El rebelde panista

 

Se necesitan cojones para encarar a Héctor Melesio Cuen Ojeda, líder del PAS que siempre se encuentra rodeado de guaruras y gente dispuesta a que le deba un favor.

Así que el que se decide hacerlo sabe que corre riesgos durante o después de enfrentarlo por su talante intolerante.

Fernando Gómez Bórquez, el joven panista, decidió hacerlo en el acto inaugural de la precampaña en busca de una de las cuatro senadurías que corresponden a cada estado y para ello se organizó recogiendo firmas de rechazo, esperó el acto público y se presentó como uno más de los asistentes para aprovechar que se daría el uso de la voz al público.

Seguramente quienes identificaron la militancia de Gómez Bórquez pensaron que venía con el ánimo de sumarse y que aplaudiría que Cuen Ojeda fuera su candidato, pero el cálculo, si existió, fue equivocado, completamente equivocado, el joven habló claro y contundente, como un buen toastmaster, sobre el malestar que existía en un segmento del PAN por la eventual postulación del ex rector como candidato del Frente al Senado de la República.

Le dijo de todo lo que le distingue y eso provocó una tensión inmediata, en primer término de los diputados y diputadas que le acompañaban. Cuen Ojeda quizá acostumbrado a este tipo de interpelación permitió que continuara haciendo el uso de la voz hasta que ya no aguantó la filípica crítica y en ese momento empezó el jaloneo, los gritos de los cuenistas y fue echado de la sala.

Luego vendría la pregunta que le lanzaría Cuen al muchacho que llevaban los guardaespaldas: ¿Quién te mandó?

Y en menos de 24 horas, llegaron los ataques violentos e intolerantes de la prensa digital cuenista, que es su verdadera cara.

Aquella que no entiende razones y busca machacar al crítico, con los peores argumentos y descalificaciones, pero que no hace mella en una conciencia como la de Fernando Gómez que le respondió a Cuen Ojeda: Me mandan mis valores.

Hasta aquí lo que podemos ver en el video que circuló en las redes sociales y ahora me permito hacer algunas reflexiones sobre el suceso en perspectiva política.

Un político es un personaje público y sus actos igualmente lo son, son parte de la escena pública, más, como dicen algunos políticos españoles con ánimo democrático, cuando suceden este tipo de interpelaciones que en este caso fueron serenas, pero no por ello menos contundentes: “Por eso también nos pagan”.

Luego entonces no se puede esgrimir como lo hizo Cuen Ojeda de que era un acto de su partido, cierto, pero los partidos tienen financiamiento público, son “entidades de interés público”, la Constitución, dixit.

O sea, cuidando las formalidades cualquiera puede intervenir y así lo hizo Gómez Bórquez haciendo uso de otro derecho constitucional: La libertad de expresión.

Más aun, cuando está en juego la candidatura de una coalición y no suscita consenso entre las bases de los partidos.

Ahí esta este joven, pero también la corriente que representa Roberto Cruz y probablemente en segmentos del PRD, que ante la imposición y en un acto de dignidad política, han decidido abandonar su partido para irse con AMLO y Rocha Moya.

Movimiento Ciudadano (MC) no existe en Sinaloa, ni registro tiene.

Cuen Ojeda tiene un estilo rudo para tener el control sobre la UAS y su partido, se mueve bajo el principio autoritario de “estás conmigo o estás en contra de mí”, no caben puntos intermedios ni el reconocimiento del derecho a disentir, y ha creado un partido a su imagen y semejanza.

Por eso la interrogante de ¿Quién te mandó?, se revierte en el tipo de paramnesia déjá vu (ya visto antes) que determina órdenes dentro del partido. Donde hay un liderazgo atemorizante, no persuasivo, sino de control de conciencias que es la raíz de los peores sistemas autoritarios que per se es antinatura en una institución universitaria.

Y eso va al encuentro de la expresión del rector: Ningún candidato podrá entrar a la UAS a hacer proselitismo político. Claro, solo aquel, el de casa.

Sólo falta, como trascendió en medios, que los panistas contaminados por esos antivalores, quieran expulsar a este joven que representa un exponente de lo mejor del PAN, la gallardía y los cojones, para decir lo que piensa de esta posible candidatura.

Ahí están sus valores en esta entrevista para Noroeste: “Estamos muy consternados porque un personaje con las características de Cuen sea quien va a aspirar al Senado de la República, que le prestemos de nuevo las siglas a una persona oscura, con intereses que no son los del bien común, no son con los que se fundó el PAN…”

Artículo de opinión publicado el 14 de enero de 2018 en la edición 781 del semanario Ríodoce.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Se derrumba muelle en festival en Vigo, España; hay más de 300 heridos

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: El enemigo

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Los nuevos escenarios para el narco

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

La llama doble

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

El cubano Félix Pérez tiene oferta del beisbol de Corea

Desde los 11 Pasos » Arturo González

Tiene el club Galatasaray en la mira a Héctor Moreno

» Ñacas y Tacuachi

188996

La fuga

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com