Punto de nostalgia: La época dorada del béisbol

 

beisbol

El clásico: Culiacán-Mazatlán y Mazatlán-Culiacán

Al caer el último out de la final de la Serie del Caribe 2016-2017, añoré otras épocas, y concluí que: De la Liga de la Costa del Pacífico a la Liga Mexicana del Pacífico existe un abismo de diferencias que el tiempo las ha marcado —1950-2017—, visto grosso modo, hablamos de 67 años.  Es posible que en los archivos del Estado existan reseñas en El Diario de Culiacán, La Voz de Sinaloa y El Sol de Sinaloa que refieran a la primera Liga, incluyendo a la del Noroeste, esto hasta la década del 70, cuando en los estadios se vivía el beisbol con conocimiento y pasión.

En aquellas décadas, desde finales de los 40, cuando Los Tomateros se llamaban Los Tacuarineros, se disfrutaba el béisbol con delirio; el público asistía a gozar cada jugada, se metía con los jugadores, con los managers y los enfrentamientos entre aficionados en ocasiones se convertían en batallas campales. Muchos fueron los camiones de los peloteros visitantes que quedaron convertidos en chatarra, la fanaticada los convertía en “ponteduro” a base de pañascazos, y hubo ocasiones en que los ampáyeres debían salir disfrazados porque afuera del estadio los esperaba una muchedumbre enardecida, dispuesta a lincharlos.

El clásico de clásicos fue siempre Culiacán-Mazatlán y Mazatlán-Culiacán. Se declaraba la guerra civil cuando se enfrentaban en una final. Los aficionados visitantes ocupaban un ala del graderío popular que se convertía en zona de peligro para los locales, por tanto, prohibido invadirlo. Llegaban con sus tambores, matracas, panderetas, trompetas para hacer ruido y armar el cotarro. Era el de aquellos un estilo tropical en el que influían bailarines y cantantes con toque porteño. Entre ambos bandos era indispensable una variedad de artículos y sustancias, arsenal de guerra para emplearse a la hora del clímax: naranjas, limones y hasta toronjas podridas, huevos enhuerados (podridos a propósito) con añil envueltos en calcetín se lanzaban para estallarlos contra el cemento de las gradas del enemigo, producían un hedor penetrante e insoportable, peor que el gas lacrimógeno. Los gritos vociferaban iracundas frases sinaloenses, que aquí no me atrevo escribir, era un intercambio que enriquecía la antítesis de la Real Academia de la Lengua Mexicana y Latina en general. Cuando las contiendas eran en Culiacán, la banda de música era la clásica, pero quien le ponía el toque bullanguero era el Chino Flores, era un maestro con la trompeta, tocaba todos los ritmos y era un experto en armar el ambiente. Una vez acompañado con la banda, aquello se convertía en un pandemonio, en compañía del padre Barraza, quien se olvidaba de la sotana y se convertía en un demonio; junto con el Chino Flores armaba la dupla que hacía bailar hasta a los tullidos.

La tensión máxima de los aficionados, de ambos bandos, ocurría sobre todo cuando en la novena entrada se empataba el juego, de ahí en adelante era un sufrir en cada entrada, era un martirio de suplicio cada que se embazaba un contrario. Cada pichada, cada swing, cada revire, cada roletazo, cada robo de base, o una señal del coach o del manager, eran motivo para morderse las uñas. Se vivían momentos tan impresionantes como el mismo silencio. Más de diez mil aficionados eran sumergidos en tensión cuando en la treceava entrada había hombres en las almohadillas de segunda y tercera, y… ¡sólo un out! Un podridito que sacara el hombre al bat por arriba de los del cuadro, significaba el triunfo feliz para unos y la terrible derrota para los otros; en ese momento mejor era la muerte. Pero si aquél era ponchado, un ¡Aaaaaaaaaaaah! de alivio calmaba a unos y aumentaba la tensión de los otros. Solo quedaba un out, el del final, o el hit del triunfo. Estas situaciones se vivieron y gozaron en extremo cientos de veces.

Al final, siendo aficionados de corazón, si ganaba el enemigo se les reconocía, aunque no se les manifestara, en todo caso, la manifestación era el silencio. Y si el local era el ganador, el estadio se convertía en un manicomio. La banda tronaba y el público bailaba al punto de colapsar las gradas. Los peloteros eran cargados en hombros y elevados a la categoría de héroes. Recuerdo un juego que duró hasta la 21 entradas, eran las tres y media de la madrugada, el centenar de aficionados que estoicos aguantamos, saltamos al terreno para subir en hombros al pitcher, el manager y al bateador del hit ganador, así, en hombros fueron llevados, en medio de una algarabía, hasta el hotel Avenida que estaba por la Obregón.

Los recuerdos son muchos, y también muchos los nombres: la Mala Torres, el Moscón Jiménez, Tomás Herrera, el Piyuyo Arroyo, el Huevito Álvarez, el Grillo Barnell Cerrel, la Coyota Ríos, Tony Oliva, el Burro Hernández. Cito esta novena en homenaje a los cientos de jugadores de aquella época dorada, y los miles de aficionados que la sufrimos y gozamos.

Cuando por alguna razón no podíamos asistir al juego, contábamos con el recurso de escucharlo por  la radio. Don Agustín D´Valdés nos ponía en el estadio a través de las ondas hertzianas. Nos transmitía la emoción del juego y los aficionados. Su peculiar estilo, su timbre de voz, su sabiduría y profesionalismo fueron únicos. Todavía no nace quién lo pueda superar.

La diferencia a que me refería al principio, la describo así: Salida de un par de aficionados del  estadio General Ángel Flores al final de un juego de la vieja Liga de la Costa del Pacífico: —­Simón. ¡Que juegazo hemos visto! —Así es Pancho, esa jugada de excuis pley fue riñonuda. —Cierto, fue un robo de home arriesgado, cerebral, ¡sorpresivo! —Sí pues. Prohibido decir Okey.

Salen dos del flamante estadio Juan Manuel Ley López: —Oye güey, te fijaste en la toma que le hicieron al par de gays. —No mames güey, esos no son gays, los que vi en la pantalla eran un par de jotos corrientes. —¡Yaaa güey, te sales! Oye güey, ¿en qué raund metieron gol Los tomateros? —Creo que… la neta güey, no me acuerdo. Pero te fijaste, güey, ¿en las morras que estaban pedas? —Si güey, tenían unos tatuajes ¡bien chilos! Hasta en las tetas…

No hace mucho invité a dos de mis nietos: 12 y 13 años. No logré que pusieran atención al juego. En mirar la pantalla, al chango y comer chucherías se les fue el tiempo; me gasté poco más de mil pesos. Desde entonces, mejor compro un six y miro el juego por tv. ¡Pixxsh, Salud!

 

 

Un comentario en “Punto de nostalgia: La época dorada del béisbol

  1. Efectivamente sr. Alfaro, a mis 40 años de edad puedo dar fé que el espectaculo que tanto nos apasiona ya no es el mismo que a mi me tocó disfrutar cuando era niño, y estoy seguro que lo que me tocó vivir no se compara incluso a lo que usted acaba de describir y que gracias a las anecdotas que mi padre ha compartido conmigo puedo constatar.
    Desgraciadamente éste beisbol como cualquier otro espectaculo deportivo profesional se ha ido moldeando para atraer a las masas, los parques de pelota se han convertido en puntos de reunión social donde las jugadas y los resultados salen sobrando, si bien todavia queda algo de verguenza y amor por la camiseta de parte de algunos pocos (muy pocos) peloteros, esa clase de jugadores ya esta extínta, como dice la canción nomas los recuerdos quedan, saludos desde LM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VIDEOS

México: hallan fosas comunes en Guerrero

» Impreso

Alarma muerte violenta de menores en México: CNDH

  La violencia contra  niñas, niños y adolescentes en México enciende los focos rojos a nivel mundial. Un informe reciente de la Unicef declara que la tasa de muertes de menores entre 14 y 17 años es tan alta que más de la mitad de los homicidios que afectan a este grupo de edad en […]

Cobaes, Conalep e Isea en el banquillo

En 2016, Malova estafó a municipios con mil 879 millones de pesos

Los muñecos desdeñados

» Ñacas y Tacuache

159943

Secuestro virtual

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Impreso » Javier Valdez

Malayerba ilustrada: Maletín blanco

Impreso » Fernando Ballesteros

La muerte de Roy Halladay, ex compañero de dos peloteros mexicanos

Desde los once pasos » Arturo González

Aztecas en problemas, por evadir impuestos

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Echeverría tiene padrino y no habrá castigo

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Proporcionalidad directa, una regla de tres

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

José Antonio Ríos Rojo

El pasado de una ilusión

Ernesto Hernández Norzagaray

Infanticidios

José Antonio Ríos Rojo

Crece AMLO en Sinaloa

Ernesto Hernández Norzagaray

Periodismo de escuela

» Culiacán

En bares: 8 muertos, 13 lesionados y 10 levantados

  El boulevar Enrique Sánchez Alonso, ubicado en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, se ha convertido en un corredor de “levantones” y de muerte.   En bares y restaurantes, ubicados a unos metros de la Fiscalía General del Estado (FGE), de febrero a la fecha asesinaron a ocho personas, lesionaron a 13 y “levantaron” a […]

Desaparece botella de la palabra Culiacán, en Catedral

Presenta Semáforo Delictivo 10 indicadores en rojo en Culiacán

Aprueba Cabildo incremento al valor catastral en Culiacán

» Futbol

Didier Drogba anunció su retiro del futbol

La leyenda del Chelsea pondrá punto final a su carrera de futbolista profesional en 2018. Marsella (EFE) – El delantero marfileño Didier Drogba, que a sus 39 años de edad milita en el Phoenix Rising, de la segunda división estadounidense, anunció a la radio francesa RMC Sports que colgará las botas en 2018. “Creo que […]

Dinamarca es el invitado número 30 a Rusia 2018

Directivo involucrado acusó a Televisa de soborno a FIFA

Chicharito intentó volver a Chivas para el Clausura 2018

» Cultura

‘Coco’ contra Halloween

    Coco. Así se llama la película que apareció en cartelera la semana pasada, película gringa en 3D producida por Pixar. Empiezo por declarar que aunque me gusta el cine, nunca he sido un crítico de ese género, así que mi comentario dista mucho de hacer gala de ello, pero sí, como simple cinéfilo, […]

Sueño y pesadilla a cien años de la revolución soviética

La poderosa economía del azúcar

Inés Arredondo, a 28 años de su partida

» Cine

Un amor inseparable

    Pareciera que solo existe una fórmula para las comedias románticas, en donde todo sucede sin mayores complicaciones, pero Un amor inseparable (The Big Sick/EU/2017) es la prueba de que se puede contar una historia con lo típico que hay en el enamoramiento, pero con una que otra sorpresa, un final que sugiera y […]

Coco

Cómo cortar a tu patán

Más allá de la montaña

» Policiaca

Identifican a segundo de tres hermanos desaparecidos en Los Mochis

Los Mochis, Sinaloa.- Pruebas genéticas realizadas a los despojos humanos exhumados en un predio agrícola en la localidad de Compuertas, comunidad conurbana de esta ciudad, comprobaron que se trata de uno de tres hermanos que fueron asesinados o se encuentran desaparecidos. Las comparaciones genéticas demostraron que los restos son de Jesús Manuel Martínez Figueroa, quien […]

Delincuentes roban con violencia semilla de maíz blanco en Ahome

Asesinan a un hombre en Espacios Barcelona

Policía pone bajo custodia a civil por “levantar” a uno en Los Mochis

» Narcotráfico

Detienen a líder de Los Mazatlecos, en Querétaro

    La Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer la detención de Samuel Lizárraga Ontiveros, alias el Tortillero, uno de los 122 objetivos prioritarios del gobierno federal.   El encargado de despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán, informó que el arresto se concretó ayer domingo en la ciudad de Querétaro, sin […]

Las Tríadas chinas y el Cártel de Sinaloa, socios en tráfico de drogas

Detienen a cinco presuntos integrantes del CJNG, en Guadalajara

Aseguran laboratorios de heroína y ‘cristal’ en Culiacán y San Ignacio

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com