo y la reiterada conducta de Peña Nieto de mentir a los mexicanos, tuvo como toda flama alcances limitados, dado su espontaneidad, no alcanzó para obligar al gobierno a dar marcha atrás al incremento de las gasolinas y el diésel, y que los precios regresaran a los que éstos tenían el mes de diciembre del 2016. El movimiento contra el gasolinazo fue espontáneo en todo el país,   no tuvo una dirección nacional, y en Sinaloa tampoco se alcanzó a formar una dirección estatal. La coordinación con las movilizaciones en los municipios fue endeble.

Los resultados  obtenidos  por la movilización ciudadana no son de nuestra entera satisfacción, pero esto no debe ser motivo de desánimo; los movimientos sociales  tienen momentos de altas y de  bajas, lo que hay que destacar es que la manifestación libre de los ciudadanos obligan a los gobernantes a poner un alto a sus intenciones de seguir atentando contra la economía y la dignidad del pueblo mexicano.

Desde  el Frente Amplio Democrático de Sinaloa, le hacemos un llamado a la ciudadanía a estar alertas a las acciones de  Enrique Peña Nieto y su gobierno, a organizarnos y conformar frentes de lucha en nuestras comunidades y centros de trabajo en contra de las políticas neoliberales del actual gobierno, que solo han servido para enriquecer a unos cuantos políticos corruptos y empobrecer a la mayoría de la población.

 

E-mail: [email protected]

Twitter: @riosrojo

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Lluvias inundan vialidades de San Miguel Zapotitlán

» Impreso

El zurdo Amílcar Gaxiola buscará un lugar con los Tomateros

El zurdo Amílcar Gaxiola admite que en esta campaña habrá mayor competencia El lanzador zurdo Amílcar Gaxiola fue una de las incorporaciones a la pretemporada guinda, mostrándose entusiasta por hacerse de un lugar, ya que reconoce que para la venidera campaña, la competencia estará más intensa tanto por el talento que existe entre sus compañeros, […]

Christian Bragarnik, el misterioso argentino que trajo a Maradona

La ola

 Ecos del M68 Parte (4)

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Óliver no es un Pérez cualquiera

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com