A pesar de todo, aquí me quedo

 

huracan-lidia

Nacho, el tortillero de mi barrio de la colonia El Zacatal, sufrió la peor pesadilla de su vida en la más larga noche de este año en Los Cabos, ese fue el jueves 31 de agosto de este 2017. El arroyo que nunca le había llegado —vaya, ni cuando el “Odile”, ciclón que nos dejó tristes recuerdos el pasado 14 de septiembre del 2014— esta vez lo dejó sin casa, sin camioneta, sin muebles, sin ropa y sin máquina para hacer tortillas. Su mujer, la Tencha y sus cinco plebes que tienen en escalerita desde 2 a 11 años, tuvieron que ir a un albergue.

Me acerqué a ellos, y esto fue lo que pude escuchar de sus cuitas.

—Por qué lloras mujer.

—¿Cómo por qué, no ves lo jodidos que nos dejó el ciclón? ¿Ora qué vamos a hacer? Nos hemos quedado en la vil chilla.

—No te preocupes, el dinero va y viene.

—¡Qué va y viene y ni que madres! ¿Qué vamos a hacer? Ni siquiera tienes crédito en el banco, tas metido hasta el cuello con ellos y con los prestamistas. Son unos buitres, ¿no me digas que ellos te van a sacar del hoyo? En cuanto sepan lo que nos pasó, nos van a echar los licenciados; en un descuido hasta el bote vamos a parar.

—Cálmate vieja, todo se va componer; ya verás.

—Pues no veo cómo. Yo bien clarito te lo dije: a qué carajos vamos a Los Cabos. Allá en Mazatlán estábamos rebien. Ya la estábamos haciendo…

—Pero acuérdate. Los cabrones narcos ya nos tráiban bien jodidos con eso del cobro de piso, ya ni me alcazaba pa’ pagar el nixtamal. ¿Ya se te olvidó la chinga que me pusieron?, y además, las amenazas de muerte.

—Pero nunca quisiste ir a denunciarlos.

—Si lo hubiera hecho, ya no estuviera en este mundo. Los policías son parte de ellos, y tú lo sabes bien.

—Hubieras ido a los Derechos Humanos.

—Tampoco les tengo confianza. Ya vites, el Miguelillo era asaltante, la vez que lo agarraron, los primeros que fueron a defenderlo fueron ellos, dizque porque lo torturaron pa´ que se echara la culpa. Allá en El Venadillo, todo mundo sabía que era malviviente.

—Lo que pasa es que eres muy terco. Cuando compraste el terreno, yo te dije que estaba en el arroyo, pero te empeñaste; y ya ves, el agua desgració casi toda la casa, los muebles, la máquina, la ropa, las vasijas. ¡Todo se lo llevó la chin!.. Lo que debes hacer es llamarle a mi suegro; pídele que nos reciba en su casa.

—¡Aaah no! ¡Eso sí que no!, porque si en algo tienes razón: ¡Es que soy muy terco! Yo tengo fe en que aquí todo se va a componer, le tengo fe a este lugar porque aquí se puede trabajar sin la presión que hay allá.

—Pero en Mazatlán…

—No me refiero sólo a Mazatlán; también Acapulco, Vallarta, Veracruz y el mismo Cancún están que arden; son un verdadero desmadre.

—Pues aquí no está tan blandita la cosa…

—Si te refieres al narco, tienes razón, esos cabrones ya también les llegaron al precio a los cuicos de aquí, pero sigo teniendo fe, que hasta eso se puede arreglar. He escuchado el Plan “Vivir en paz” del gober, ya empezó a hacer limpia de polis malandros; la bronca está, en que no se deje mangonear.

—Pues la veo muy cabrona. Los billetes y el poder marean a los políticos, y no se diga a los policías. Pero… ¿que con la casa? Yo en ese lugar ya no quisiera vivir, está en el arroyo. Cada vez que veo las nubes cargadas, me agarra el desosiego. Esta vez ni los rezos a Malverde me valieron.

—Vieja. Yo tengo fe en que el gobierno, con este desmadre que nos dejó la mentada Lidia…

—¿Cuál Lidia, tú? Que se me hace Nacho que tú…

—No seas mal pensada. Me refiero a La tormenta, se llamaba Lidia. Si lo miras por el lado bueno, nos dejó mucha agua, ora sí, creo que no vamos a tener tanto corte.

—No te digo Nacho, eres terco, pero también muy despistado. El agua se la dan a los hoteles, a ellos aseguran primero. Aquí lo que es turismo tiene prioridá, dizque porque son la fuente más importante de trabajo. Estoy de acuerdo, pero que no chinguen, deben tener compasión con la gente jodida. Allá siempre están trabajando los de mantenimiento, y eso sí, tienen muy bonito todo. Y acá ni madres, siempre tenemos un atascadero; y deja tú los baches en las pocas calles pavimentadas, sino la gran cantidad de calles de tierra que es arroyada cuando llueve y hace burros que aumentan el toperío. Y las constantes fallas del drenaje y agua, que por cierto nos cobran bien caro.

—No te voy a discutir, pues tienes razón. Pero de todos modos; aquí nos quedamos.

—¡Claro! Lo terco, nadien te lo quita. Pero eso sí te digo. Otro ciclón que nos haga esto, aunque sea nadando, pero yo me retacho pa´ Mazatlán.

—Pues yo no. Aquí me quedo. Aquí la cosa se va a poner buena, este lugar promete mucho. No ves cómo llega gente. Yo tengo fe en que este destino turístico, como dicen en el radio, va a superar a Cancún y todos los demás. Los gobernantes deben tener presente los errores que allá han tenido, y no creo que sean tan idiotas y quieran repetirlos aquí.

—Pues que Malverde te oiga, y los ayude… porque lo que es yo, yo estoy muy arisca.

El próximo día 15, viernes, se cumplirán 4 meses del bestial asesinato de nuestro compañero Javier Valdez Cárdenas. Sr. Gobernador Quirino Ordaz Coppel, exigimos responda a nuestro llamado: ¡Justicia, Justicia, Justicia!

*Escritor de la novela La Selección.

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.

» Riodoce tv

Terremoto de magnitud 5.1 golpea el suroeste de China

» Impreso

FIFA investiga amaños en partidos del futbol mexicano

FIFA investiga amaños en partidos del futbol mexicano; se manejan millones y millones de pesos en apuestas clandestinas; Sportradar, una firma suiza analizó el riesgo de corrupción dentro de la Liga MX tomando en cuenta el volumen de las apuestas que maneja. Una vez más, el futbol mexicano está en graves problemas y sin duda […]

Estrenan filme mexicano ‘Te juro que yo no fui’

Charla, comida, bebida y música en el Día de Muertos

El secuestro de Pedro Álvarez, periodista de Los Mochis

Columnas VER MÁS PUBLICACIONES

Zona de contacto » Fernando Ballesteros

Rieleros y su nueva directiva; sorpresas en la LMP

Desde los 11 Pasos » Arturo González

El ‘Piojo’ Herrera ¿a la MLS?

Malayerba » Javier Valdez

Malayerba Ilustrada: No quiero morir

Altares y sótanos » Ismael Bojórquez

Prensa y poder, una relación turbia durante décadas

Alfabeto QWERTY » Andrés Villarreal

Que se acabó la fiesta

Opiniones VER MÁS PUBLICACIONES

Ernesto Hernández Norzagaray

‘Willa’ y las compras de pánico

Ernesto Hernández Norzagaray

¿La derrota de Graciela Domínguez?

Ernesto Hernández Norzagaray

Ríos Rojo, el imprescindible

José Antonio Ríos Rojo

Una legislatura llena de esperanza

» Ñacas y Tacuachi

199762

El novato

Interlucion, +Vector - Autores: Marco Antonio Castillo Del Rincón, Pedro Ricardo Estrada Medina - http://www.interlucion.com http://www.masvector.com