A un mes de los sismos, no llega ayuda para 12 millones de damnificados

EXIGENCIA. Para la reconstrucción de sus hogares.

 

El saldo de los sismos que sacudieron el centro y sur del país afectó a 12 millones de mexicanos; el recuento de las muertes llegó a 369 casos; más de 42 mil viviendas y edificios afectados; 16 mil 130 escuelas y arriba de 53 clínicas y hospitales que sufrieron daños en 400 municipios de 10 estados.

Las secuelas de estos sismos del pasado 7 y 19 de septiembre que rebasan ya las 7 mil réplicas, mantiene en vilo a esta parte del país, en donde sigue temblando con mayor rigor, pero ahora el epicentro se localiza en la Ciudad de México, donde organizaciones de colonos, familiares de víctimas y damnificados denuncian el abandono de las promesas hechas por el gobierno capitalino y federal, pero sobre todo, transparencia y aplicación en el manejo de los fondos estatales, federales y donaciones hechas por organizaciones civiles, particulares y gobiernos extranjeros para la reconstrucción.

Desde hace dos semanas, Ciudad de México se ve envuelta en marchas de protesta por todos lados. Todas coinciden en reclamar el abandono que viven miles de familias que perdieron sus hogares al desplomarse o averiarse las casas y edificios que habitaban hasta antes del temblor del 19 de septiembre, que impactó con mayor intensidad al sur de esta ciudad.

Cientos de familias en situación de víctimas continúan viviendo bajo carpas y espacios públicos, a merced del frío y las lluvias, otros compartiendo casas o departamentos con familias, amigos o vecinos porque aseguran, el Gobierno federal y estatal no ha aterrizado sus compromisos y están más interesados en armar el negocio de sus gobiernos con la especulación inmobiliaria, que recuperar la normalidad de sus vidas y sus pertenencias.

El pasado jueves, organizaciones de colonos y colectivos vecinales de distintas delegaciones donde hubo afectaciones, marcharon por el Paseo de la Reforma convocando a la sociedad a solidarizarse con los damnificados y no permitir que el proceso de reconstrucción en la capital mexicana termine copado por la corrupción y los negocios ocultos entre funcionarios, políticos y las empresas inmobiliarias.

Cientos de familias que duermen a la intemperie tras perder todo, caminaron desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo.

Hombres, mujeres y niños vestidos de blanco, levantaban mantas y cartulinas exigiendo al gobierno federal que respete y entregue los fondos de donaciones, que se enviaron desde el extranjero a través de ciudadanos, organizaciones civiles, fundaciones y los gobiernos de distintos países, que enviaron cantidades millonarias para apoyar a los damnificados y que no aparecen.

Igual cuestionaban el destino de los recursos del Fondo de Atención a Desastres Naturales (Fonaden), y otros más que asignan recursos a la reconstrucción. “¿Dónde están?”, se leía en una de las pancartas.

La red de colonos damnificados por los sismos de septiembre ha dejado claro en su movimiento, el rechazo a la propuesta del gobierno capitalino y federal de resolver el problema de la vivienda entregando créditos vía Infonavit y Fovissste para la reasignación y/o reconstrucción de sus casas o departamentos, que en el padrón de inmuebles sujetos a demolición registra poco más de 200.

Insisten en que el sismo del 19 de septiembre les echó abajo lo que habían logrado toda una vida y no están en condiciones de adquirir un nuevo crédito que los endeudaría de por vida, porque además son impagables y están “inflados”.

Decenas de colonias de las delegaciones Cuauhtémoc, Benito Juárez, Tlalpan, Álvaro Obregón y Coyoacán, donde se concentra el mayor número de estructuras afectadas, continúan reunidas en parques públicos y frente a las explanadas de las citadas delegaciones para exigir a las autoridades que se ejecuten los recursos donados por la sociedad civil internacional y los gobiernos de 27 países que aportaron dinero para reconstruir viviendas de los damnificados.

“Somos damnificados. Jamás seremos deudores y exigimos la reconstrucción de nuestros hogares con los fondos asignados para casos de desastres naturales. No seremos deudores”, insiste Alejandra Aburto, presidenta de una agrupación de vecinos que sigue viviendo entre los árboles de un parque público en Villa Coapa, al sur de la ciudad capital.

Chiapas y Oaxaca en total abandono

Tan solo en Chiapas y Oaxaca, la suma de hogares afectados por los sismos de septiembre suman 39 mil 881 viviendas que registraron daños totales y hay comunidades rurales y suburbanas, donde el paisaje es desolador. Las familias de poblaciones afectadas como Unión Hidalgo y Juchitán en Oaxaca, han improvisado chozas con lonas para cubrirse de las lluvias, porque no llega la ayuda para la reconstrucción, señalan miembros de la red de capitalinos en solidaridad con ambos Estados.

Sólo en Oaxaca, 21 mil 823 viviendas resultaron con daño total, mientras que en Chiapas fueron 18 mil 58 hogares afectados.  Para el grupo de capitalinos integrados por estudiantes universitarios y catedráticos de distintas escuelas y centros de investigación en Ciudad de México, los daños materiales se concentran en poblaciones como Ciudad Hidalgo, Juchitán, Ixtepec, Cintalapa y cientos de comunidades rurales, donde las familias siguen viviendo bajo los árboles y contemplando los escombros de lo que hasta hace unas semanas fue su hogar.

El saldo total de fallecidos es de 369 personas, de los cuales 228 son de CDMX, 74 de Morelos, 45 de Puebla, 15 del Estado de México, seis de Guerrero y uno de Oaxaca; según la última actualización del Coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

Según las cifras recientes que publica el Centro Nacional para la Prevención de Desastres, los sismos dejaron más de 12 millones de personas afectadas, así como daños en 400 municipios repartidos entre Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Ciudad de México, Estado de México, Tlaxcala, Hidalgo, Puebla, Morelos y Guerrero.

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Lluvias inundan vialidades de San Miguel Zapotitlán

» Impreso

El zurdo Amílcar Gaxiola buscará un lugar con los Tomateros

El zurdo Amílcar Gaxiola admite que en esta campaña habrá mayor competencia El lanzador zurdo Amílcar Gaxiola fue una de las incorporaciones a la pretemporada guinda, mostrándose entusiasta por hacerse de un lugar, ya que reconoce que para la venidera campaña, la competencia estará más intensa tanto por el talento que existe entre sus compañeros, […]

Christian Bragarnik, el misterioso argentino que trajo a Maradona

La ola

 Ecos del M68 Parte (4)

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Óliver no es un Pérez cualquiera

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Esos parientes

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Libertad de expresión y nuevo gobierno

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Efemérides: Los días de la noche

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: Nintendo

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

No a la privatización del agua

Ernesto Hernández Norzagaray

La debacle del cuenismo

José Antonio Ríos Rojo

Propuestas para el desarrollo sustentable de Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

La derrota de la ley anti-Morena

» Ñacas y Tacuachi

193202

El equipo técnico del Pelusa

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com